PUBLICIDAD

Los ‘católicos’ de Soros y Gates, la cultura de la cancelación del Papa Francisco, el poder Vaticano más absoluto que nunca.

|

Sigue levantando polvareda la noticia de los medios católicos pagados por Soros y Gates, el «consorcio de medios católicos, Catholic-factchecking.com, liderado por Aleteia y vinculado a la Santa Sede», «un proyecto para silenciar a los no -Periodistas católicos alineados, financiados por grandes lobbies internacionales contra la vida y la familia, en connivencia con las grandes farmacéuticas productoras de vacunas. Se explican tantas cosas…». Church Militant se ha puesto en contacto con Catholicfactchecking.com, solicitando información sobre sus fuentes de financiación, sobre el conflicto de intereses, sobre la ubicación geográfica y si sus «factores de verificación» ofrecían «opiniones» y, por lo tanto, estaban protegidos contra la difamación, pero no se ha recibido ninguna respuesta.

Los datos conocidos implican una auténtica mafia que en lugar de hacer periodismo e información se dedican ha hacer publicidad bien pagada. No decimos que esto este bien o mal, cada uno hace lo que puede para sobrevivir en esta jungla, pero conviene que los lectores estén bien informados de donde nos encontramos y a quién tenemos delante. Unos medios que se presentan como católicos y ocultan celosamente quien los financia dan mucho que sospechar. No se trata de vacunas o no vacunas, se trata de nuestra libertad y de todo lo que hace que valga la pena vivir la vida. Esperemos contar pronto con la lista de instituciones y medios católicos financiados por Soros y Gates y las cantidades que ha recibido.

Entramos en las cosas de la Curia y esta vez la cabeza que ha saltado es la de Giacomo Morandi, secretario de Doctrina de la Fe.  El motivo sería que había rechazado la bendición a las parejas homosexuales. Su posición se complicó  después de publicar la respuesta doctrinal negativa relativa a la bendición de las parejas homosexuales. La Congregación para la Fe se había expresado sobre el tema de las «parejas homosexuales» siguiendo las peticiones de muchos obispos, que preguntaban cómo comportarse en sus diócesis con esas parejas y el pecado es que fue Morandi quien redactó el documento. Recordemos el texto original:  «No está permitido impartir una bendición a las relaciones, o incluso parejas estables, que impliquen una práctica sexual fuera del matrimonio, como es el caso de las uniones del mismo sexo». Y al final: “El Sumo Pontífice Francisco, en el curso de una audiencia concedida al infrascrito Secretario de esta Congregación, fue informado y dio su consentimiento para la publicación del citado Responsum ad dubium, con nota aclaratoria adjunta”.

Son 183 los Estados que actualmente mantienen relaciones diplomáticas con la Santa Sede, además de la Unión Europea y la Orden Soberana y Militar de Malta. Hay 87  embajadas con sede en Roma.  Pandemia y vacunas, gestión común de la migración, clima han sido los temas del Papa Francisco además del delicado tema de ‘cancelar’ la cultura con opiniones que no están «alineadas». El Papa Francisco habló de «un pensamiento único – peligroso – obligado a negar la historia, o peor aún a reescribirla sobre la base de categorías contemporáneas, mientras que cada situación histórica debe ser interpretada según la hermenéutica de la época, no la hermenéutica de hoy”. La cultura de la cancelación socava la credibilidad misma de las instituciones y la diplomacia hasta sus cimientos: “La diplomacia multilateral atraviesa desde hace un tiempo una crisis de confianza, debido a una menor credibilidad de los sistemas sociales, gubernamentales e intergubernamentales. Las resoluciones, declaraciones y decisiones importantes a menudo se toman sin negociaciones reales en las que todos los países tienen algo que decir”.

Es curioso como muchas de las afirmaciones el Papa Francisco son de directa aplicación a lo que el mismo está provocando dentro de la Iglesia: “Este desequilibrio que hoy se ha hecho dramáticamente evidente, genera desafección hacia los organismos internacionales por parte de muchos Estados y debilita el sistema multilateral en su conjunto». «No pocas veces el centro de gravedad se ha desplazado hacia cuestiones que por su naturaleza son divisivas y no estrictamente relacionadas con el objeto de la organización, con el resultado de agendas cada vez más dictadas por un pensamiento que niega los fundamentos naturales de la humanidad y las raíces culturales que la constituyen la identidad de muchos pueblos”. «En nombre de la protección de la diversidad, acabamos borrando el sentido de toda identidad, con el riesgo de silenciar las posiciones que defienden una idea respetuosa y equilibrada de las diversas sensibilidades”.  Por lo demás entramo en lo políticamente correcto y seguimos con que «vacunarse es una obligación moral», que «toda la población mundial tenga acceso a las vacunas», que «basta de muros y alambradas», y mucha «paz y fraternidad para Líbano e Irak».

Interesante artículo sobre preguntas que no encuentran respuesta y los ‘peros’ remitidos a codiceratzinger@libero.it. «Pero el Papa Benedicto nunca habría hecho tal cosa, pero lo hizo». «Pero, ¿cómo pudo permitir que tantas almas se perdieran, dejando su lugar?». “Pero Ratzinger dijo que el Papa es Francisco. Lo declaró en una entrevista con el Corriere”. “Sin embargo, Benedicto XVI ha jurado obediencia a Francisco…”. “Pero un verdadero Papa se sacrifica heroicamente por la verdad”. «Si Ratzinger ya no podía ejercer el poder, lo podría haber gritado desde la Plaza de San Pedro durante el Ángelus». «¿Pero cómo espera Ratzinger, de 94 años, recuperar el poder?». «Pero con el Plan B Ratzinger, entonces, fue desleal y engañoso”. «Pero, ¿cómo pudo haber pensado que su plan, tan sutil e imperceptible, funcionaría?»

Nuestra Infovaticana no ofrece en español el artículo de Sandro Magister comentando el informe del amigo Edgar sobre la Secretaría de Estado. Como diría nuestro Unamuno: «Qué país, qué paisaje y qué paisanaje». Para los interesados en los detalles del proceso Becciu y sus alrededores recomendamos la  lectura de  El juicio del siglo lleva al Papa a juicio: Que también se arriesga a un incidente con China.  La implicación del Papa Francisco en el caso es total y absoluta por cualquier lado que la miremos, pero el Papa no puede ser considerado testigo, aunque  hizo declaraciones a los Promotores de Justicia que recalcaron que el Papa no podía ser culpable. En el sistema vaticano rige el principio prima sedes a nemine iudicatur y el ejercicio de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial permanecen firmemente en manos del Papa.

Con el Papa Juan Pablo II se había establecido una especie de fin de la monarquía absoluta  y que el poder legislativo fuera ejercido en ‘forma ordinaria vicaria’ por la Comisión Pontificia del Estado de la Ciudad del Vaticano.  El poder ejecutivo en ‘forma ordinaria vicaria’ por el Presidente de la Comisión Cardenalicia, asistido por el Secretario General y el Vicesecretario General. Y el poder judicial no es delegado, sino ‘atribuido en forma ordinaria vicaria’ a los órganos de la Poder Judicial del Vaticano.

El cambio que tenemos está al considerar el derecho canónico no ya cómo ‘una’ de las fuentes primarias del derecho vaticano sino «la primera fuente normativa y el primer criterio interpretativo de referencia». El poder supremo del Papa no puede estar subordinado a ningún poder humano, y, por lo tanto,  una sentencia del Papa no puede ser impugnada, así como el Papa, como juez supremo, no puede ser juzgado por ninguna autoridad. Se olvida que el Papa no tiene la misma «posición de primacía sobre la soberanía temporal, en virtud de su autoridad espiritual reconocida e indiscutible, como disfrutaba en la época del cristianismo medieval».  El Papa Francisco ha creado un poder aún más absoluto que nunca,  ha centralizado las decisiones  tomándolas fuera de su propio marco legal. El sucesor se encontrará con una situación complicada para reconstruir, no simplemente para cambiar.

Se espera en Alemania y en el Vaticano por la publicación inminente, ¿días?,  del informe sobre los abusos cometidos por sacerdotes en la diócesis de Munich desde la posguerra hasta 2019, realizado por un bufete de abogados que ya ha publicado estudios similares para otras diócesis. El año pasado el cardenal Marx había presentado su renuncia al Papa, evidentemente para evitar nuevos ataques y para pedir una especie de fideicomiso preventivo que muchos vinculan con este informe. No se esperan muchas novedades, además de las conocidas y aclaradas del sobre el papa anterior en su etapa de arzobispo en Baviera.

«Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen».

Buena lectura.

Il Vaticano trema, presto la pubblicazione del rapporto sugli abusi a Monaco di Baviera

Papa Francesco a rischio nel processo vaticano sull’affare di Londra?

Tutto quello che avreste voluto sapere sul “Piano B” di papa Ratzinger (e che avete osato chiedere)

Covid, Papa Francesco: «Vaccinarsi è un obbligo morale». E sui migranti: «Basta muri e fili spinati»

Il Papa ai diplomatici: «I vaccini sono la soluzione più ragionevole per prevenire la malattia»

Il Papa manda al rogo la cancel culture

Il Papa contro la cancel culture e «il pensiero unico che rinnega la storia»

Vaticano: sono 183 gli Stati che hanno rapporti con la Santa Sede

Papa Francesco, il vescovo non benedice i gay? La decisione del Pontefice, terremoto in Vaticano

Lettera aperta al mondo cattolico sulla stato presente delle cose

La Nuova Bussola Quotidiana: «Se i media cattolici pro vax sono pagati da Soros e Gates»

Ayúdanos a seguir informando

2 comentarios en “Los ‘católicos’ de Soros y Gates, la cultura de la cancelación del Papa Francisco, el poder Vaticano más absoluto que nunca.
  1. La web Church Militant está muy desprestigiada y no es fiable en absoluto. No conviene hacerse eco de los delirios que publica. La gran mayoría son falsos

  2. El refrán dice «quien paga, manda», está claro que en estos supuestos medios católicos financiados por Doris y Gates, manda el padre de la mentira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *