PUBLICIDAD

La fiesta de la lactancia del Papa Francisco, dos papas en Vaticano, máxima seguridad para Pell, el celibato imprescindible.

|

Hemos celebrado la fiesta del Bautismo de Señor que en el Vaticano se empieza a conocer cómo la de ‘lactancia’. Todos los años en la tradicional ceremonia de bautismos en la Capilla Sixtina el Papa Francisco anima a las jóvenes madres a amamantar a los retoños para aplacar su hambre. Ya se ha convertido en un clásico que no puede faltar y que se une a tantos episodios surrealistas que vivimos en estos tiempos en el entorno pontificio. Terminaremos por introducir la ceremonia de la lactancia en el sacramento del Bautismo que estamos seguros de que hará las delicias del pontífice reinante.  La corte es la corte y en estas cosas siempre se ha intentado tener contento al monarca siguiendo sus sabios consejos. Por esta vez, nadie ha amantado ante las cámaras que escudriñaban con curiosidad los lloros de los infantes. Otro año más el Papa Francisco no ha defraudado, bon pranzo a tutti, otra manifestación de que algo no ha quedado muy resuelto en el pasado.

Siempre es interesante seguir a Luigi Bisignani, hoy en su carta a Il Tempo, imagina a Francesco Cossiga y Giulio Andreotti en el paraíso viendo la película ‘I due Papi’ en Netflix. «Un verdadero bribón», comenta Andreotti. «Sí, peor que el Divo de Sorrentino sobre ti», dice Cossiga. El problema para Andreotti es que «estas películas, que distorsionan la realidad con escenarios bien reconstruidos, generan información errónea para las generaciones futuras». Cossiga está de acuerdo: «Oh, sí, mi amigo Ratzinger pintado como un nazi y Bergoglio como un partidario de los generales argentinos».»Sin embargo, en la película hay un doble deseo de piedra caliza, por un lado, la profunda crisis de la Iglesia manifestada bajo Benedicto XVI, por otro, la esperanza de reconocer al arquitecto de su reforma en el Papa Francisco», dice Cossiga. Pero la realidad, explica Cossiga «es diferente. El papado de Ratzinger era extremadamente reformista: las finanzas del Vaticano obtuvieron la lista blanca de las autoridades internacionales; en el plano moral, los Legionarios de Cristo se sometieron a un comisario y se hizo mucho por la pedofilia. Pero, como era previsible, tal trabajo fue duramente criticado «. No solo eso. «La película incluso muestra una indicación de Benedicto en la elección de Bergoglio … acércate, te digo algo en el oído, para que el Espíritu Santo no nos escuche …», «Si él lo hubiera imaginado nunca habría renunciado». Imagine que Bergoglio no pisó Roma durante cuatro años, furioso por la negativa a su solicitud de una audiencia con el Papa para resolver la cuestión del nombramiento de Ruiz como Rector de la Universidad Católica. Siempre es interesante seguir a los bien informados de lo que verdaderamente cuenta en Roma. Los que dice siempre tiene intenciones y en este caso sin interesantes. La coexistencia de los dos papas es una rareza histórica que todavía no hemos digerido.

La otra noticia de hoy ampliamente comentada es el traslado del cardenal Pell a una prisión de seguridad por un extraño suceso ajeno totalmente a su situación judicial. Parece ser que un dron pretendía fotografiar al ilustre encarcelado en el jardín de la prisión y para evitarlo se ha añadido al aislamiento el trasladado a otro centro penitenciario. No nos cansaremos de proclamar la inocencia del cardenal Pell que hemos sostenido sin dudas desde el inicio de todo este culebrón. En su día se afirmó de que los cañones son Australianos pero las balas son Vaticanas. Pell no es un condenado más y su increíble situación nos debería hacer pensar. Tantas delicadezas con algunos y tantos silencios con otros. Pell metió las narices donde no debía y además estaba dispuesto a meterlas mucho más. El silencio oficial en torno al caso es demasiado elocuente, la limpieza de todo lo que huele a Pell en Vaticano es manifiesta pero sigue siendo un personaje temido al que mejor tener controlado. Algunos pensaron que con todo el circo mediático en torno a su condena por abusos todo estaba terminado pero podemos entrar en un efecto Boomerang en el que los australianos son expertos. Otro tema para no olvidar y para no dejarse despistar por drones interesados.

En pocos días tendremos en las librerías el nuevo libro del cardenal Sarah y hoy contamos con varios artículos que nos adelantan una intervención del Papa Benedicto XVI en la que, siguiendo a San Agustín, nos dice que no puede callar y defiende el celibato sacerdotal como indispensable. Esto se presenta como ‘carca’, palabra mágica que nada dice y quieren denigrar todo, y como contrario a los curas casados.

Un lector chino culpa de todo el lio montado con los pactos secretos con China directamente al Papa Francisco. El mismo papa se hizo responsable personalmente de todo esto y no entendemos que se quiera diluir la responsabilidad. No dudamos en absoluto del relato del cardenal Zen pero nos suena mucho a la típica puesta en escena Vaticana para salvar in extremis al papa.

Otro día preñado de noticias en que lactancia no ha disminuido la intensidad de los temas de fondo que no cesan.

«Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.»

Buena lectura

 

Ratzinger nel nuovo libro scritto con il cardinale Sarah: «Il celibato è indispensabile»

Papa Francesco, il monito di Ratzinger: «Il celibato dei sacerdoti è indispensabile, non posso tacere»

Papa Ratzinger contro i preti sposati: «Celibato indispensabile»

PUBLICIDAD

Ora il cardinale Pell finisce in un carcere di massima sicurezza

Assisi centro di gravità per un’economia attenta all’ambiente e all’uomo

UN LETTORE CINESE: L’ACCORDO CON LA CINA È COLPA DEL PAPA.

vaticano/pell_pedofilia_abusi_drone_carcere_ultimissime

Papa: «Se qualche bambino ha fame, allattatelo, qui dentro, nella Cappella Sistina»

Roma, tenta di entrare in Vaticano con un drone: allontanato

Luigi Bisignani, voce dal Vaticano: «Se avesse saputo di Papa Francesco, Ratzinger non si sarebbe mai dimesso»

 

2 comentarios en “La fiesta de la lactancia del Papa Francisco, dos papas en Vaticano, máxima seguridad para Pell, el celibato imprescindible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *