PUBLICIDAD

Un mes del Viganògate, el demonio instiga a los gays, los masones de Ravasi y la Sagrada Familia, el Papa Francisco estrena zapatos.

|

Ha pasado casi un mes desde que conocimos el testimonio de Viganò y seguimos esperando las ‘oportunas aclaraciones’ que se nos han anunciado pero que no tenemos ninguna esperanza de recibir.

El nivel de información ha crecido desde entonces y el número de noticias citadas por esta Specola es una prueba de lo que decimos. Todas las actuaciones del Papa Francisco y de los citados en el testimonio,  se interpretan con el problema de fondo que existe, y no poco, y del que nadie quiere hablar. Estamos ante un cuerpo en descomposición y cada día nos llegan noticias que solo son síntomas de la metástasis que se está produciendo. Amputar es doloroso pero es la única forma de que las partes sanas puedan volver a una cierta vitalidad y puedan recomponer los tejidos dañados. El trabajo es delicadísimo sin duda pero el no hacer nada, o hacer como si el mal no existiera, no hará otra cosa que acelerar la muerte y contagiar más partes sanas. La sensación de que se ocultan cosas y que el Vaticano no colabora, ni colaborará, en una investigación independiente para llegar a las famosas ‘oportunas aclaraciones’ es cada vez más solida. Nos tememos que esto no gustará mucho a los amigos americanos que pueden desenterrar el hacha de guerra en cualquier momento, la pipa de la paz ya hace tiempo que no humea.

En este tiempo y después de la envestidas iniciales contra su autor, ningún desmentido, ninguna aclaración solo silencio que como bien saben en las tierras italianas es sinónimo de complicidad. Este fin de semana tenemos el viaje del Papa Francisco a los países bálticos que el único interés mediático que suscitan es las declaraciones que pueda o no hacer a su regreso en las ya famosas ruedas de prensa de altura. Nos tememos que seguiremos en el silencio. El Sínodo de jóvenes se presenta movido por quien viene y quien ni viene. En este tiempo todo se leerá en la óptica de los ‘recientes sucesos’ que son lo único que interesa.

Entramos en la locura de cada día. El cura consejero del ministro de la familia italiano, Lorenzo Fontana, nos ilustra sobre como los ‘gays’ son instigados por el diablo y al mismo tiempo se prepara el llamado ‘gay pride’ del clero acogido por Semeraro en Albano. La palabra cisma cada vez se escucha más y ahora la vemos en Kiev. Su patriarca quiere ser autónomo y parece que quiere separarse de Rusia. Dos obispos más caen en Chile. No estaría mal dar las razones porque parece que todos es por lo mismo. Con el trasfondo de los ‘recientes sucesos’ cuyas ‘oportunas aclaraciones ‘ nunca llegan todo se interpreta en esta óptica y no hace ningún bien, ni los cesados, ni a la nebulosa de dudas que cubre cualquier movimiento en la iglesia. Mauro Galli condenado a 6 años y 4 meses por la justicia italiana por abusos, es el caso que salpica a Delpini el actual arzobispo de Milán que conocía desde el origen y que gestiono como vicario de zona, nos tememos que el tema traerá cola y muchos piensan que la ausencia del nombramiento de cardenal puede ser una de las consecuencias. El cardenal Ravasi que cada vez que habla lo hace para convencernos que la masonería es algo maravilloso y que tiene muchos valores comunes con el cristianismo. Sin duda que el cardenal siente una proximidad familiar con los que llama hermanos masones. Un poco raro si suena todo.  Sobre el coro de la capilla sixtina siguen apareciendo más datos y su director está en un ‘andante presto’ y ‘con moto’  hacia una ‘fuga vivace’.

Estos días se ha notado un gesto de pocos amigos en el Papa Francisco que el mismo cantante Bono, de U2,  ha podido comprobar. Como todo se interpreta desde los ‘recientes sucesos’ ya habíamos empezado a pensar mal. El problema eran los zapatos y ya tenemos otros nuevos comprados directamente por el pontífice en una cercana ortopedia. No está de más recodar los conocidos versos:

Es un placer infinito,
agradable y placentero,
cuando mis pies se deleitan,
con estas suaves caricias,
que dan mis zapatos viejos.

los olvido en un rincón,
y me pongo mis lindos zapatos nuevos,
y al caminar un ratico, ya me duele hasta el talón,
y corro con desespero, agitado el corazón,
a buscar mis bellos zapatos viejos.

En la Barcelona masónica, esa que gusta a Ravasi,  de finales del siglo XIX un grupo de laicos llenos de amor a la iglesia y viendo la descomposición y ataques a la familia deciden empezar la locura de construir un templo ‘expiatorio’ a la Sagrada Familia que se tenía que imponer por su belleza y grandiosidad sobre la nueva ampliación de la ciudad. Pocos saben que su mayor altura prevista es de 172,5 metros, unos 30 más que la cúpula de San Pedro en Roma. Estará finalizada para el 2022. Esperemos que además de turistas alguna vez tenga culto y se rece, que falta hace, por la familia tan apaleada en nuestros días.

“El resto cayó en tierra buena y, al crecer, dio fruto al ciento por uno.”

Buena lectura.

Adesso un vescovo si ribella al Papa e diserta il Sinodo sui giovani

«I gay sono istigati dal diavolo»: parla il prete consigliere del ministro Lorenzo Fontana

PUBLICIDAD

Spagna: Torre Jesus su Sagrada Familia sarà alta 172,5 metri

Coro della Sistina, i compensi in nero incassati in due conti segreti

Chiesa cattolica: uno scisma alle porte?

il-clero-fara-il-proprio-gay-pride-lobiettivo-e-cambiare-la-dottrina

Caso McCarrick, perché il Vaticano non collabora?

La minaccia dello scisma della Chiesa ortodossa di Kiev e gli scenari geopolitici ed economici

Francesco domani nelle repubbliche baltiche: «La libertà è un tesoro che va conservato»

Papa Francesco, visita a sorpresa in farmacia per acquistare le nuove scarpe

I due pesi e le due misure di Papa Francesco

UN MESE DI VIGANÒGATE. NESSUNA SMENTITA, NESSUNA RISPOSTA. MCCARRICK: SI È COPERTO, SI COPRE E SI COPRIRÀ.

Scandalo pedofilia: Papa Francesco ha rimosso altri due vescovi cileni

Pedofilia, 6 anni e 4 mesi a don Mauro Galli: “Abusò di un 15enne”. Dopo la sentenza il ragazzo scoppia in lacrime

El cardenal Ravasi asegura que la Iglesia y la masonería comparten valores comunes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *