Infovaticana
Stilum Curiae

PEZZO GROSSO: PERO, ¿SABEN GALANTINO Y LA «CIVILTÀ CATTOLICA» QUÉ DECÍA LUTERO ACERCA DEL PAPA Y LA MISA? (Y LOS JUDÍOS…)

Marco Tosatti
23 octubre, 2017

Les garantizo que estaba cogiendo fuerzas, ganas y material para escribir un comentario acerca de la exaltación que el Secretario de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), Mons. Galantino, ha hecho acerca de Martin Lutero, como también sobre el artículo que ha salido publicado en «Civiltà Cattolica» sobre el religioso agustino, cuando al abrir mi email he encontrado un acalorado artículo de Pezzo Grosso. Hace tiempo que ya no nos asombramos ante determinadas declaraciones; pero seguimos teniendo una cierta curiosidad de entomólogos por este extraño mundo clerical. En resumen, la única observación que puedo hacer a las consideraciones de Pezzo Grosso es que no ha aludido a la posición de Martin Lutero sobre los judíos, ciertamente también ésta inspirada por el Espíritu Santo. Después de Pezzo Grosso añado un par de citas, para que ustedes se hagan una idea al respecto.

«Estimado Tosatti:

He leído la declaración del Secretario de la CEI, Mons. Galantino, según el cual “la Reforma iniciada hace 500 años por Martin Lutero fue obra del Espíritu Santo”. La tomo como una exteriorización –de su propia cosecha– y declaro que soy consciente (católica y no luteranamente consciente) que las consideraciones que siguen no servirán para nada, pues estoy convencido que la decisión de luteranizar el catolicismo no tiene nada que ver (¡ay de mí!) con un acercamiento ecuménico de reconciliación.

Es significativo, también, leer el cuaderno 4016 de “La Civiltà Cattolica”, dirigida por el padre Spadaro (verdadero genio de la estrategia puesta en marcha por este pontificado), publicado con ocasión del quingéntesimo aniversario. En él se lee: “Martin Lutero ha sido considerado durante siglos el hereje por antonomasia. Hoy, a 500 años de distancia, la investigación histórica y los estudios recientes nos llevan a preguntarnos: ¿realmente era un hereje? (…). Es urgente una nueva lectura, libre de lugares comunes y de vulgatas transmitidas acríticamente, etc.”.

Por ello, me gustaría proponer algunas citas elegidas de Lutero, “vulgatas transmitidas acríticamente”, sacadas del ensayo del padre Luigi Villa (“Martin Lutero”, Editorial Civiltà, Brescia), un teólogo que fue nombrado “agente secreto vaticano” (qué significa esto, no lo sé) por el Papa Pío XII a petición de San Padre Pío da Pietrelcina, y que murió en 2012. He aquí algunas citas de Martin Lutero:

  • “No admito que nadie juzgue mi doctrina, ni siquiera los Ángeles. Quien no acoge mi doctrina no puede alcanzar la salvación” (ML, Weim, X, P II, 107, 8-11).
  • “He sido un gran sinvergüenza y homicida” ( WA WW 29, 50, 18).
  • “El motivo por el que bebo tanto, hablo de manera tan licenciosa, me dedico a ser un crápula siempre que puedo, es tomarle el pelo al diablo, que quería mofarse de mí”.
  • “Quien no se opone con todo su corazón al papado ¡no puede alcanzar la felicidad eterna!”.
  • “La Misa no es un sacrificio, no es el acto de un sacerdote supremo ofreciendo un sacrificio… démosle cualquier título que nos guste, con la condición de que no se mancille con el término de ‘sacrificio'”.
  • “Papa, cuando estaba vivo era tu peste, pero cuando muera seré tu muerte”.
  • “¡Ya no puedo rezar sin maldecir!… ¡Maldito! ¡Sea maldito el nombre del papista!… ¡Maldito! ¡Que el papismo sea condenado y aniquilado! ¡Maldito! ¡Que los planes de los papistas sean condenados! ¡Ésta es mi oración!”.
  • “Cuando hayamos aniquilado la misa, habremos aniquilado el papado en su totalidad (…). Yo declaro que todos los prostíbulos, los homicidios, los robos, los asesinos y los adúlteros ¡son menos malvados que esa abominación que es la misa de los Papas!”.

Todas estas citas están en la obra citada.
Don Luigi Villa pone en evidencia también la pertenencia de Martin Lutero a la masonería, a la secta de la Rosacruz (Cfr. E. Innocenti, “Inimica Vis”, Roma 1990, p.10)».

Y a continuación mis notas personales. Sobre los judíos y sus mentiras es el título de un libro de Lutero publicado en 1543. Citamos de Storia e Chiesa:

«Una página poco conocida de la historia es la relación de Lutero con los judíos. La controversia del ex agustino con los judíos alcanzó niveles de una violencia inaudita (incluso fue mencionado en el proceso de Nuremberg: el nazi Julius Streicher afirmó que Martin Lutero “hoy, seguramente, estaría en mi lugar en el estrado de los acusados”) sobre todo -pero no solo-, en un escrito de 1543 titulado Sobre los judíos y sus mentiras.

En este texto Lutero define a los judíos “nidada de serpientes e hijos del diablo”, afirma que “en primer lugar debemos prender fuego a sus sinagogas o escuelas, y enterrar y tapar todo lo que no prenda fuego para que ningún hombre pueda ver de ellos piedra o ceniza”; luego “hay que arrasar y destruir sus casas, porque en ellas persiguen los mismos fines que en las sinagogas. En cambio, deberían ser alojados bajo un techo o en un granjero, como los gitanos”; además, “aconsejo que sus libros de plegarias y textos talmúdicos, por medio de los cuales se enseñan la idolatrías, las mentira, maldiciones y blasfemias les sean quitados….”.

Los nazis valoraron mucho este texto, hasta el punto que el pogromo desencadenado en Alemania, Austria y Checoslovaquia durante la llamada noche de los cristales rotos se llevó a cabo expresamente el día del cumpleaños de Lutero. “El 10 de noviembre de 1938 –escribió el obispo evangélico-luterano de Eisenach, Martin Sasse– han ardido en Alemania las sinagogas. Finalmente el pueblo alemán ha destruido el poder de los judíos sobre la nueva Alemania, coronando así la batalla del Führer, bendecida por Dios, para la liberación total de nuestro pueblo”.

Para quien esté interesado, aquí sabrán más sobre Storia e Chiesa.

Ahora bien, comprendemos el fervor ecuménico, aunque esté dirigido a confesiones en vías de desaparición más rápida que la confesión católica, en ciertos países. Y sabemos que en las cortes si el Rey dice “A”, es necesario decir enseguida “AAAAAAA” para no atraer las sospechas. Pero en fin…

(Traducción de Helena Faccia Serrano para InfoVaticana)

Marco Tosatti


5 COMMENTS ON THIS POST To “PEZZO GROSSO: PERO, ¿SABEN GALANTINO Y LA «CIVILTÀ CATTOLICA» QUÉ DECÍA LUTERO ACERCA DEL PAPA Y LA MISA? (Y LOS JUDÍOS…)”

  1. Hugo Z. Hackenbush dice:

    ¿Y que más da lo que dijera Lutero sobre el Papa, la misa y los judíos?
    Lo importante que deja claro Francisco es que los herejes no son el diablo ni llevan cuernos y rabo con punta de flecha.
    Que pensar por uno mismo es bueno.
    Y que lo importante es lo que nos une y no lo que nos separa.
    Al integrismo le quedan menos telediarios aún que a los luteranos, y ustedes dicen que les quedan pocos.

  2. Sancho dice:

    Esto ya pasa de castaño a oscuro. Dios permitió el desastre luterano, como permite otros desastres en su insondable sabiduría, para que todo se acabe cumpliendo, en algunos casos castigando así las infidelidades de su pueblo. Sin embargo, colegir de ello que la reforma iniciada por Lutero fue un acontecimiento del Espíritu Santo es un sacrilegio. Otra enorme necedad, como la de llamar a Lutero testigo del Evangelio; o como la de llamarle testigo de la fe y preguntarse si era verdaderamente herético, como se hace en “la Civiltá Cattolica”, cuyos números son revisados por la Secretaría de Estado del Vaticano antes de ser enviados a la imprenta. Ante semejantes despropósitos, lo que yo me pregunto es si quienes dicen y avalan todo eso son verdaderos católicos o se han convertido en herejes como Lutero.

  3. Echenique dice:

    Müller también se despacha a gusto contra la ignorancia supina que se pasea por el vaticano. La ignorancia es atrevida y ha plantado sus reales en Roma. http://www.lanuovabq.it/it/quella-di-lutero-non-fu-riforma-ma-rivoluzione

  4. Echenique dice:

    Aberásturi también abunda con su incisividad habitual, a la que no quiero acostumbrarme.