PUBLICIDAD

La plaza en silencio, los persistentes cansancios del Papa Francisco, el naufragio de la sinodalidad, la Fe de San Dimas.

|

Empezamos la Semana Santa y la empezamos con la salud del Papa Francisco en todos los medios, en muchos casos  en las primeras páginas de todo el mundo. Cuando publicamos nuestra Specola de ayer no había terminado la misa de ramos en la plaza. Dejamos para hoy las esperadas reacciones a la ausencia de homilía del Papa Francisco. Nuestra misión es contar lo que vemos, lo que vemos no es bueno y ocultarlo no tiene sentido, no hacemos mas que engañarnos.

Phil Lawle en catholicculture.org: «El Papa presenta cada vez más la imagen patética de un anciano pobre, enfermo y debilitado, que intenta desesperadamente montar un espectáculo mientras individuos sin escrúpulos se aprovechan de su debilidad. Por eso hoy inspira más lástima que aversión». 

El Papa había preparado la homilía, había sido traducida a diferentes idiomas y transmitida a la prensa. Por tanto, no se trata de una elección adoptada anteriormente sino de un cambio de última hora. ¿Por qué? El entorno del Papa informa que «estaba cansado».  La Sala de Prensa del Vaticano, preguntada sobre la anomalía acaecida, se limitó a observar que » la homilía, al no haber sido pronunciada, no existe«. El portavoz explicó que » frente al relato de la Pasión de Jesús, frente a las cruces del mundo, frente a esa reunión de miles de peregrinos de todo el mundo, el Papa probablemente prefirió el silencio, que era más incisivo, en mi opinión, que muchas palabras«.

Es terrible tener que constatar que el Pontífice ya no celebra la Eucaristía desde hace años. No lo hace en público pero tampoco en privado. La única excepción se hizo para la Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos donde concelebró con el Maestro de Ceremonias. No presidió, sino que actuó como concelebrante de un obispo. No estamos hablando de un hombre que tiene problemas de salud tan graves que no puede celebrar. Francesco no tiene dificultades ambulatorias tan graves que le impidan ponerse de pie. Se para cuando quiere y lo hace en Santa Marta como en otros lugares. Ni siquiera es necesario recordar los ejemplos de San Juan Pablo II, que nunca dejó de celebrar y arrodillarse ante la Eucaristía a pesar de encontrarse en condiciones mucho más graves que las del Papa Francisco.

Este es el pontificado más mediático de la historia. Nadie le dijo al Papa: ¿qué mensaje le estamos dando al pueblo? Se celebran entrevistas, encuentros, almuerzos, ángelus, etc… y el Papa está a menudo de pie.  Para la vida de un sacerdote la celebración eucarística es el acontecimiento más importante del día. No puede haber un día sin que el sacerdote celebre y ofrezca el sacrificio de la Misa por sí mismo y por su pueblo. ¿Qué ejemplo da el Papa a todos los sacerdotes? Si existen condiciones reales que le impiden celebrar, al menos explíquelas a los fieles y asegúrese de que comprendan este aspecto que, de lo contrario, corre el riesgo de convertirse en un verdadero escándalo. Esperamos ver al Papa volver a celebrar la Eucaristía, con la oración eucarística más corta que exista, pero al menos una que se celebre, presidir de esta manera no tiene sentido.

Y pasamos a otros temas del día.  Charles J. Chaput en First Thing.  «Benedicto XVI, renunció al ministerio papal en 2013. Pero antes de hacerlo, comenzó a redactar una encíclica sobre la naturaleza de la fe cristiana».  El recién elegido Papa Francisco adoptó el borrador de Benedicto en el momento de su nombramiento y añadió «algunas de sus propias contribuciones».  «En sus funciones anteriores como experto en el Vaticano II y prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger fue una de las mentes cristianas más grandes del siglo pasado. Lumen Fidei es una reflexión de gran impacto sobre la naturaleza de la fe, sobre su papel en la búsqueda de la verdad por parte de la razón y sobre su guía para la vida cristiana». 

«La rica calidad de Lumen Fidei contrasta desafortunadamente con cualquier otro documento del mandato de Francisco. Es un juicio doloroso, pero cierto».  «Resulta difícil evitar la conclusión de que una corriente de resentimiento es uno de los signos distintivos y más deplorables del papado de Francisco. Deplorable porque socava la dignidad del cargo petrino. Lamentable porque crea críticos y enemigos, en lugar de reconciliarlos. Lamentablemente, porque socava la tarea central de todo pontificado: proporcionar una fuente creíble y fiel de unidad católica. Y los asesores, apologistas y escritores fantasmas que rodean este pontificado han contribuido a exacerbar el problema». 

Entrevista concedida por el Cardenal Müller completa en Lifesitenews., en Italia vemos publicada la primera parte, nos prometen otras dos. Empezamos con la situación en Alemania: «La razón es muy simple, porque el Comité sinodal contradice absolutamente la constitución sacramental de la Iglesia católica, [con las ideas protestantes o más anglicanas en las que la Iglesia es gobernada por el rey o directamente por un comité de obispos, sacerdotes y laicos]. Según la constitución apostólica de la Iglesia, ellos [los obispos] son ​​los sucesores de los apóstoles, los obispos, en comunidad con sus sacerdotes, tienen toda esta autoridad espiritual en los sacramentos y en el gobierno de la Iglesia, pero ciertamente gobernar la Iglesia no tiene nada que ver con el gobierno político, sino que es una representación de la obra pastoral de Jesucristo».

«Detrás de la Comisión Sinodal hay una idea equivocada de qué es una Iglesia y cuál es la misión de la Iglesia, porque entienden a la Iglesia como una realidad más política, ideológica, para el progreso de la humanidad en un paraíso terrenal más socialista o liberal, que nunca llegará». «Y, por tanto, la última oportunidad para detener este camino equivocado no es un camino sinodal, que es un camino sinodal equivocado. Por eso es muy importante que ellos [el Vaticano] lo detuvieran [la Comisión Sinodal Permanente] en el último momento, pero hubiera sido mejor entender lo que está pasando, no para vencer el mal en el último momento, sino desde el principio». 

«Podemos discutir todas estas cosas, pero lo que hay detrás de esta ideología [sinodal] es que piensan que “la Iglesia es anticuada, es medieval, y nosotros, esta es nuestra Iglesia, somos el sujeto de la Iglesia. Debemos cambiar esta Iglesia como herramienta para la implementación de nuestras ideologías, no para predicar la Palabra de Dios, sino para implementar nuestras ideologías». «Estas son las ideologías del movimiento verde, un poco mezcladas con el socialismo, sobre la base de una antropología absolutamente errónea, de una comprensión errónea de lo que es el ser humano en relación con Dios y su responsabilidad por el mundo, y que la salvación viene sólo de Dios – no de nosotros – sólo a través de la redención de Jesucristo, su cruz y su resurrección».

Raymond J. de Souza en The Catholic Thing nos ofrece un largo artículo sobre el Sínodo sobre la sinodalidad.  «El cardenal Robert McElroy de San Diego estaba dispuesto a acusar a todos aquellos que se oponen a las bendiciones aprobadas por el Papa para las parejas del mismo sexo – ¡pero no para las uniones del mismo sexo! – de estar impulsado por una “inclinación” anti-gay. Sea como fuere, lo que me llamó la atención fue la respuesta del cardenal McElroy cuando se le preguntó si la sinodalidad sobrevivirá al Papa Francisco : “Eso espero, creo que sí, pero no estoy seguro”.

«En 2023, incluso cuando estaba en marcha la primera etapa del proceso sinodal para una Iglesia sinodal, nadie sabía exactamente de qué se trataba . Sea lo que fuere, la sinodalidad omnicomprensiva como nueva forma de ser Iglesia, murió el 18 de diciembre de 2023, con la publicación de Fiducia Supplicans.  El proceso sinodal superconsultivo nunca se restablecerá». 

«Continúa el interminable proceso sinodal sobre la sinodalidad para una Iglesia sinodal.  Los «sinocratas» se avergonzaron el año pasado cuando se descubrió que se habían olvidado de invitar a los párrocos a la asamblea de octubre. Tampoco serán invitados este año, pero habrá algún tipo de versión aún no lista para ellos esta primavera».  «El destartalado barco “Sinodalità” se ha hecho a la mar. El Papa Francisco intentará heroicamente llevarlo a puerto este año, antes de que se hunda, pero no será fácil». 

Y terminamos con el santo del día, hoy es la fiesta de San Dimas, el buen ladrón. «Y con Él crucificaron dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda de Él. Y fue cumplida la Escritura que dice: Y fue contado entre los inicuos. Uno de los malhechores le insultaba diciendo: ¿No eres Tú el Mesías? Sálvate a Ti mismo y a nosotros. Mas el otro, respondiendo, le reconvenía diciendo: ¿Ni siquiera temes tú a Dios estando en el mismo suplicio? Nosotros, la verdad, lo estamos justamente, pues recibimos el justo pago de lo que hicimos; mas Éste nada ha hecho; y decía a Jesús Acuérdate de mí cuando vinieres en la gloria de tu realeza. Díjole: En verdad te digo, que hoy estarás conmigo en el Paraíso».

Poco más sabemos de San Dimas con certeza histórica, aunque existen actas muy antiguas. Las leyendas apócrifas cuentan que, en el camino de huida a Egipto, la Sagrada Familia encontró una casa en la que fácilmente se podrían esconder, era la casa era la que habitaba Dimas con los suyos. José les pide que los escondan, pero los habitantes de aquella casa se niegan a ello. El joven Dimas dispone que se queden y les esconde.  En la cruz, Dimas se nos presenta convertido, como creyente en la divinidad de Cristo: «¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en el mismo suplicio?». En la Iglesia Ortodoxa Rusa, tanto las cruces como los crucifijos se representan con tres barras horizontales, la más alta es el titulus crucis, la segunda más larga representa el madero sobre el que fueron clavados las manos de Jesús y la más baja, oblicua, señala hacia arriba al Buen Ladrón y hacia abajo al Mal Ladrón.
«…a los pobres los tenéis siempre con vosotros, pero a mí no siempre me tenéis».
Buena lectura.

 

Il Papa «tentato» dal diaconato femminile. E c’è chi vuole le donne prete

Il silenzio del Papa all’omelia delle Palme.:“Bergoglio è stanco”

Il Papa in piedi e in silenzio: non legge l’omelia e la piazza resta in attesa

Papa Francesco come sta? Ormai è sempre più fragile ma ad agosto vuole andare in Oceania: quali sono le sue condizioni di salute

«Omelia sempre prevista per le feste». La spiegazione dello stravolgimento di Papa Francesco

Per le Palme neppure l’omelia. La stanchezza ad libitum del Papa

La sinodalità defunta

Card. Müller: Con la loro ideologia e la loro agenda vogliono cambiare la Chiesa di Cristo

Papa Francesco ricorda le vittime di Mosca e di Kiev

Papa Francesco è affaticato non legge l’omelia della Domenica delle Palme

Il pensiero del Card. Fernández inganna

La vera prudenza e la neo-chiesa del politicamente corretto

Tra mito e realtà. Fine dei giochi per il pontificato di Francesco

Comentarios
2 comentarios en “La plaza en silencio, los persistentes cansancios del Papa Francisco, el naufragio de la sinodalidad, la Fe de San Dimas.
  1. El Phill Lawle ese de catholicculture.org no tiene ni pu.. idea de como es Bergoglio. Viejo esta, pero la mala leche y la corrupción y la chabacanería las mantiene intactas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *