PUBLICIDAD

La banda de bandidos, la guerra híbrida de Polonia, el molesto Viganó, los curas jóvenes más católicos y lejos del papa Francisco.

|

El mundo está revuelto y la iglesia no es ajena al mundo, no es de este mundo, está en el mundo. Los católicos pertenecemos a nuestro tiempo, somos hijos de este tiempo y este es el  tiempo en el que tenemos que encarnar el evangelio eterno y hacerlo vida. Asimilarse al mundo hace que la sal se vuelva sosa y no sirva para nada. Para ser más de lo mismo no necesitamos a la iglesia, ni está ni ninguna. No podemos olvidad que seguimos a Jesucristo, que termina colgado de una cruz, y no banqueteando con los Herodes de turno.

En este periodo vemos que abundan los artículos sobre temas importantes de fondo. No se puede vivir siempre con gracietas que se lleva el viento o con expresiones bien sonantes sin trasfondo alguno. Hoy nos recuerdan la intervención de Benedicto XVI en el Reischtag de Berlín en 2011 recordando a San Agustín: «sin ley el estado es solo una gran banda de bandidos».  Benedicto XVI  reflexiona sobre los fundamentos del derecho y la política. Para un político «el éxito también puede ser una seducción y así puede abrir el camino a la falsificación de la ley, a la destrucción de la justicia».  «La política debe ser un compromiso con la justicia y así crear las condiciones básicas para la paz».  “Los alemanes sabemos por nuestra experiencia que estas palabras no son una farsa vacía. Hemos experimentado la separación del poder de la ley, la colocación del poder contra la ley, su pisoteo de la ley, de modo que el estado se había convertido en el instrumento para la destrucción de la ley, se había convertido en una banda de bandidos muy bien organizada, que podía amenazar al mundo entero y llevarlo al límite”.

El Papa Francisco, en la audiencia de ayer, hizo referencia a la «guerra híbrida» contra los migrantes, palabras elegidas con cuidado.  En la frontera entre Bielorrusia y Polonia miles de bielorrusos son rechazados por el alambre de púas, Francisco cita a Juan Pablo II:  «Hoy el mundo y Polonia necesitan hombres con un gran corazón, que sirvan con humildad y amor, que bendigan y no maldigan».

Viganò entró en escena con todo serial que rodea a McCarrick y sus macarristas. Es evidente que en este tema es una autoridad porque conoce toda la documentación, toda, la que estaba en la nunciatura de los Estados Unidos y, por lo tanto, en la secretaría de Estado. La historia parcial es peor que si fuera falsa, para poder valorar un hecho hay que empezar pro conocer la totalidad de lo sucedido, de otra forma, la conclusión puede ser equivocada por fundamentase en medias verdades. Ante el silencio generalizado del episcopado mundial, muy generalizado, Viganó se ha convertido en una especie de altavoz de lo divino y lo humano y es muy seguido por los medios para los que se ha convertido en la oposición visible el francisquismo. La7 es una cadena italiana muy seguida por sus programas de actualidad y en ella está con frecuencia Viganò hoy con el tema de las vacunas. Habla de «psicopandémica» y de como «Los medios de comunicación del régimen»,  «nos han engañado durante casi dos años diciéndonos cosas que no corresponden a la realidad»

Una encuesta realizada en 2021 por el Instituto de Austin para el Estudio de la Familia y la Cultura preguntó a los sacerdotes de Estados Unidos sobre temas como el aborto, el comportamiento homosexual, la aprobación del Papa Francisco. La conclusión es que los  sacerdotes más jóvenes son más católicos.  Para el 90% de los sacerdotes ordenados después de 2010  el aborto es siempre un pecado, en comparación con solo el 56% de los sacerdotes ordenados antes de 1980. Para situarnos, la llamada  generación de Francisco fue ordenada en 1969. Para el 89% de los sacerdotes ordenados después de 2010 el comportamiento homosexual siempre es pecaminoso, en comparación con el 34% de los sacerdotes anteriores a 1980. Los números son muy similares en cuanto a masturbación, sexo fuera del matrimonio y anticoncepción. Entrando en temas más delicados, el 21% de los sacerdotes ordenados antes de 1981 dicen que se identifican a sí mismos como «homosexuales» o «algo intermedio, pero más en el lado homosexual» en comparación con el 5% de los sacerdotes ordenados después de 2000.

Es interesante tener datos de una encuesta que tenemos integra en ingles. Nos confirma la impresión de que algo está cambiando y para el 92% de los sacerdotes mayores dicen que los sacerdotes más jóvenes son más «conservadores», es decir, católicos, que las generaciones anteriores. Como es natural esto se refleja en los afectos y desafectos al Papa Francisco y así, solamente el 20% de los sacerdotes ordenados desde 2010 «aprueban mucho» a Francisco, en comparación con el 80% de los sacerdotes ordenados antes de 1980. Si tomamos en serio estos datos, se confirma generosamente la impresión generalizada de que una iglesia desaparece y muere y otra ya ha nacido.

«…el reino de Dios está dentro de vosotros».

Buena lectura.

Preti giovani più critici sui passi indietro di Francesco e Vaticano II

Vaticano, monsignor Galantino:«l’Obolo di San Pietro serve anche a pagare i dipendenti»

Vaticano, il monito di Francesco alla Polonia: «Il mondo ha bisogno di uomini dal cuore grande»

Viganò, l’arcivescovo No vax che imbarazza (in tv) il Vaticano: dalle denunce contro i preti pedofili ai complotti

Senza la legge, che cosa è lo Stato se non una banda di briganti? Come riconosciamo che cosa è giusto? Benedetto XVI cita Sant’Agostino davanti al Bundestag

VIganò, il Greatest Reset da Roma a Davos. Dovere Cattolico è Resistere

Bufera sull’arcivescovo negazionista

Ayúdanos a seguir informando

Comentarios
4 comentarios en “La banda de bandidos, la guerra híbrida de Polonia, el molesto Viganó, los curas jóvenes más católicos y lejos del papa Francisco.
  1. ¿Y quien los ha formado?. Los buenos formadores de los que denomina el articulo jovenes curas, deberian ser reconocidos. Posiblemente los que formaron a la generacion anterior, ya estan con Nuestro Señor.

  2. Y cuando Bielorrusia trata de invadir Polonia con miles de inmigrantes importados del Medio Oriente, la unica respuesta de Francisco y Co. es que debemos rendirse y acogerlos todos. 2016 2.0?

  3. Es verdad que el supuesto virus «nuevo» no existe. Si después de casi dos años, nadie ha probado su existencia ni han aplicado los protocoles para probar la existencia de un virus, hemos de suponer que simplemente no existe. Es un fraude y el centro del fraude está en las pruebas PCR, declaradas no aptas para diagnosticar una enfermedad. Es más, no hay prueba científica que demuestre que un g´ermen, sea bacteria, virus u otro provoca enferemdad. Hay estudios que demuestran que no lo hace. 5% de curas que se consideran homosexuales es mucho, más del doble del porcentaje que existe en la población. Algo hay que hacer para eliminar a estos de los seminarios y no ordenarlos.

  4. En relación al primer artículo, del estado por encima de la ley ¡ay lo que le cuesta a la Iglesia proclamar que han sido los ateos- masones, nazis y comunistas- los causantes directos de decenas de millones de muertos en sólo unas décadas del siglo XX!
    ¡Ay que calladitos sobre la acción del mal!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.