PUBLICIDAD

Los santos, sabios y mártires sacerdotes del Vaticano, el nuncio molestón, el Papa Francisco y los hijos de McCarrick.

|

Otro día de una gran intensidad informativa. Empezamos por la última. El nuncio en Francia acusado de molestias sexuales a un joven. Esto es el cuento de nunca acabar. No son casos aislados e irrelevantes. Estamos ante una verdadera epidemia que no puede existir, tan profunda,  prolongada y extensa sin la complicidad de tantas personas. No es posible, ni creíble, que nadie sabia nada. La imagen que está tomando fuerza es de una iglesia corrompida en la que solo lo peor hace carrera. Es lógico que nos hagamos peguntas y que por ahora no veamos ninguna respuesta en quién tiene la obligación de darla.

Los titulares de hoy nos hablan de un 80% de sacerdotes homosexuales. Nos parece un brindis al sol,  como muchas de las afirmaciones que vamos conociendo del polémico libro ‘Sodome’.  Sin negar que contiene datos inquietantes que reflejan un Vaticano en descomposición y viviendo un verdadero caos, no podemos dar por buenas apreciaciones subjetivas del autor que parten de la nada. El profesor De Mattei nos ofrece su opinión sobre la publicación después de su lectura, para nosotros muy fiable, por su gran autoridad.

En el Vaticano hay sacerdotes, y no pocos, que son santos, sabios y mártires. Sin la unión de estas tres cosa es imposible sobrevivir en un mundo tan corrompido.

Son santos, rezan, mucho, por una iglesia a la que conocen muy bien, mucho mejor de lo que quisieran. Se les ve silenciosos en la penumbra de San Pedro o en la soledad de las humildes capillas domésticas que inundan las residencias vaticanas. Celebran la Santa Misa con piedad y con profundidad sin quedarse en tonterías externas, que cuidan escrupulosamente, sino metiéndose en el sacrificio del calvario y uniéndose a Cristo. Rezan el Breviario , todo y con solemnidad. Es la oración oficial de la Iglesia y por la Iglesia.

Son sabios, son los número uno en sus especialidades y han llegado donde han llegado por méritos propios. Dedican horas a conocer en profundidad los temas de su incumbencia y lo hacen con la única intención de servir a la Iglesia. Son verdaderos ‘santos padres’ que encarnan en sus vidas  el sacerdocio de Cristo y que lo dignifican con sus cualidades personales.

Son mártires. No tienen el agradecimiento de la Iglesia por la que trabajan. Mal pagados, nada reconocidos. No entran en la política de carrierismo. Saben que un día tendrán que rendir cuentas ante Dios y eso es lo único que les preocupa. Nunca tendrán grandes cargos porque son libres y no se dejan dominar. Son incómodos para el poder y su sola presencia, su mirada, su silencio pone en evidencia la mediocridad y corrupción que los rodea. A los más jóvenes les están enviando al destierro sin darse cuenta que, con esta evidente injusticia, los están engrandeciendo. Son santos y sabios allí donde estén y seguirán sirviendo a la Iglesia. A los ancianos se les mantiene aparcados, se les desprecia y se les margina. No son tontos y son capaces de soportar este martirio por su santidad. La sangre de estos mártires será la semilla que dará, ya lo está haciendo, frutos abundantes.

Farrell, del círculo íntimo de McCarrick, es el nuevo Camarlengo. Se condena al árbol y se promocionan sus frutos. Esperemos que no siga el camino de su mentor y nos encontremos ante otra bomba de relojería que le puede estallar a Papa Francisco en las narices. Es este caso es evidente que la explosión es más que buscada.

En honor de estos santos, sabios y mártires terminamos con las palabras del Santo Cura de Ars: “Si comprendiéramos bien lo que representa un sacerdote sobre la tierra, moriríamos: no de pavor, sino de amor… Sin el sacerdote, la muerte y la pasión de Nuestro Señor no servirían de nada. El sacerdote continúa la obra de la redención sobre la tierra… ¿De qué nos serviría una casa llena de oro si no hubiera nadie que nos abriera la puerta? El sacerdote tiene la llave de los tesoros del cielo: él es quien abre la puerta; es el administrador del buen Dios; el administrador de sus bienes… Dejad una parroquia veinte años sin sacerdote y adorarán a las bestias… El sacerdote no es sacerdote para sí mismo, sino para vosotros”.

«Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua.»

Buena lectura.

«Dietro le dimissioni di Ratzinger c’è lo scandalo pedofilia»

Vaticano, Farrell nominato cardinale Camerlengo: certifica decesso Papa e amministra beni temporali in sua assenza

Le Monde: «Il nunzio apostolico in Francia indagato per molestie»

Archeologia, latino, musica sacra: da ora ok a lauree “vaticane”

Il nunzio apostolico del Vaticano in Francia accusato di molestie sessuali

SODOMA: UN ASSIST ALLA LOBBY GAY NELLA CHIESA. GLI AIUTINI IN VATICANO.

ROMANA VULNERATUS CURIA COMMENTA SODOMA. CON TRISTEZZA, E UNA DOMANDA…

Conte senza Salvini incontra la Chiesa: “Noi siamo cattolici”

La scelta di Francesco: Farrell sarà camerlengo. Segnale ai vescovi Usa

Quello che non ha capito Papa Francesco del gender

Abusi, la strada in salita della Cei per arrivare alla trasparenza

«L’ottanta percento dei sacerdoti del Vaticano è omosessuale»

Vaticano, contro gli abusi sulle suore avanza l’idea di una commissione di inchiesta

Gay in Vaticano: «Così Sodoma racconta la mia storia»

KEVIN FARRELL NOMINATO CAMERLENGO. I PROTETTI DI MCCARRICK FANNO CARRIERA.

SODOMA. L’ANALISI DI ROBERTO DE MATTEI SU CORRISPONDENZA ROMANA.

 

4 comentarios en “Los santos, sabios y mártires sacerdotes del Vaticano, el nuncio molestón, el Papa Francisco y los hijos de McCarrick.
  1. Que forma màs miserable de ganarse el dinero , que la de calumniar. A èste señorito que escribiò el libro, le han caìdo de maravillas los escàndalos, ¿le habrà rechazado algùn buen sacerdote , y de ahì su disgusto? ¿o serà solo su miseria moral y econòmica la que lo llevò a escribir su bodrio ., A Dios le darà cuenta, y que su diarrea literaria le reditùe mucha ganancia

  2. Si no fuera por los sacerdotes no se mantendria la fe,y por otra parte oue el 80% son maricas segun dicen los medios eso habria oue denunciarlo y oue paguen los medios grandes sumas por falsos testimonios aoui se imparte justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *