PUBLICIDAD

Tiempos de desconcierto en Roma, Pell, calentamiento, pacifismo, más del nuncio en París, monjas abusadas.

|

Noche de suaves temperaturas en Roma. Son días de torbellino informativo, la escuadra de Specola necesita un respiro y decidimos una tranquila cena en donde poder intercambiar opiniones y temores ante la que está cayendo. Todos seguimos con interés y precisión las noticias que van llegando en cascada. Tomamos una drástica decisión y decidimos ir a un lugar seguro y aislado. No podemos estar toda la cena viviendo como ‘perfectos desconocidos’ mirando nuestros ‘telefonini’. Necesitamos compartir lo que pensamos y ver cómo entender un poco lo que estamos viviendo. Nos metemos bajo tierra – literalmente – en unas conocidas bodegas en ‘piazza dei Mercanti’, allí los teléfonos prefieren disfrutar del sugerente ambiente y desconectarse de la intromisión de las ondas.

Nunca pensamos vivir lo que estamos viviendo. Las cosas van tan rápidas que necesitamos tiempo para asumir y encontrar puntos de comprensión de esta cascada de acontecimientos. Estamos convencidos de que esto no termina aquí y que va a más con una gran fuerza de aceleración. Todos conocemos decenas de casos que irán saliendo a la luz pública. Nuestros lectores están al día de lo que sucede y es absurdo que hagamos el elenco de despropósitos.

Estos días se ha hablado de la ira de Dios y no es para menos. No es creíble que los que han creado este inmenso problema, por acción o por omisión, y que lo siguen aumentando, se quieran presentar como los que nos lo van a solucionar. Este pontificado está acabado y lo que quede no hará sino empeorar las cosas. El Vaticano está viviendo un caos absoluto y en una continúa huelga de brazos caídos. Los ‘malos’ son además inútiles y los ‘buenos’ no quieren ser cómplices de toda está locura.

En medio que todo lo que está sucediendo, seguimos con los discursos pacifistas y con la lucha por el cambio climático. Solo nombrar estos temas produce vergüenza y sonrojo con la situación que está viviendo la Iglesia Católica en ese momento.

El caso Pell sigue adelante y continuará por mucho tiempo. Estamos ante una personalidad que no admite la derrota y una situación que irá destapando tantas vergüenzas del complicado mundo financiero Vaticano.

Se suman denuncias al nuncio de París y ya tenemos más en Francia y empieza otra en Canadá.

Las monjas se están rebelando y no están dispuestas a callar por más tiempo los abusos sufridos y la estrategia de secretismo que rodea estos delitos. Sin duda que se está abriendo un melón complicado, o más bien un melonar.

Siempre es importante compartir las preocupaciones y la cena bajo tierra ha sido tremendamente gratificante, son tiempos de reforzar la amistad.  Los móviles entran en contacto con la realidad y sufren una sobredosis de información. Pero mañana será otro día y traerá sus sorpresas.

«Un amigo fiel no tiene precio y su valor es incalculable.»

Buena lectura.

Vaticano: ora indagine canonica nei confronti del cardinal Pell

I misteri del Papa emerito

«INFORMAZIONE 95» – ex massone svela documento massonico del GOF per la distruzione della Chiesa Cattolica!

Nunzio apostolico a Parigi, altre accuse

Il Vaticano e la lotta ai Cambiamenti climatici Su Civiltà Cattolica un dettagliato reportage

Quel dettaglio sulla difesa di Pell: «Semplice penetrazione»

Dagli Usa all’Australia, il “ciclone mediatico” sul caso Pell

I vegani al Papa, faccia un appello in Quaresima per non mangiare carni e aiutare il clima

Altri guai per il nunzio a Parigi, anche in Canada avrebbe toccato i genitali a un cameriere

Le suore si mobilitano per denunciare gli abusi sessuali, un appello interno agli ordini religiosi

Cardinale Bassetti scrive alle vittime, collaboreremo con la giustizia italiana, basta omertà

George Pell, autogol del legale che lo difese: fu solo vanilla sex. Poi arrivano le scuse

Gli scandali che hanno travolto il «cerchio magico» del papa

Cardinale Pell, mi sembra incredibile che un giornalista possa difenderlo

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *