PUBLICIDAD

Charlie Hebdo ofende de nuevo

|

femen intLa revista pide en su último número, con una tirada de tres millones de ejemplares, que las «FEMEN» toquen las campanas de Notre Dame. En su último número los «humoristas» del pasquín Charlie Hebdo, «compañeros que ejercen un servicio necesario» según el portavoz de la Conferencia Episcopal, colocan una imagen en la que aparece un sacerdote denigrado como un vulgar pedófilo, mientras un niño sueña con que las FEMEN toquen las campanas de la Catedral. En el editorial, los dibujantes han publicado el siguiente texto: “We would like to send a message to Pope Francis, who, too, was ‘Charlie’ this week: we only accept the bells of Notre Dame ringing in our honour when it is Femen who make them tinkle.” «Quisiéramos enviar un mensaje al Papa Francisco, quien también «fue Charlie» esta semana: Sólo aceptamos que las campanas de Notre Dame repiquen en nuestro honor cuando sean las Femen las que las hagan sonar».

40 comentarios en “Charlie Hebdo ofende de nuevo
  1. Es previsible. Ahora estos del Charlie volverán a sacar alguna caricatura de mahoma descafeinada como la del Tout Cest pardonne, pero volveran con saña contra la Iglesia Católica, que es su verdadera pasión. Y cada vez iran sacando menos caricaturas de mahoma, no sea que a la próxima en vez de unos tiros, los yihadistas les vuelen el edificio.
    Van a hacer el paripe de que no se rienden, pero se rinden, completamente, tienen miedo, porque no saben donde se han metido.
    No es la primera vez que Francia se rinde, porque es consciente de que no es lo que era. El Rally Paris Dakar, se hace en chile y en Argentina, porque Sarkozy, sabía que Francia no podría cargar con la protección de semejante infraestructrua por el Sahel, puesto que los de Al Qaeda de la zona se iban a hinchar a secuetrar pilotos y gente de todo tipo.
    Estos del Charlie abominan del estado, y de la Ley y de la autoridad, sin embargo parece que les gusta mucho ahora vivir en un estado muy estado como Francia que va a tratar de protegerles. Los del Charlie también odian a la Policía francesa y al Ejército, pero los muy incoherentes ahora bien que les gusta que ambos les protejan.
    Sin embargo en el pecado llevan la penitencia, les volveran a dar, porque no entienden que para un musulman serio tan ofensa son unas caricaturas como las soft, del TOUT CEST PARDONNE, que en realidad quiere decir, por favor perdoname y no vuelvas a matarme. Os equivocais charlies, por vuestra ignorancia y vuestra soberbia, y os volverán a atizar porque no los entendeis.

  2. Cada vez lo estropean más. Su revista es una basura y ellos unos majaderos. Ahora están muy crecidos, pero dentro de un mes nadie de los que hoy son Charlie se acordará de ellos.

  3. Si como se está diciendo algunos de estos señores pertenecen a la masonería, a no ser que haya una conversión en masa, no van a cambiar, pero no les demos cancha, ya tienen su publicación para blasfemar.

  4. ¡¡A ESTO LE LLAMAN “HUMOR!! ¡¡POR FAVOR!! Y SI ALGUIEN CRITICA ES UN “FACHISTA”. ES DECIR, LOS “HUMORISTAS” TIENEN EL “DERECHO” DE INSULTAR, BLASFEMAR, DENIGRAR Y VALERSE DE GRAVES ACCIONES PARA METER A TODOS EN LA MISMA BOLSA. PERO SI ALGUIEN CRITICA ESA ACTITUD ES UN “INADAPTADO”, “INTOLERANTE”, “NO TIENE SENTIDOS DEL HUMOR” E INCLUSO PUEDE SER “UN EXTREMISTA”, ETC. MUCHOS SERAN LOS LLAMADOS PERO POCOS, MUY POCOS LOS ELEGIDOS….

  5. Quieren aparentar que siguen igual de combativos en su ateísmo, pero a la vez agradar a los musulmanes. La portada siguiente al atentado fue casi de auto humillación. Salía un Mahoma lloroso con un «yo soy Charlie» y de título: «todo perdonado».

    Por cierto, uno de los fundadores de la revista era judío y no se permiten chistes de mal gusto sobre el judaísmo. Parece que tras el atentado, sobre el islam tampoco. Sólo les queda la Fe católica para insultar.

  6. Falstaff:
    Para los musulmanes dibujar a Mahoma es una ofensa más grande que ninguna. Y encima a un Mahoma con el cartel de «Je suis Charlie». También se meten con los judios. Está usted muy equivocado.

  7. ¿Cuántos de esos periodistas no habrán hecho a lo largo de sus vida un «viajecito» a Cuba o Tailandia…? ¡Muchos! si atendemos a los estudios sobre pederastía hechos por organizaciones que no destacan por su simpatía al catolicismo y reflejan que de todos los colectivos analizados, es en el mundo del clero católico donde esas aberraciones se dan, con creces, en menor cantidad. Destacando el entono familiar, el mundo educativo y no precisamente católico, y otras profesiones.

  8. Tanto que dicen algunos que esa revista se ríe por igual de judíos que de católicos y musulmanes, ¿pueden poner alguna portada que ofenda al judaísmo tan gravemente como lo ha hecho a cristianos con aquella de la Santísima Trinidad? No tendré problema en reconocer que me he equivocado y existen.

  9. «Charlie Hebdo» ha dado un paso atrás en su ataque hacia los mahometanos -a la fuerza ahorcan- y se centrará ahora en denigrar al catolicismo, a través de una actitud cobardemente amparada por la sangre de sus propios «mártires».

  10. Sorprende observar que aquellos que «son Charlie» están profundamente enojados, no contra los autores de la matanza, sino contra la Iglesia Católica y aquellos que son fieles a su Magisterio.

    Es preocupante.

  11. Una forma repugnante de comerciar con la tragedia, el escándalo y provocación. Le vieron la veta y la aprovechan. Esto no es ideología, es comercio.

  12. Caray, esa revista francesa ya esta como el refrán que dice…:»Ves la tempestad y no te arrodillas»….Es increíble que solo les importa vender la revista y tal parece que entre mas escándalo y muertos mas venden, ahora tres millones de ejemplares, que bárbaros !!…Y yo digo, que tienen en la cerebro y en el corazón esas personas que compran esa basura??

  13. La verdad es que esas caricaturas no me indignan ni me ofenden. Me despiertan un sentimiento más cercano a la compasión por esa desesperación por llamar la atención jugando a ser irreverentes. No hablan de nada actual , de ningún problema real. Son solo diversión pata ateos e izquierdistas de sofá.

    Por eso de demandas judiciales ni hablar, es darles más protagonismo como iconos de la libre expresión y la razón a los que dicen que la intolerancia es in problema de «las religiones». Y también el pedir límites a la libre expresión a pretexto de «no ofender» termina jugando a favor de los que tratan de silenciar por homofobico a cualquiera que cuestione que la homosexualidad es «natural», que los gays son felices y no quieren cambiar a pesar de la abundancia de estudios y testimonios que prueban lo contrario

  14. A mi no me ofende. Son cosas que en realidad han pasado, se quiera o no es la realidad. Es una forma de criticar algo que es criticable de una forma graciosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles