PUBLICIDAD

La tenida jesuítica del Papa Francisco, el alto riesgo de ser Papa , la ideología del retroceso, Imagine en el Vaticano.

|

La noticia estrella de hoy, incluimos solamente algunas referencias, pero hoy todos los medios informan de los cotilleos del Papa Francisco a sus hermanos jesuitas durante su visita a Eslovaquia. Se lamenta de que dentro del Vaticano hay  quienes desean su muerte, que hay maniobras para el nuevo cónclave, que sabe de una cena en la que algunos cardenales intentarían identificar a un sucesor, que malos clérigos hablan mal de él. Es cierto todo esto que dice el Papa Francisco y mucho más, lo anormal es que  un Papa reinante comente ciertas miserias humanas que están bien arraigadas incluso en los sacros palacios.

Cuando el Papa Francisco aceptó el ministerio petrino le deberían haber avisado que asumía un oficio de muy alto riesgo. La lista de Santos papas Mártires es larga desde San Pedro. Lino, Anecleto, Clemente I, Evaristo, Alejandro I, Sixto I, Telesforo, Hoginio, Pío I, Aniceto, Sotero, Eleuterio, Victor I, Calixto I, Urbano I, Ponciano, Antero, Fabián, Cornelio, Lucio I, Esteban I, Sixto II, Dionisio, Félix I, Eutiquiano, Cayo, Marcelino, Marcelo I, Eusebio y Martín I,  dignas muertes siguiendo las huellas de El Salvador y dando testimonio de la fe.

Los hay de otro pelaje mucho menos digno y entramos en los papas asesinados: Silverio, de hambre; Esteban VI, estrangulado;  Esteban VII, mutilado; Juan XII, tirado por la ventana por un marido encuernado; Benedicto VI, estrangulado; Juan XIV, de hambre; Gregorio V envenenado; Bonifacio VIII, malos tratos; Alejandro VI, envenenado y Pío VI por Napoleón.  Por si fueran pocos, tenemos algunos asesinatos dudosos: Juan VIII, apaleado; Adriano III, estrangulado; León V, estrangulado; Juan X, asfixiado con la almohada; Clemente II, envenenado; Dámaso II, envenenado; Celestino V, asesinado por su sucesor; Benedicto XI; y Pio IX y Juan Pablo I quien sabe. Los intentos de asesinato sin éxito son decenas, el último, el tiroteo a San Juan Pablo II, por no entrar en el martirio eterno de Benedicto XVI.

Es evidente que hemos tenido muchos papas que han caído muy mal. Dante no tenía duda alguna de que Bonifacio VIII estaba en el infierno, considerado un antipapa por los frailes menores, con Clemente V.  A Clemente IV  lo encuentra en el Purgatorio con los «glotones» Martín IV y Adriano V . En su visita al cielo escucha de San Pedro: «En forma de pastor, lobos rapaces se ven desde aquí arriba a través de todos los pastos».

Los epitafios romanos en ‘honor’ de los papas son innumerables. Para Adriano VI, Pasquino teje este epitafio: «El Papa Adriano está cerrado aquí; él era uno triste. Con todos tenía que hacer, excepto con Cristo».  Clemente VII, murió en circunstancias poco claras y se le cantaba a su médico:  «Ecce Agnus Dei, Ecce qui tollit peccata mundi».  Pablo III, el pontífice «nepotista»: «En esta tumba yace un cupido y buitre rapaz. Él era Paolo Farnese, que nunca dio nada, que se llevó todo. Ora por él: el pobrecito, murió de indigestión». La muerte de Pablo IV se consideró providencial: «el que siempre ha engañado al mundo entero, ahora ha bajado a las profundidades».  Sixto V no sale mejor parado:  «Robos, aranceles, impuestos, odio,  reformas, avisos, agresiones y agravios, cárceles, exilios y mil muertes injustas, por la muerte de Sixto, llegaron a su fin. Requiem el diablo concede al Papa Sixto, al diablo fiel, hostil a Cristo».

Son las estrategias de los políticos de bajo nivel que arremeten contra los medios de comunicación, contra lo jueces , que ven conspiraciones para justificar sus carencias, todo en una terminología tabernera, exigiendo una especie de «obediencia fraterna», propia de ciertas logias masónicas: «Quieren matarme, ya están pilotando el próximo cónclave, están eligiendo a mi sucesor, unámonos y repelemos el asalto del enemigo». Todo suena a un llamamiento a las armas  de un pontífice que se siente cada vez más rodeado y traicionado incluso por sus colaboradores más cercanos. Es humillante ver al Papa Francisco difundir noticias que por su naturaleza suelen llegar a los periódicos desde fuentes internas y no por el pontífice, que debería volar alto,  estar por encima de las conspiraciones palaciegas y de la bajeza humana. El Papa es el  vicario de Cristo en la tierra y no la Dama de blanco que cuenta cuernos y abusos. ¿Teme ser víctima de los mismos trucos, ahora bien conocidos, que lo llevaron a ser Papa,  la notoria «Mafia de St. Gallen? ¿Estamos ante un signo más de falta de fuerza y autoridad?

En la tenida jesuítica hubo de todo:  “Lo estamos sufriendo hoy en la Iglesia: la ideología del retroceso. Es una ideología que coloniza las mentes. Es una forma de colonización ideológica. No es un problema verdaderamente universal, sino específico de las Iglesias de algunos países. La vida nos asusta. (…) Por eso hoy volvemos al pasado: a buscar certezas. Nos da miedo celebrar frente al pueblo de Dios que nos mira a la cara y nos dice la verdad. Nos asusta seguir adelante en experiencias pastorales. (…) Este es el mal de este momento. Buscar el camino en la rigidez y en el clericalismo, que son dos perversiones.

El Papa Francisco también se ocupó del motu proprio Traditionis custodes:  “Ahora espero que con la decisión de detener el automatismo del antiguo rito podamos volver a las verdaderas intenciones de Benedicto XVI y Juan Pablo II. Mi decisión es fruto de una consulta con todos los obispos del mundo realizada el año pasado. A partir de ahora, los que quieran celebrar con el vetus ordo deben pedir permiso a Roma como se hace con el biritualismo».

Hay gente para todo y no nos sorprende, lo sorprendente es que en el periódico oficial del Vaticano, el obispo de Noto, Antonio Staglianò, escribe un artículo para el Osservatore Romano con alabanzas a Imagine, la canción de John Lennon: «Imagina que no hay cielo, ni infierno debajo de nosotros», «Imagina que no hay patrias … ni religión … Imagina que no hay propiedades» » Al obispo le gusta tanto la canción que se utiliza desde hace dos años para sus felicitaciones navideñas: «incluso Jesús habría cantado esta canción con convicción y sin temor a la ideología subyacente».

Se nos olvida San Juan Pablo II en  Centesimus annus: «Cuando los hombres creen poseer el secreto de una perfecta organización social, que hace imposible el mal, también creen que están empoderando todos los medios, incluida la violencia o la mentira, para lograrlo. La política se convierte entonces en una ‘religión secular’, que se engaña a sí misma para construir el cielo en este mundo «. Paul Claudel, desde otro punto de vista llegaba a la misma concusión: «cuando el hombre intenta imaginar el cielo en la tierra, el resultado inmediato es un infierno muy respetable». Esperemos no encontrarnos a Imagine  en lugar del Credo, cerca estamos.

El caso de los monaguillos de San Pedro se complica e incluso si los presuntos abusos, cometidos entre 2010 y 2012, tuvieron lugar en la Ciudad del Vaticano. Las autoridades italianas proceden  basándose en el principio de que un delito, incluso si se comete en el extranjero, puede ser perseguido en Italia por ser la residencia de sus autores. El juicio penal en Como puede comenzar en 2022, el del Vaticano, que comenzó hace un par de años,  está llegando a su fin. La condena pedida es de seis años para Don Gabriele Martinelli por actos de violación agravada y hechos agravados de lujuria, y cuatro años para Don Enrico Radice, de 71 años, acusado de complicidad.

Hacerse el mártir por tan poca cosa está feo, si el Papa Francisco sabe de conspiraciones que las denuncie y no ponga en el ojo de mira en malvados prelados anónimos de curia que cenan y confabulan. Vistos los antecedentes de sus antecesores, estos diálogos de jesuitas suenan a chiste impropio del pontífice reinante.

A los Santos Papas Mártires nos encomendamos , de los otros aprendemos.

«…fueron de aldea en aldea, anunciando el Evangelio y curando en todas partes».

Buena lectura.

Il Papa: la sinodalità esprime lo stile della Chiesa

Papa Francesco: «Sto bene, ma so che qualche prelato già preparava il Conclave»

Papa Francesco: «Mi volevano morto. Preparavano il Conclave. Gender e gay? C’è differenza»

Papa Francesco: «Alcuni mi volevano morto, preparavano già il Conclave»

Francesco amareggiato per il tentativo di sfruttare la sua malattia. “Ci sono stati incontri tra prelati, che pensavano che fossi più grave”

Papa Francesco: “Sono ancora vivo, ma alcuni mi volevano morto. Pensavano già al conclave”

Il papa, chi tramava e la Chiesa che non torna indietro

Ho ancora impressa in mente la prima volta che incontrai, per caso, Joseph Ratzinger

Presunti abusi in Vaticano: il processo arriva a Como

Mascarucci: l’ultima di Bergoglio: la Chiesa diventa Novella 2000.

Uomini giusti ai posti giusti / E il vescovo che fa? Esalta “Imagine”, inno anti-religioso

Ayúdanos a seguir informando

11 comentarios en “La tenida jesuítica del Papa Francisco, el alto riesgo de ser Papa , la ideología del retroceso, Imagine en el Vaticano.
  1. Cada vez, los muchachos están más evidentes.
    Hay tanta gente en la iglesia que sabe lo mal que proceden y declaran y Se Callan. Porque más miedo que la condenación eterna, les da que digan que no están en la iglesia oficial. (Que los que no están en la Iglesia, digan y promulgen que ellos no están en la iglesia). Son miedos pueriles, infantiles y de vanidad.
    Mons. Lefebvre tenía el valor de 80 cardenales de hoy.

  2. «Pasquino (pronunciése ‘pascuino’), nombre de una estatua en Roma, en la cual solían fijarse libelos o escritos satíricos.» de ahí viene la denominación despectiva a ciertos medios poco serios como ‘pasquines’.

  3. Hasta Eslovaquia llegó
    -procedente de La Pampa-
    quien,instalado en la trampa,
    con la misma prosperó.
    Y obrando cual alcahueta
    y oficios de Celestina,
    su boca manó estricnina;
    y odios sin cuento,su jeta.
    Rajó…,cual suele rajar;
    tratando de dar estopa.
    Mas,como su ciencia es poca,
    no pasó de desbarrar.
    Que,donde no hay masa gris,
    hay ayuno de argumento…;
    y donde sólo hay jumento,
    excusada es flor de lis…
    Y así,ante unos jesuitas
    -pocos y menos:Menguados-,
    dio salida a sus enfados,
    y liberó sus espitas…
    Y éstos,que el Domine Cabra
    a su lado era Epulón,
    oyeron aquel tostón
    de verborrea y palabra…
    No sé qué discernirán;
    que es santo y seña en «la casa»…;
    tal vez,…,esperar qué pasa
    cuando pase este patán…

  4. Hay que ser como retrasado mental para decir a los curas que los que hacen la misa tradicional tienen miedo de mirar a la cara al pueblo, y hay que ser retrasado no, lo siguiente para decir que el pueblo enseña la verdad a los curas. La Verdad nos la enseño Jesucristo por si mismo y por la Tradición y el Magisterio. Lo demas son nimiedades. Es la insoportable levedad de Bergoglio, es que es la nada pero sin sifon. Pocas veces ha habido alguien mas manifiestamente incompetente para el cargo que ocupa. Y peor no es la estulticia sino la mala idea, la trola, el trile y el embuste. El Bergoglio de verdad es que da manotazos a la pobre china. Esa es la esencia verdadera de Begoglio. Eso y atribuir a otros lo que el hace.

  5. Pensé que el Papa habría elegido para su compañía solo a personas buenas como él. Que todos los que lo rodeaban por ser iguales lo amaban. triste Papa.

  6. 1. Celebro la no presencia de Antonella Frongillo la presidenta de Memores Domini, y de Don Julián Carrón de Comunión y Liberación, en el encuentro de movimientos con el Papa Francisco para explicarles el sentido del decreto papal del 11 de junio, que revisa las normas de elección de los directores de movimientos y asociaciones, prohibiendo el liderazgo vitalicia y poniendo el límite de cada mandato en 15 años, pues la ​Curia y el Papa alegan que carisma lo hereda el movimiento.

    a) Es contradictorio que los cardenales, obispos y el Papa, con cargo vitalicio, restrinjan el mandato de los líderes de movimientos a 15 años. Es una contradicción in ´terminis: los vitalicios dicen que estos líderes son temporales a fecha fija. Podrían los cardenales, obispos y el mismo Papa ponerse un ´límite de mandato y de acumulación de cargos, vista la corrupción e ineficacia en todos los sentidos de la gestión de la Curia, pues importa más la renovación frecuente de cargos que la experiencia de la acumulación ilimitada de mandatos y cargos, para evitar la corrupción e ineficacia en la asignación de recursos, pecado original de las administraciones, y la Curia y el Vaticano son una administración y empresa pública.

    b) Otra contradicción es limitar el mandato a 15 años va contra la Tradición de la Iglesia. Nosotros, los laicos, seguimos primero a la persona y luego a su institución. Seguimos a Jesús y luego a la Iglesia, a Escrivá de Balaguer y luego al Opus dei, a San Francisco y luego a los franciscanos, a Loyola luego a los jesuitas. Es absurdo que nos digan «usted siga 15 años a este líder y luego, a los 15 años y un día, ya no». Además, es irracional el límite de los 15 años, carece de tradición y justificación alguna, y nada impide que se reduzca a 4 años. Ridículo y risible.

    c) Parece que Francisco y la Curia tiene envidia de estos nuevos movimientos, pues saben que nosotros los laicos seguimos a las personas que siguen a los carismas, es decir, que ponen la integridad de su vida a la Palabra y vida de Jesús como persona viva y eficiente, pues los laicos no seguimos a las instituciones ni los aparatos. Nadie sigue a la Curia, porque es un organismo gris, burocrático, frío, sin rostro ni ojos ni corazón, un mecanismo funcionarial que gasta y manda con corrupción e ineficiencia, los casos lo demuestran. Y si no nos gusta el Papa porque vemos que hace mal las cosas, y sí nuestro líder porque las hace bien, parece que Francisco quiere yugular cualquier tipo de oposición legítima, queriendo imponer la dictadura del laico esclavo-muerto dentro la línea jerárquica, tenga o no tenga razón alguna, es decir, la confianza ciega e irracional en la jerarquía de que siempre tienen razón en la verdad, la justicia y santidad, así como así, y que desobedecerlos es ir contra la unidad de la Iglesia.

    d) Además, tenemos la razón de la historia. La disolución de los Templarios del siglo XIV y de los Jesuitas del siglo XVIII, la disolución de muchas organizaciones por falta de vocaciones u otros motivos, o el caso de los Legionarios de Cristo, con la conservación del carisma en la institución y la eliminación total de la persona fundadora, Marcial Maciel. Los carismas de una fundación, su patrimonio carismático, son un don de Dios que la Iglesia acoge y aprueba y que después vive en el instituto y en sus miembros, no proceden de la persona del fundador desligado de Dios. Pero es indudable que fundador-carisma-institución van ligados e interconectados vitalmente: el fundador son los ojos, el corazón y el rostro visible del carisma en un momento histórico, y puede fallar por múltiples motivos (justa o injustamente), pero funciona al igual que Jesús y la Iglesia: es el «tú sígueme» de Jesús que realiza el fundador y toda la historia de los seguidores. Imponer 15 años para este «sígueme» y ver desarrollado los frutos, es del todo punto irracional.

    e) Evidencia también un grave error que tiene la Curia y Francisco de sí mismos: piensan que si son la Alta Jerarquía, entonces todo lo que deciden es justo. Y desde la Escuela de Salamanca, sabemos que la desobediencia a la Autoridad es legítima si infringe materia grave y causa perjuicio grave, como la aprobación de Traditionis custodes que restringe la celebración de la misa tridentina y moderna en latín (conculcando la Sagrada Tradición Litúrgica) y de la herética comunión y absolución de los adúlteros impenitentes en Amoris laetitia, numeral 305, notas 336 y 351, y el rescripto de 5 de junio del 2017 que lo eleva a magisterio auténtico.

    f) Francisco y la Curia tienen una comprensión inadecuada del concepto de Papa y Curia, es decir, de Jerarquía, y que es la exaltación excesiva y la visión acrítica de la persona de Francisco y de la institución de la Curia, que lleva muchas veces a dar un valor universal a sus indicaciones y a aferrarse demasiado a ellas, sin tener en absoluto en cuenta si conculcan y violan el Sagrado Depósito de la Fé Católica, las Sagradas Escrituras y Tradición, y el Magisterio auténtico y permanente de la Iglesia, y que por ello, han de ser desobedecidas, opuestas y resistidas en virtud de la competencia otorgada por Cristo a los sacerdotes ordenados y bautismales-confirmacionales en el ejercicio activo de la defensa de la verdadera Fé Católica ante los actos de cisma, herejía y apostasía, así como de apartamiento de la verdad definitiva de doctrina católica y de la verdad segura y prudente, y legitimadas por la Escuela de Salamanca, al ser disposiciones que afectan a materias graves que causan perjuicio grave.

    g) También es contradictorio que quien está en herejía formal y material por actos propios, Francisco, y por omisión en su deber de emitir la debida decisión en defensa de la Fé Católica, la Curia, ejerzan sus facultades eclesiásticas de orden y jurisdicción decretando y disciplinando actividades sin justa causa. Además, imponen su rigidez perceptiva de cómo ha de ser una Iglesia, y como se ve, es en sentido herético y negligente, como demuestra Amoris laetitia, Traditionis custodes, el camino sinodal alemán y l omisión legislativa en materia de coherencia eucarística y rite dispositus en relación al abortista Biden.

    h) Por eso, un aplauso ante un acto discrecional y arbitrario del Papa y de la Curia desarrollado valientemente por Antonella Frongillo la presidenta de Memores Domini, y de Don Julián Carrón de Comunión y Liberación. Y evidentemente, esperaremos al próximo Papa, para deshacer este acto dictatorial y despótico, que se suma a muchos otros. Cuando no hay criterio, hay que apelar a la resistencia proactiva, asumir martirialmente todas las consecuencia, luchar hasta el final por las propias convicciones y la justicia en conciencia, indicar la injusticia de la justicia vaticana que no tiene apelación ni casación ni recurso de inconstitucionalidad, y a la espera de un nuevo Papa que revoque todas las presentes insensateces y desvaríos, eliminando la fatal Curia actual.

    1. Muchos conceptos muy necesarios para aplastar la obediencia de menores como hacen los cómodos y temerosos sacerdotes y obispos. Rescato «Y desde la Escuela de Salamanca, sabemos que la desobediencia a la Autoridad es legítima si infringe materia grave y causa perjuicio grave,» y los párrafos que siguen, para desarrollar y difundir así se curten los que idolatran cargos y funciones venga la que venga y manden la que manden. Porque se olvidan que el que está contra las Escrituras está Fuera.de.la.Iglesia, automático. Se pinche olvidan de eso!!!

  7. Demasiado Specola!!! Qué grande y qué tino tiene en sus especulaciones papales. Gracias por estar ahí descubiéndonos todas estas intrigas. vaticanas. Inmejorable y cada día mejor…adelante antes que lo hagan desaparecer…

  8. Tremendo artículo. Pero, sinceramente, no veo cómo rebatir lo que dice. Me gustaría que no fuera así, pero no se me ocurre nada riguroso que oponerle. ¡Qué pena!

  9. «podamos volver a las verdaderas intenciones de Benedicto XVI y Juan Pablo II»

    Benedicto XVI está vivo.

    ?No sería más prudente preguntarle al mismo Benedicto lo que quería hacer ?

    (interpretación «auténtica»)

    Lo curioso del caso es que el que realmente autoriza el antiguo rito para todos -del que dice incluso que nunca ha sido abrogado- es Benedicto, no Juan Pablo.

    Este Francisco miente más que habla. No sé con qué espuria razón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *