PUBLICIDAD

La trastienda del ‘sínodo italiano’ del Papa Francisco: estrategias y riesgos, la música en las iglesias: entre el cielo y el infierno.

FILE - In this Thursday, May 2, 2013 file photo, Philippe Lefebvre, 64, plays the organ at Notre Dame cathedral in Paris. (AP Photo/Christophe Ena, file)
|

El Papa Francisco quiere un sínodo italiano. Era una propuesta de hace unos años que no ha encontrado mucho eco en los obispos italianos que entre titulares, auxiliares, eméritos y demás es uno de los más grandes del mundo. Conociendo, como a estas alturas ya conocemos, al Papa Francisco no estamos ante un interés por los problemas de la iglesia en Italia sino en una estrategia que tiene mucho más que ver con el camino sinodal Alemán. Si tenemos más sínodos en marcha se relativiza el Alemán  que así puede quedar con una influencia mucho más reducida. La presidencia de los obispos italianos corresponde siempre al papa en ejercicio, su presidente es un delegado suyo no elegido por sus colegas. Ya en tiempos de los Estados Pontificios se aumentó el número de diócesis para que el papa pudiera contar con suficientes obispos en su territorio como para hacer un concilio. Los tiempos cambian, pero las estrategias siguen los mismos senderos. En Italia tenemos nunciatura, pocos los saben, porque tiene un papel muy secundario, tanto la de la Santa Sede ante Italia, como la de Italia ante la Santa Sede, las formas se guardan, pero su operatividad es nula.

Hablamos del sínodo sin saber cuáles serán sus temas centrales y cuándo se realizará, conociendo la habilidad de los italianos para dilatar las cosas que no interesan, veremos en que termina.  Algunos comentaristas hablan del ‘sínodo ventoso’, por su falta de visibilidad. Los francisquistas son los únicos que lo desean, pero con la boca pequeña, no dicen que no al Papa Francisco, pero se mueven poco y agradecen los problemas. Los ‘progresistas’ que anidan en la Iglesia italiana, o que la rodean, no son tan fuertes como los alemanes, y tienen muchos menos recursos.

La sugerencia del Sínodo proviene de La Civiltà Cattolica, dirigida por  Spadaro,  quienes proclamaron la necesidad de un Sínodo nacional. Las consignas, por la referencia a la Convención de Florencia, parecen ser dos «evangelización» y «misión». Los ambientes cercanos al Papa Francisco perciben  la Iglesia italiana como rancia, siempre igual a sí misma y demasiado atada a las sacristías. Los problemas endémicos son la secularización y la incapacidad de involucrar a las nuevas generaciones; las soluciones propuestas, el retorno a la doctrina tradicional,  o el llamado «abrazo al mundo». Los alemanes están más con los abrazos, los polacos y parte de los americanos prefieren lo primero. El Papa Francisco parece estar buscando transmitir un mensaje a todos los episcopados del mundo a través del Sínodo italiano.

Desde la citada conferencia de Florencia nada se ha movido, pero el Papa Francisco en la audiencia del 30 de enero de 2021 pidió «comenzar a caminar». Alemania se ve con mucho temor en los sacros palacios, un cisma nunca es una buena noticia y el temido riesgo es que los  obispos italianos podrían decidir abrazar la agenda alemana o casi. No todo el mundo piensa que una cita sinodal sea realmente útil, incluso un Sínodo podría acelerar ese proceso de distanciamiento de la Iglesia, y de la fe, que ya existe en Italia.  Un choque tan radical como el Alemán nadie lo piensa en Italia, pero puede estar a la vuelta de la esquina.

Intervención de  Susanna Tamaro sobre la música en la iglesias actuales: «-¿A qué dimensión nos conduce la música de estas iglesias modernas? A la del desánimo: voces mayoritariamente incultas que cantan, aunque con fervor, como si estuvieran haciendo un picnic, orquestas joviales y animadas con muchas guitarras y tambores que suenan inmediatamente después de la función. La dimensión de la fraternidad es ciertamente importante, pero cuando la dimensión trascendente está ligada solo a esto, a la primera crisis, al primer impacto con la dureza de la vida, la fe que se creía poseer se disuelve como la nieve al sol». Cita a Claudel: «Esas pocas horas fueron suficientes para hacerme entender que el infierno está donde Cristo no está. ¿Qué me importaba el resto del mundo, ante este nuevo y prodigioso Ser que se me había revelado?». Y continúa: «Palabras de las que ya nadie habla: conversión a Cristo o condenación eterna. Esto vale para la vida de los hombres pero también para la de la sociedad: y si la armonía de las catedrales antiguas prefigura la belleza del cielo, el horror de las iglesias modernas nos hace vislumbrar el frío y la infinita tristeza del infierno».

«…se pusieron a discutir con Jesús; para ponerlo a prueba, le pidieron un signo del cielo».

Buena lectura.

 

vaticano/papa_francesco_germania_chiesa_vescovi_riforma_gay_omosessuali_donne_prete_catechismo

POLITICA Draghi “il gesuita” che piace (anche) in Vaticano. Padre Spadaro: “Nella composizione del governo raffinato equilibrio”

Il Papa è atteso in Iraq. «Confermerà noi cristiani nella fede»

Due lutti per Francesco. Morti nello stesso giorno l’ex presidente Menem e il gesuita Jalics rapito dai militari mentre Bergoglio era provinciale

Draghi “il gesuita” che piace (anche) in Vaticano. Padre Spadaro: “Nella composizione del governo raffinato equilibrio”

Il Papa è atteso in Iraq. «Confermerà noi cristiani nella fede»

Papa: consuetudini sociali ci impediscono di avvicinarci a sofferenze

Dagli Usa al Vaticano cadono barriere non solo ideologiche. L’analisi di Cristiano

Vigna Ratzinger distrutta a Castelgandolfo/ Spazio a vigna Papa Francesco, ma ora…

Gli auguri del Presidente della CEI e i rapporti tra la Chiesa e Draghi

francesco_ratzinger_vigna_papi_castelgandolfo_guerra_vaticano_papa_emerito

Susanna Tamaro giudica le chiese moderne

IL MESSAGGIO “Tempo per rinnovare fede, speranza e carità”. Il messaggio del Papa per la Quaresima 2021

“Calabria in mano alla massoneria deviata”: la verità dei pentiti della ’ndrangheta

3 comentarios en “La trastienda del ‘sínodo italiano’ del Papa Francisco: estrategias y riesgos, la música en las iglesias: entre el cielo y el infierno.
  1. Me da la impresión de que estos sínodos son un intento del progresismo religioso fraternal para «democratizar» la estructura de la Santa Iglesia, y como en toda situación asamblearia «cocinar» propuestas y resultados para imponer cambios i aceptables, pero disfrazados de legitimidad mayoritaria….o hasta ignoràndola en beneficio de minorías heterodoxas

  2. Con todo respeto, cada vez que se menciona la palabra Sínodo se abre otra diferencia más, por la nacionalidad, por la zona, por la forma de elección de los integrantes y que va de los temas que se tratarán.
    El Derecho lo regula en el Canon 342 para el caso de Sínodo Universal, con el objeto preciso de «fomentar la unión estrecha entre el Romano Pontífice y los Obispos, y ayudar al Papa con sus consejos para la integridad y mejora de la fe y costumbres y la conservación y fortalecimiento de la disciplina eclesiástica, y estudiar las cuestiones que se refieren a la acción de la Iglesia en el mundo».
    En los hechos la sinodialidad local está generando el tratamiento de temas para los cuales el sínodo carece de competencia y menos de facultades, una vez que se abrió una puerta al debate complicada de cerrar.
    No es en vano que sabiamente el Derecho dispone que «pero no dirimir esas cuestiones ni dar decretos acerca de ellas, a no ser que en casos determinados le haya sido otorgada potestad deliberativa por el Romano Pontífice, a quien compete en este caso ratificar las decisiones del sínodo» y esa facultad únicamente en el Sínodo Universal.
    Si no le está permitido al Sínodo general menos podrá serle permitido al particular, pero cuando la cabeza está dividida el resto hará lo que le plazca.

  3. A los jóvenes lo que le atrae es el infierno la novedad así que hay que darle un poquito del infierno y un poquito del cielo, pregunto tiene historia el infierno, pues contar un poco de su historia luego contáis historias del cielo, pero si solo contáis evangelios del cielo no hay novedad, así los chicos al final eligieran el cielo, y se apartaran del infierno, pero si no dais a conocer las dos cosas, no tiene misterio,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *