PUBLICIDAD

Oullet: fuerte en la forma flojo en el contenido, viviendo una tragedia, rector lavanda expulsado, guerra a las monjas.

|

Estamos viviendo las consecuencias lógicas del testimonio Viganò. Las viejas tácticas de control informativo ya no sirven y lo que está sucediendo lo demuestra. Los medios están interesados en el tema de los abusos y no sobre el sínodo. La óptica está cambiando en un sentido que consideramos muy positivo. Es un verdadero escándalo que suceda uno sólo de los horribles crímenes con menores. Es espantoso el descubrir la hipocresía y doble vida de tantos jerarcas que por decenios nos han querido imponer verdaderas aberraciones. En inquietante el descubrir como se ha extendido en el seno de la iglesia una verdadera mafia lavanda que nos invade hasta los tuétanos. Hasta ahora nos hemos visto sumergidos en acusaciones genéricas en donde la inmensa mayoría de sacerdotes se ven salpicados por cosas que seguro no han ni imaginado. Sufrimos una  perplejidad universal por silencio de miles de obispos que parece que se han olvidado de su función de pastores.

Pero algo está cambiando. Los casos de abusos siguen su proceso en la justicia civil que, con todas las limitaciones que queramos poner, es la que está haciendo algo. Los procesos canónicos están desaparecidos y ya nadie confía. Se aplican castigos ‘ejemplares’ cuando ante las evidencias públicas y publicadas no queda otro remedio. Los abusadores están rindiendo cuentas ante la justicia terrena y confiemos en un cambio de vida antes de llegar a la divina.

Lo que está cambiando es que somos mucho más conscientes de que el verdadero problema ha sido y es la cadena de encubrimiento que de no ser corregida con urgencia está convirtiendo a la Iglesia Católica en un secta en la que se pide fidelidad personal y sometimiento a la autoridad superior.  Esto ya no es tolerable y la ‘omerta’ ha estallado por los aires. La fidelidad es a la Sagrada Escritura y a la Tradición y todo lo demás no es católico. En la milenaria historia de la iglesia son puestos como ejemplos los mártires y los santos. Los papas, los obispos, los sacerdotes , los laicos son ejemplos en la iglesia si son santos y no al contrario.

El sacerdocio, el episcopado, no da la santidad aunque la exige y reclama por su naturaleza. En otros tiempos era más fácil cubrir las vergüenzas o que estas quedaran en un ámbito  mucho más reducido hoy esto ya no es posible. El buscar culpables abstractos es una vieja táctica que no funciona. Podemos repartir culpas el ‘gran acusador’, ‘al clericalismo’, al ‘abuso de poder’, al ‘demonio’; y todo esto queda en un modo de eludir las responsabilidades personales que existen y muy claras.

Las noticias de hoy denotan este caos en el que vivimos y que nadie parece querer aclarar. La carta de Oullet parece contradecir la regla de conducta del cuarto general de la Compañía de Jesús, Claudio Acquaviva: “fortiter in re, suaviter in modo”. Estamos en los tiempos de dureza en las formas y contenido más que flojo. 

El otro Viganò, ya conocido en los ambientes curiales como ‘Monseñor Fake’ nos presenta el libro ‘Ave María’ y su correspondiente documental.

En China se quiere hacer desaparecer a la llamada iglesia subterranea. En el sitio oficial de la iglesia China, no sabemos hasta que punto es católica, elimina a los no sometidos al régimen.  Veremos con terminan los pactos secretos de Pekín.

Los obispos de Estados Unidos piden un sínodo para estudiar con seriedad la situación que afecta en la linea de flotación a la iglesia mientras en el Vaticano están más preocupados en atacar al ex nuncio.

Scicluna nos habla de la tragedia de los abusos y como esto nos hará más humildes El termino humildad proviene del latín humilitas, que a su vez proviene de humus: tierra. De manera que humildad, tiene en su sentido etimológico una referencia a algo que permanece apegado a la tierra; a algo o alguien que, coloquialmente hablando, no ha perdido el suelo, parece que nos falta mucho camino que recorrer.

Mientras en el sínodo se toman caminos de aperturas arco iris en Alemania se expulsa a un rector jesuita por sus simpatías arco iris. No estaría de más un poco de claridad y congruencia entre los pensamientos y deseos y las obras.

Italia puede ser el país de más sacerdotes pedófilos condenados por la justicia civil y cada día las víctimas están más organizadas.

En Brescia la escuela católica más antigua está al borde del cierre por la aplicación de la ‘ley carballo’ y su cierre obligado de comunidades religiosas. Se habla de guerra civil para expulsar a las religiosas y hacerse con el valioso inmueble. Nos tememos con la crisis vocacional que estamos viviendo esto es un pequeño ejemplo de lo que nos espera.

PUBLICIDAD

“María ha escogido la parte mejor, y no se la quitarán.”

Buena lectura.

OUELLET: NON DETTI, IPOCRISIE E OMISSIONI. E CONFERME. AMMANTATE DI IRRUENTE DEVOZIONE CORTIGIANA.

Viganò, affondo Vaticano: “Blasfemo e aberrante. Una montatura politica

“Cristiani che si sporcano le mani, non funzionari costretti nelle regole”

Maria esempio di “normalità” e al centro dello “scandalo”. Presentato il libro “Ave Maria” e l’omonimo programma di Don Marco Pozza

Preti pedofili “coperti” dal Vaticano, il prefetto dei vescovi a Viganò: “False le tue accuse al Papa”

Non esistono le chiese ‘sotterranee’ per il sito ufficiale della Chiesa cattolica in Cina

i-vescovi-degli-states-chiedono-un-sinodo-ma-il-vaticano-studia-lattacco-allex-nunzio

Vaticano caccia rettore pro-gay in Germania

Abusi, Scicluna: una tragedia che ci renderà più umili

Quanti sono i preti pedofili in Italia? Dalle proiezioni l’Italia ha il potenziale più alto di qualsiasi paese.

Guerra civile in Vaticano: così i preti sfilano alle suore la scuola più antica di Brescia

Wsj, l la difesa del Vaticano su Papa Francesco conferma il punto chiave delle accuse di Viganò

 

 

2 comentarios en “Oullet: fuerte en la forma flojo en el contenido, viviendo una tragedia, rector lavanda expulsado, guerra a las monjas.
  1. “Los procesos canónicos están desaparecidos y ya nadie confía”. Esto es falso, calumnioso. Puede que nadie confie, pero la justicia no ha de ser un proceso de linchamiento. El Tribunal de la CDF sigue funcionando.
    Ya basta de Sínodos. Lo que hace falta no es parlamentar sino investigar a fondo lo que ha sucedido y tomar las medidas corespondientes, pero como Francisco ya es un “pato cojo”, no se puede esperar nada útil de el, porque está totalmente desprestigiado con los casos reacionados con McCarrick y los de Argentina.

    1. Tiene toda la razón. Sabemos lo que están sufriendo tantos amigos que trabajan en el mundo del derecho canónico. Espero que comprenda que nuestros comentarios tienen que ser por necesidad muy breves y que provoquen al lector. Estamos muy orgullosos del nivelazo de nuestros lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *