PUBLICIDAD

La vida religiosa se muere y los brotes verdes se abortan, la cara más politica del vaticano.

|

La crisis de la vida religiosa hace que en muchos monasterios, conventos o comunidades religiosas de todo pelaje, su este viviendo una situación de excepción que hace imposible el cumplimiento de su carisma y la relajación de las regla contempladas en sus estatutos. En muchos de estos casos es por necesidad natural provocada por la avanzada edad de sus componentes que están viendo los últimos tiempos de sus comunidades por la extinción natural. La necesaria reducción de casas no soluciona el problema sino que se limita a juntar religiosas y religiosos ancianos en auténtico geriátricos. En este desierto, que nada tiene de primavera y mucho de fracaso de unos principios que los están destruyendo, surgen algunas comunidades con una gran vitalidad. Suelen ser fundaciones nuevas que en muchos casos has desistido de reformar las viejas y se han lanzado a nuevos proyectos. Le acompaña el entusiasmo inicial de toda fundación y la juventud de sus miembros. Suelen contar con un crecimiento rápido. El problema , o lo que se nos quiere vender como tal, es que son muy conservadoras. No encontramos en ninguna normativa la prohibición de este pretendido conservadurismo pero vemos como entran en procesos de comisariamiento que los van llevando a su extinción por agotamiento o por imposibilidad de soportar esta excepcionalidad por largos periodos de tiempos. Se da la circunstancia de que las razones suelen permanecer en el secreto causando perplejidad en los fieles que ven como se intentan ahogar los brotes verdes , pocos y escasos, que deberían de estar protegidos y animados por una estructura de mando que se está quedando sin indios en los que mandar.

Es evidente que todo lo que no coincide con lo politicamente correcto y las modas del momento se persigue de una forma increíble. Da la sensación de que el Vaticano se ha propuesto la extinción de la vida religiosa y que está empeñado en acelerar un proceso natural que por desgracia es imparable. Los viejos se extinguen y los jóvenes son abortados. La muerte por extinción es segura.

La carrera de influencias políticas en los mundo diplomáticos vaticanos va en aumento y Parolín está enfadado porque Italia no se suma al Global Compact. Sin duda que es un tema en que sus hermanos del Nuevo Orden contaban con la habilidades y promesas de que Italia firmaba el acuerdo y hora se encuentran con las promesas truncadas. El poder Vaticano se demuestra en Italia con el control del gobierno y estamos asistiendo a la insubordinación más descarada que además viene de unos dirigentes que se manifiestan públicamente católicos, que defienden sin complejos los principios cristianos, con gran aplauso de los votantes que son católicos de a pié a los que no gustan nada las parolinadas .

En esta espiral de influencias políticas vaticanas, el presidente de Palestina se encuentra de visita oficial y cuenta con el respaldo de Su Santidad para sus pretensiones. La situación es un avispero y mucho nos tememos que la final los perjudicados serán los pocos católicos que van quedando en Tierra Santa.

En los temas fiscales, queda sin resolver el tema de los impuestos impagados como consecuencia de la condena de los tribunales europeos. No es bueno dejar cosas que pueden ser utilizadas como espada de Damocles  en momentos de dificultades. Puede ser muy político pero también muy peligroso.

El obispo presidente de la Caritas italiana deja la presidencia por razones de dedicación a su diócesis. Sin duda que Sicilia está lejos pero todo apunta a que hay otras razones de incompatibilidad que el obispo de guarda pro bono pacis.

«El Señor Dios enjugará las lágrimas de todos los rostros.»

Buena lectura.

Chi svende il presepio

Imu alla Chiesa, governo congela il dossier

Per servire meglio la Chiesa Agrigentina, Montenegro lascia la presidenza di Caritas italiana

Il presidente palestinese Abbas in udienza da Francesco

Migranti, Parolin: «Non si lascino le persone in strada»

La Congregazione per la Dottrina della Fede commissaria Familia Christi

3 comentarios en “La vida religiosa se muere y los brotes verdes se abortan, la cara más politica del vaticano.
  1. Pero ¿como es posible que aquellas comunidades con más vocaciones, con más frutos visibles, son las desmanteladas por el Vaticano? ¿Que no interesan?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *