PUBLICIDAD

Omella, cardenal con el título de Santa Croce in Gerusalemme

|

El Papa Francisco otorga al arzobispo de Barcelona el título de la basílica conocida por albergar un relicario de la Pasión de Nuestro Señor. Era el título del recientemente fallecido, el cardenal Vlk.

La Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén (en latín, Basilica Sanctae Crucis in Hierusalem; en italiano, Basilica di Santa Croce in Gerusalemme) es una de las principales siete iglesias de Roma, que los peregrinos tenían que visitar a pie en un día. Fue construida en el lugar donde se encontraban los palacios de Helena de Constantinopla, la madre de Constantino I el Grande.

La iglesia se encuentra a menos de un kilómetro al este de la de Archibasílica de San Juan de Letrán. Fue construida en el lugar que ocupaba un palacio fechado en el siglo III que había sido el hogar de los últimos emperadores. Una sala de este edificio, de 21,8 m de largo y 36,5 m de ancho, fue adaptada en el 350 para la construcción de la iglesia.

En el interior de la iglesia se encuentra la capilla de Santa Elena, cuyo pavimento fue cubierto con tierra proveniente de Tierra Santa. Debido a esta circunstancia recibió la iglesia su nombre particular de Jerusalén.

La iglesia contiene reliquias ligadas a la Crucifixión de Jesús. Entre estas se encuentran partes de la Vera Cruz, la cruz de uno de los dos ladrones, la esponja empapada en vinagre, la corona de espinas, clavos, y la inscripción del INRI. Estas reliquias, según la tradición, fueron traídas por santa Helena después de su viaje a Tierra Santa.

Las reliquias se conservan en el santuario “de la Cruz”, que se encuentra dentro de la sacristía de la basílica. Varios fragmentos más de la Cruz se conservan en iglesias de todo el mundo. De los cuatro clavos sagrados de la Crucifixión, los otros tres están, según la tradición, uno en la Corona de Hierro en Monza, uno suspendido sobre el altar mayor de la catedral de Milán y uno, de tradición más dudosa, en la catedral de Colle di Val d’Elsa, en la provincia de Siena.

¿Quién es Juan José Omella?

Los que le  conocen dicen de él que es afable y cercano. Juan José Omella nació en la localidad de Cretas, provincia de Teruel y archidiócesis de Zaragoza, el 21 de abril de 1946. Estudió en el Seminario de Zaragoza y en Centros de Formación de los Padres Blancos en Lovaina y Jerusalén.

El 20 de septiembre de 1970 recibía la ordenación sacerdotal. En su ministerio sacerdotal, trabajó como Coadjutor y como Párroco y entre 1990 y 1996 como Vicario Episcopal en la diócesis de Zaragoza. Durante un año fue misionero en Zaire.

omella1

Hablando de la moral de la Iglesia dijo en una ocasión “La Iglesia católica tiene una moral que surge de determinado estilo de vida según el Evangelio de Jesucristo y quien transgreda dicha moral, en nuestro lenguaje católico, decimos que está en pecado y tiene que subsanarlo para obtener el perdón. La Iglesia no dice más de lo que ha dicho siempre”.

Y añadió “El gran principio de quien se considera católico es que tiene que aceptar las reglas del juego; si no, no lo es… Tales reglas vienen marcadas por los mandamientos: no matarás, pues aténgase usted a las consecuencias; honrarás a tu padre y a tu madre, pues aténgase usted a las consecuencias; santificarás las fiestas, pues más de lo mismo…”

PUBLICIDAD

Lea su perfil completo aquí.

3 comentarios en “Omella, cardenal con el título de Santa Croce in Gerusalemme
  1. Omella, el firmante de la nota preparada por el opusino Jaume Pujol que proclama la nación catalana, destruyendo la nación española y quedando España como colonia de los oligarcas catalanas. Tras lo cual le han hecho cardenal. Parece que toda la operación con apoyo del Vaticano, y conchabeo del gobierno que nos prepara otro ataque, aún más grave que el del cupo etarra que nos han impuesto con terror.

    ¿A qué se debe la tradicional política del Vaticano contra España?

  2. Rafael, a mí me preocupa más del sr. Omella sus insultos a S.S.Benedicto XVI por el discurso de Ratisbona. No me extraña que defienda la destrucción de España, junto la Caram, la socia de la mujer de Artur Mas.

  3. Me preocupa y mucho que lo hayan hecho Cardenal, despues de aliniarse con ñlos separatista, tambien amigos de su mentor y sobre todo despues del escandalazo protagonizado por ser uno de los inductores, junto a su mentor y otros altos cargos de la marrullera defenestración de uno delos mejores Arzobispos que ha tenido Zaragoza en varios siglos Monseñor Don Manuel Ureña Pastor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles