PUBLICIDAD

Las pfizer – amistades del Papa Francisco, los vacunados – apestados del Vaticano, el santo estiércol del diablo.

|

San Antón y sus demonios han pasado, ya tenemos bendecidos a todos los animales,  y esto no hay quien lo pare. En el Vaticano no terminan de aprender, quizás no han empezado, que hoy todo se sabe y que el control de la información es mucho más complicado que en tiempos no tan lejanos. Los medios tradicionales se mantienen con enormes cantidades de dinero que no pueden producir, el número de clientes, la publicidad y demás,  no da para sostener el enorme costo de unos medios obsoletos. No es algo nuevo en la historia, la imprenta termino con el noble oficio de copista, y los coches con las bellas carrozas, es ley de vida. Los poderes de otros tiempos sabían controlar muy bien sus emanaciones de información y dosificaban tiempos e intensidades, hoy no les queda más arma que el silencio y confiar en que el tiempo haga olvidar las cosas desagradables. Los nuevos medios además de rápidos y económicos son muy fáciles de consultar, los temas no mueren y permanecen vivos en la nube. Los poderes de siempre lo intentan controlar, por ahora no existe otro medio que el corte total de las comunicaciones.

Siguen siendo noticia, hoy más en los medios que en la red, las dos reuniones privadas y secretas, a los hermanos les gusta más lo de discretas, del Papa Francisco con  el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla. Jules Gomes profundiza en el hecho  y Valli nos lo ofrece en italiano. Las reuniones tuvieron lugar a principios y mediados de 2020, pero la Oficina de Prensa de la Santa Sede se negó a confirmarlo o desmentirlo, es más, estamos seguros que no sabían nada y se enteraron por los medios. El Papa Francisco es muy celoso de no se fía de sus medios. Los antecedentes son complicados:  «Pfizer tiene un historial inquietante de comportamiento poco ético que incluye el pago de multas por soborno corporativo». Pfizer fue multado con 2.300 millones de dólares en 2009 por un acuerdo de atención médica considerado el fraude más grande de la historia. La compañía gastó más de $ 21,8 millones en 2019-2020 y $ 6,7 millones de enero a agosto de 2021 para conseguir privilegios del gobierno.

El Papa Francisco recomendó ‘ponerse los pantalones’ , mil perdones por repetir la vulgaridad pontifica, y decir las cosas a la cara. No estaría de más que nos explicara el porqué de tantos secretos y: “Si Pfizer tiene un contrato exclusivo con el Vaticano para su vacuna, entonces debe haber total divulgación y transparencia en este contrato, o cualquier otra relación financiera”.  Según un informe del New York Times, Bourla y von der Leyen se comunicaron frecuentemente por teléfono y con mensajes de texto durante más de un mes mientras negociaban un acuerdo secreto por 1.800 millones de dosis de la vacuna Pfizer. La Santa Sede solo administra la vacuna Pfizer-BioNTech a los residentes y al personal del estado y, por los contratos filtrados sabemos que la compañía está protegida de todo daño y responsabilidad en caso de efectos adversos de la vacuna.

Esta noticia se divulga precisamente en el momento en que estamos viviendo una propagación inesperada de la epidemia en los sacros palacios que afecta a los más altos cargos, Parolin, confinado en sus confinamientos, con síntomas leves y  el amigo Edgar,  asintomático. Ambos ya habían recibido la tercera dosis de la vacuna según ha informado la oficina de prensa del Vaticano después que el rumor apareciera publicado en los medios digitales. Llama la atención de que, según la normativa del Vaticano, es obligatorio el uso de la mascarilla FFP2 en todos los lugares cerrados. Menos en las audiencias privadas del Papa Francisco donde los asistentes reciben la orden de quitarse las mascarillas en presencia del papa. No hay una explicación muy lógica para estos comportamientos.

Parolin quitó importancia a la utilización de células procedentes de abortos a pesar de que Pfizer reconoció que ha utilizado células madre embrionarias humanas en investigaciones que «pueden ofrecer un potencial aún mayor debido a su mayor capacidad de autorrenovación y la capacidad de formar una amplia variedad de células y tejidos». Además “la retórica del Papa Francisco es inconsistente con la declaración de diciembre de 2020 de la Congregación para la Doctrina de la Fe, según la cual la aceptación de la vacuna debe ser voluntaria”. «Un tema importante que debe aclararse, es que, a pesar de la falta de eficacia de la vacuna y las preocupaciones sobre la seguridad de la vacuna de Pfizer, el Papa Francisco y la actual administracion del Vaticano están argumentando que los católicos tienen la obligación moral de vacunarse».

La epidemia está provocando el aumento de enfermedades mentales,  mala tempora currunt sed peiora parantur. Es evidente una  falta de preparación mental y emocional del ser humano para afrontar las devastadoras consecuencias de la pandemia en su vida personal. Son tiempos para  proceder como un ser pensante y no como un animal instintivo, pero los animales no conocen el mal y no son capaces de acciones diabólicas, los humanos sí lo hacen, es con corazones y mentes muertas.Todos somos vulnerables, el término vulnerabilidad proviene del latín vulnerare y expresa la idea de la posibilidad de ser herido y remite, en sentido figurado, al sentido de precariedad de la condición humana, marcada por la realidad de los límites, la debilidad, la dependencia y la necesidad de protección.

El Papa Francisco anunció el envío de 200.000 euros a favor de grupos de ‘migrantes’  entre Polonia y Bielorrusia (100.000) y a las poblaciones de Filipinas afectadas por el tifón Rai (100.000).

La repubblica se hace eco del artículo de Casalone SJ. sobre la eutanasia recordando que el Papa Francisco dijo que dentro de las sociedades democráticas los temas más delicados «deben abordarse con calma: de manera seria y reflexiva, y dispuestos a encontrar soluciones, incluso normativas, que sean lo más compartidas posible».

La Civiltà Cattolica, está a favor de la eutanasia, pero no le gusta un mundo sin dinero. Escuchamos con frecuencia que los gobiernos están estudiando la desaparición del dinero en efectivo, al Vaticano no le gusta y ha puesto a sus ideólogos SJ a trabajar en ello. Al no tener moneda propia, para el Vaticano es fundamental el contar con ingresos en contante para no tener que andar pidiendo favores. Los ingresos de los turistas nutren la liquidez sin hacer más esfuerzo que forzar los pagos en efectivo. El economista francés Etienne Perrot habla de los «peligros políticos y antropológicos de una sociedad sin efectivo».  Después de una larga introducción, Perrot llega a la conclusión:  “Pretender que la desaparición del efectivo está respaldada por todos es una conclusión precipitada, generalizando quizás la opinión mayoritaria. Peor aún, significa confundir el ideal tecnocrático con el bien común a todos”. El Papa Francisco, suele referirse al dinero como el estiércol del diablo, ahora parece que es imprescindible para las  «periferias económico-existenciales» y  que la supresión no tienen en cuenta la vida de los débiles y excluidos que no saben utilizar los dispositivos digitales.

«¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?»

Buena lectura.

 

Il papa e l’oggettiva volontà di fare il bene della Chiesa

Inchiesta / I rapporti Vaticano-Pfizer e gli incontri tra Francesco e Bourla

Il Vaticano contro chi vuol far fuori il contante

Omicron, terrore in Vaticano: due positivi «vicinissimi a Papa Francesco». Rumors dalla Santa Sede: le conseguenze

Siero Story. Cardinali Infetti, Vescovi Timorosi, Parroci Zelantissimi.

Papa Francesco dona 200mila euro per i migranti tra Polonia e Bielorussia e per le vittime del tifone Rai nelle Filippine

Fine vita, le aperture della rivista Civiltà Cattolica agitano le acque nella Chiesa

Pensieri “sparsi” per i “mala tempora currunt” – 2

Quegli incontri segreti tra Bergoglio e l’amministratore delegato di Pfizer: ecco il motivo degli accorati appelli

I rapporti del Vaticano con Pfizer e i colloqui segretissimi di Bergoglio con Bourla, il “re dei vaccini” della società farmaceutica americana

Ayúdanos a seguir informando

Comentarios
1 comentarios en “Las pfizer – amistades del Papa Francisco, los vacunados – apestados del Vaticano, el santo estiércol del diablo.
  1. En lo del dinero el Papa y los jesuitas tienen razón. Lo que quieren hacer los del NOM es dejarnos a todos sin efectivo y dependiendo de una tarjeta que en cualquier momento pueden inutilizar, y que además les va a informar de todo lo que hacemos, compramos, vendemos, dónde, cuándo. Y si alguien se porta mal, se va a una computadora y se le desconecta la tarjeta, y no come. Mejor tener plata abajo del colchón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.