PUBLICIDAD

La inmensa inmigración hacía el sueño Americano, el Papa Francisco ayuda a los inmigrantes en México, Europa cambia de color.

|

Las noticias nos hablan hoy del problema de la inmigración en América. Visto desde Europa puede parecer lejano y poco relevante. En América no existe el problema musulmán y nos encontramos con movimientos de población de números bíblicos que emprenden la huida a Estados Unidos buscando el sueño americano. Estados Unidos es un país que ha crecido con la inmigración y que la llegada de otras culturas y latitudes no ha causado históricamente grandes dificultades. Los números son tan enormes que se está perdiendo el control. El problema ahora se centra en la frontera de México con los Estados Unidos. Son más de 3.000 kilómetros los que marcan la línea de separación de ambos países.

Para hacernos una idea de lo que está sucediendo en este momento, están entrando en territorio mexicano provenientes de países de centro y sur América la friolera de 100.000 inmigrantes mensuales. Su objetivo es llegar y saltar la frontera con los Estados Unidos.

El primer elemento que no podemos olvidar es la situación dramática de muchas de estas personas que se ven obligadas por las situaciones políticas y económicas de sus países a abandonar sus amadas tierras. No hay derecho a tantos sufrimientos que provocan los castros, maduros, ortegas y demás pelaje. Este es el origen del problema del que no se quiere hablar.

Estados Unidos cuenta con una población de unos 325 millones de habitantes de los que unos 58 millones son hispanos, de ellos, algo más de 40 millones mexicanos. Las cifras son enormes. La capacidad de asumir emigrantes de todo el planeta es muy grande en los Estados Unidos que goza de unos niveles de integración envidiables.

El Papa Francisco envía 500.000  dólares para ayudar a los inmigrantes que están esperando el salto de la valla. Se repartirán entre las diócesis fronterizas que están viviendo una increíble alarma humanitaria. Son muchos los que no pueden pasar y se quedan en las localidades fronterizas mexicanas que ven saturados todos sus servicios con un inesperado aumento de la población. La vuelta atrás es muy complicada aunque son muchos los que vuelven a sus países decepcionados por las dificultades. No es posible aplicar la política de fronteras abiertas de modo indiscriminado y son los inmigrantes que residen en los Estados Unidos los primeros que quieren que esta entrada se haga ordenada para no bloquear el mercado laboral.

Los dineros del Papa Francisco son objetivamente muy discretos. Los tenemos que entender como un gesto , una señal, de cuales son sus intereses. La popularidad del Papa Francisco en las comunidades de inmigrantes residentes en los Estados Unidos está por los suelos. Justa, o injustamente, su nombre viene asociado a los gobiernos que están provocando la huida de sus ciudadanos con tanto sufrimiento en miles de familias. Estados Unidos es la tierra de acogida que les ha permitido rehacer sus vidas con trabajo y esfuerzo. No podemos olvidar que el primer derecho de todo ser humano es a no emigrar. Hoy son demasiados los que se ven obligados muy en contra de su voluntad. Estamos ante un desastre humanitario que no termina y que se complica por momentos.

Después de la extraña salida del nuncio Balestrero de Colombia al Congo en una situación de interinidad al fin le llega el nombramiento de nuncio en el país africano.

Europa empieza a sufrir, o gozar, de cambios políticos de fondo que están cambiando el mapa del viejo continente. Las elecciones españolas de hoy y los llamados populismos se ven con una gran incertidumbre sobre en que manos estarán nuestros destinos. Los próximos días podemos tener sorpresas en tierras hispanas que se observan con muchas atención en todo el continente y en las tierras hermanas de América.

«Dichosos los que crean sin haber visto.»

Buena lectura.

Papa Francesco dona 500mila dollari a chi ha aiutato i migranti in Messico

Papa Francesco nomina monsignor Balestrero nuovo nunzio apostolico in Congo

Papa Francesco dona mezzo milione a chi aiuta i migranti

Spagna: elezioni all’insegna dell’incertezza

SRI LANKA. LA PERSECUZIONE DEI CRISTIANI, LE PAROLE DI CREPALDI, E GLI STRANI SOFISMI DI SPADARO E MONDA.

In Vaticano si discute della minaccia nazionalista a livello globale

 

4 comentarios en “La inmensa inmigración hacía el sueño Americano, el Papa Francisco ayuda a los inmigrantes en México, Europa cambia de color.
  1. Hay un interés, que ya no es oculto sino abiertamente manifiesto, en que no se arreglen los problemas que tienen los países (es más desde el extranjero se imponen nuevos yugos y si es preciso se monta una guerra) para así hacer que la población se desplace masivamente y sin siquiera cuestionarse qué está pasando y por qué precisamente a ellos, a los de siempre.
    Que los políticos, dirigidos por organismos supranacionales del NOM, están detrás y lo promueven, pues no me extraña porque a los políticos ni les interesamos, ni nos quieren.
    Que a esto se le sume el Papa, pues es como para apagar e irse…

  2. La inmigración tiene más de cruz que de cara. Incluso aunque sea en buenas condiciones, como que tu empresa te envíe a otro país a trabajar y con buen sueldo pagado, al final uno siempre se siente desplazado, porque todos los seres somos iguales, pero costumbres, familia, amigos, todo hay que empezarlo de nuevo. Que conste que lo digo por gente conocida que ha estado trabajando fuera de España ahora, y en tiempos que la gente iba a Alemania. Siempre hay gente camaleónica que se adapta enseguida, pero son los menos. Hay un interés especial en el mundo y con el Papa a la cabeza a que la gente no tenga patria, ni costumbres, ni familia arraigada ni nada de nada no sé que sueño tan extraño persiguen. Cuando la inmigración es forzada o con promesas engañosas al final el inmigrante se rebota y se revuelve porque no ha alcanzado lo que le prometieron y se forman bolsas de gentes descontentas infelices y apáticas. ¡bueno este es el sueño de algunos!

  3. Caravanas de miles, son los que están entrando,. Es una tristeza. Y surgen muchas noticias, unas malas y otras peores, los que entran forzadamente, ya entran exigiendo, y están sufriendo porque quieren, pues nadie los invitó, y a los que nos va a ir peor, es a los que nacimos aquí, pues se está augurando, que los migrantes, poco a poco, gozarán de privilegios que un nativo no tiene. Solo Dios sabe qué tan cierto es éso. Lo que si es cierto, por lo visto, es que el Papa, está ayudando económicamente a los migrantes. Aquí en México, cuando una persona te ayuda y al ayudarte te perjudica, se dice:. ! Ya no me ayudes , compadre! Ya éramos muchos, y parió la abuela. Dichos,,, nomás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *