PUBLICIDAD

Las armas se preparan, divorcio a la Italiana, anular a Benedicto XVI, los huesos olvidados, desorden mundial.

|

Nos enfrentamos a unos meses muy complicados en donde ya no es tolerable una equivocación. Con el tema de la pedofilia se ha jugado demasiadas partidas y ya no es posible en caer otra vez en el mismo error. Nos encontramos ante algo que toca directamente al Papa Francisco y sobre un tema que no es menor. No hay duda que todo puede ser usado como alma contra al Papa Francisco y, no es,  ni puede ser nunca, nuestra intención. No podemos olvidar que estamos ante un tema penal que afecta a miles de víctimas en todo el mundo y que la actuación de las autoridades eclesiásticas ha complicado hasta límites intolerables. El encuentro de febrero está levantando una expectación que será difícil que quede satisfecha. El Vaticano parece que es muy consciente y se está preparando para una dura batalla mediática en la que parte como caballo perdedor. El retraso en las oportunas aclaraciones provocadas por el testimonio Viganò ha cosechado actuaciones muy delicadas que están afectando a la credibilidad del propio Papa Francisco y está haciendo crecer desmesuradamente por todas las partes la ansiedad ante los que se nos presenta como una revolución universal. La posición italiana con respecto al vaticano en este tema se complica y se les acusa de excesiva tolerancia. El Vaticano es muy pequeño y empezamos a cosechar críticas por encubrir cientos de casos que se encuentran en vía judicial. Los organismos internacionales se lo están poniendo difícil a Italia y en su interior los movimientos de defensa de las víctimas no terminan de crecer. El Vaticano, tan complaciente con las Naciones Unidas, se revela cuando de trata de los organismos que defiende los derechos de los niños y manifiesta una total falta de colaboración en los casos abiertos. 

Los equilibrios entre la política Vaticana e Italia siempre han gozado de un necesario entendimiento que a todos beneficiaba. Estamos en el momento más conflictivo que se recuerda y muchos añoran los tiempos de la extinta Democracia Cristiana y su máximo exponente Andreotti. El tema de la inmigración sigue desatando pasiones y enfrentando a dos mundos que hoy se alejan a pesar de su cercanía geográfica. Todo apunta a que a los actuales dirigentes italianos no les interesa el mundo Vaticano. Los católicos de a pie votaran muy en contra de lo que desean sus obispos.  El Papa Francisco ha recomendado a los esposos que no discutan delate de sus hijos. El largo matrimonio entre el Vaticano e Italia ya está en la fase de tirarse los trastos en público y todo apunta a un cercano divorcio. 

La herencia de Benedicto XVI puede desaparecer con las nuevas intenciones que vamos conociendo. El tiempo se termina y ante el caos provocado por la confusión actual es natural que se busque la seguridad doctrinal del periodo anterior. Se habla de querer anular el legado de Papa Benedicto pero esto es imposible. Es indudable que la sabiduría de sus documentos y catequesis ya ha pasado a la historia. Estos intentos tan mezquinos lo harán más grande y a los estrategas de la desaparición los llenarán de ignominia. No aprendemos que la historia está llena de esos intentos y los resultados obtenidos son los contrarios. 

El caso Orlandi y los huesos de la nunciatura sigue siendo un misterio. Poco sabemos después de revuelo mediático provocado. El paso de tiempo poco ha aclarado y se tiende a la costumbre del olvido.

La situación de las iglesias ortodoxas se presenta como una espina en la estrategia de liderazgo universal del actual pontificado. El deseo de presentarse como el vértice religioso universal se deshace por el caos tanto dentro de la Iglesia Católica como de los hermanos separados. El nuevo orden mundial es, cada vez más, viejo desorden mundial.

El Opus Dei, tan discreto para sus cosas, sigue siendo noticia por el caso de molestias en Estados Unidos. Las monedas de Trevi son del Cesar y no de Dios.

«Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron».

Buena lectura.

Scontro totale governo-Vaticano su migranti, Ires e populismi

Roma, il Papa ai genitori: «Non litigate mai davanti ai vostri figli»

Il Vaticano scende in pista: pronta la squadra di runner. La più forte? E’ la maratoneta suor Marie

«Così il Vaticano si prepara alla grande battaglia»

PUBLICIDAD

C’era una volta Giulio Andreotti. Il ritratto di Massimo Franco

Il Papa e le “spine” ortodosse

Ora Bergoglio vuole «cancellare» l’eredità di papa Benedetto XVI

L’ONU “interroga” l’Italia, che favoreggia il Vaticano nella pedofilia e non applica la Convenzione sui diritti del fanciullo. Rete L’ABUSO sarà presente alle sedute.

Il caso Orlandi, l’abbaglio delle ossa e i misteri della Nunziatura apostolica

Anche l’Opus Dei nello scandalo delle molestie sessuali da parte di esponenti della Chiesa Cattolica

Così Salvini e la Lega spopolano tra i cattolici conservatori

Monete di Trevi, dietrofront Raggi. Ma quell’obolo spetta a Cesare

Vaticano, cosa vogliono fare a Benedetto XVI? Le voci dall’interno

 

1 comentarios en “Las armas se preparan, divorcio a la Italiana, anular a Benedicto XVI, los huesos olvidados, desorden mundial.
  1. Si Bergoglio cierra Ecclesia Dei y anula Summum Pontificium, va a cometer una imprudencia grave, como tantas otras suyas, que va a tener efectos nefastos para la Iglesia. En todo caso, para acabar con la Misa según el rito de Pio V, tendría que abrogr la Bula del mismo Papa que sigue en vigor y por lo tanto cualquier sacerdote puede celebrar sin ningún permiso de obispo ni papa la Misa según el Misal de 1962, anque abrogue Summum Pontificium.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *