Gobernar con entrevistas y sin dar la cara, los alemanes rompen con el Papa Francisco, los ‘dubbia’ de los arco iris, ‘Jesús al revés’, Benedicto XVI nunca duerme.

|
 

Que estamos a final de pontificado es una evidencia, dure lo que dure, esto no da para más, va degenerando y cómo. Los temidos ‘tradis’, han entendido muy bien donde están, saben que no queda otra que aguantar y seguir viviendo la fe de nuestros mayores con discreción y con una gran alegría y paz.  El cristianismo ha surcado la historia gracias a su capacidad de sobrevivir en las situaciones más adversas y extrañas que podamos imaginar.  Los ‘tradis’ saben que en este momento resistir es vencer, son la parte más joven de la iglesia, lo demás se muere, la muerte natural va enterrando lo que ya estaba muerto hace decenios.

El problema actual del Papa Francisco no son los ‘tradis’, son los que en teoría son lo suyos, los francisquistas que viven sumidos en ‘dubbias’. Hoy tenemos el frente abierto entre los amados arco iris, y con los obispos alemanes a los que la última entrevista del Papa Francisco ha cabreado.  El presidente de los obispos alemanes pasa olímpicamente del Papa Francisco y le afea sus propios argumentos. Georg Bätzing, considera cuestionable «percibir el liderazgo de la Iglesia a través de entrevistas».  En la reciente visita ad limina de los obispos alemanes,  el Papa Francisco mando a los tres mosqueteros y evito ‘dar la cara’, tuvo ocasión de hablar directamente con los obispos alemanes sobre el Camino Sinodal y no lo hizo.

<

El Papa Francisco dice, en entrevista, que el camino sinodal en Alemania «no era útil» y que era un evento de «élites». Bätzing ha sostenido durante años que Francisco apoya el camino sinodal. ¿Por qué ha engañado a los fieles en Alemania durante tanto tiempo?». «¿Por qué el Papa no nos habló de esto cuando estuvimos con él en noviembre?» y confiesa que no tiene un canal directo de comunicación con el Papa Francisco.

Bätzing está muy enfadado con la carta de  Parolin, Ouellet y Ladaria, con la que la Santa Sede ha rechazado la intención de establecer un Consejo Sinodal en el que obispos y laicos consultaran y decidieran juntos. Si se pitorrea del Papa Francisco,  podemos suponer la autoridad que da a una cosa,  en la que el Papa Francisco nos dicen que da su visto bueno, pero tan dado a firma fácil, no firma.  Su argumento es que hay ideas radicalmente distintas de la sinodalidad: «El Papa la entiende como una amplia recolección de impulsos de todos los rincones de la Iglesia, luego los obispos la discuten más concretamente, y al final hay un hombre en la cúspide que toma la decisión. No creo que ese sea el tipo de sinodalidad sostenible en el siglo XXI» Sobre el celibato,  reconoce que la  cuestión se ha discutido durante 60 años, dijo, y el Papa Francisco ha permitido el debate incluso en el Sínodo de Amazonas: «Llamar ahora a eso un debate ideológico, donde el Espíritu Santo sale de la habitación como volando, por así decirlo, ¿a qué viene?». Con el tema de los abusos llega a la conclusión de que  el Vaticano «ya no quieren ver las causas sistémicas, los antecedentes y los factores de este escándalo».

Otros que se ha quedado con ‘dubias’, tres, son los amigos arco iris capitaneados por el intrépido Martin SJ. Para el Papa Francisco no son criminales, al menos por ahora, veremos si se discierne otra cosa, pero son todos pecadores por el hecho de ser homosexuales. Han saltado  las alarmas de todos los colores  y con una velocidad increíble, pensemos que hay cardenales con dubbias mucho más serios que no han tenido respuesta, ya tenemos carta del Papa Francisco, con su firma, sin mosqueteros, y que no tiene desperdicio.  Carta de ayer, 27 de enero de 2023 y en dos versiones enviadas desde Santa Marta: una versión manuscrita y otra versión mecanografiada, ambas firmadas por el Papa Francisco para que no tengamos dudas que la autoría, que ya se sabe que hay secretarios muy atrevidos.  La enseñanza de la iglesia nunca ha dicho, es una locura pesar así, que la orientación homosexual en sí misma sea un pecado, como ha afirmado el Papa Francisco rotundamente y sin matices.
El Martin SJ plantea sus tres ‘dubbia’:  «Santo Padre, gracias por su fuerte llamado a despenalizar la homosexualidad. ¿Por qué decidiste decir esto en este momento?». «Parece que hubo cierta confusión acerca de su comentario: “Ser gay es un pecado”, que, por supuesto, no forma parte de la enseñanza de la iglesia. Mi sensación era que simplemente estabas repitiendo lo que otros podrían decir hipotéticamente. Entonces, ¿piensas que el simple hecho de ser gay es un pecado?». «¿Qué le diría a los obispos católicos que aún apoyan la criminalización de la homosexualidad?».
La respuesta inmediata del puño y letra del Papa Francisco es esta:

Querido hermano,

Gracias por su carta.

No es la primera vez que hablo de la homosexualidad y de las personas homosexuales.

Y quería aclarar que no es un delito, para recalcar que la criminalización no es ni buena ni justa.

Cuando dije que es un pecado, simplemente me estaba refiriendo a la enseñanza moral católica, que dice que  todo acto sexual fuera del matrimonio es un pecado . Por supuesto, también hay que considerar las circunstancias, que pueden disminuir o eliminar la culpa. Como pueden ver, estaba repitiendo algo en general. Debería haber dicho “Es un pecado, como lo es cualquier acto sexual fuera del matrimonio”. Esto es hablar de “la materia” del pecado, pero bien sabemos que la moral católica no sólo toma en consideración la materia, sino que también valora la libertad y la intención; y esto, por toda clase de pecado.

Y yo le diría a quien quiera criminalizar la homosexualidad que se equivoca.

En una entrevista televisada, donde hablamos con lenguaje natural y conversacional, es comprensible que no haya definiciones tan precisas.

Rezo por ti y por tu trabajo. Por favor, haz lo mismo por mí.

Que Jesús os bendiga y que la Santísima Virgen os proteja.

Fraternalmente,

Francisco

Sin ser muy exquisitos, es evidente que el Papa Francisco tiene una especial facilidad, un gran don natural,  para complicar las cosas más simples y enredarlas, y enredarse,  sin sentido. Sabemos de primera mano la capacidad que tiene de quedar bien en la corta distancia, de simpatizar con su interlocutor y decirle lo que quiere oír. Puede decir lo mismo y lo contrario sin problema, cosas del discernir. En la larga distancia las cosas se difuminan, entramos en discursos oficiales preparados y limados, no tienen el más mínimo interés y, de hecho, no suelen ser objeto de información. El problema para el Papa Francisco es que no es capaz de un cara a cara colectivo, se pierde, no puede sostener lo que ha dicho a cada uno. En las reuniones de pequeños grupos,  con capacidad de respuesta, el Papa Francisco, tan locuaz por naturaleza, se mantiene en silencio y deja hablar. Cada uno de los que intervienen piensa que el Papa le da la razón,  posiblemente se la ha dado en privado, y se entra en el mundo del absurdo. Todo apunta a que tiene un miedo insuperable a tener de razonar cosas mínimamente serias ante un auditorio ilustrado. Hasta las cosas más triviales, propias de mamíferos primates, se convierten en arenas movedizas.

Sabemos que el problema ideológico no nos va a venir de Argentina, muchas corrientes heréticas llamadas americanas están cocinadas en las facultades europeas y ‘experimentadas’ en las dóciles periferias. El Papa Francisco no se siente cómodo en Europa, no se siente cómodo en el mundo universitario, se nota y lo rehúye. La Iglesia no se gobierna con entrevistas, no se gobierna con gracietas de viejo jesuita sesentero. Los problemas de hoy no son de los bajos, sino de un profundo trasfondo ideológico en el que el Papa Francisco ni quiere, ni es capaz de moverse. Los sinodales alemanes pueden ser heréticos, pero son todos titulados superiores en universidades y no se les puede anular con argumentos populistas. El ministerio petrino es de Pedro y si Pedro pierde la autoridad, como parece que ya ha sucedido, solo queda, triste consuelo, buscar el cariño ‘arcoiris’ con tonterías que a nadie interesan.

El Papa Francisco, durante la audiencia al Tribunal de la Sacra Rota entra en el valor de la familia y del amor.  Se debe redescubrir el amor conyugal, que muchas veces “se reduce al plano sentimental o a meras satisfacciones egoístas. En cambio, el amor conyugal es inseparable del matrimonio mismo, en el que el amor humano, frágil y limitado, se encuentra con el amor divino, siempre fiel y misericordioso». “Todo verdadero matrimonio, incluso el no sacramental, es un don de Dios a los cónyuges”. “¡El matrimonio es siempre un don!”. Pues otro lío, parece que el sacramento no aporta mucho al matrimonio, quién sabe, cosas de nuestro pobre discernimiento.

«Jesús al revés» es un libro de Spadaro SJ , el Papa Francisco lo presenta.  Son los comentarios dominicales sobre los pasajes del Evangelio publicados por Antonio Spadaro sobre Fatto Quotidiano.  El Papa Francisco habla del Jesús «inadaptado»: una persona que está inadaptada, que no se adapta, que no se conforma con lo evidente. El Jesús de Pasolini es mucho más que el Jesús angelical de los poemas infantiles, el Jesús que tira las mesas de los mercaderes en el templo, que responde mal a los discípulos, que es descrito como «un glotón y un borracho, amigo de los recaudadores de impuestos y pecadores». Es desorientador acercarse a un Jesús “que no solo es un irregular, un paria y un desobediente, sino que muchas veces es desagradable”.

El San Pedro es complicado celebrar Misa, los monaguillos son una raza a extinguir,  pero ya tenemos canteros y marmolistas, albañiles, yeseros, decoradores y carpinteros. Después de muchos esfuerzos y buscando por todo el mundo, son 12 niños y 8 niñas de Italia, Perú, Alemania y Bielorrusia, 20 los asistentes a la escuela de la fundación Fratelli tutti.  Los cursos tienen una duración de 6 meses, la asistencia es presencial y obligatoria; durante toda la duración de la Escuela, los estudiantes serán alojados en una residencia ubicada cerca de la Basílica,  ¿el seminario San Pío X?.

Y terminamos con la triste noticia de la revista alemana Focus  que revela una carta de Benedicto XVI a su biógrafo en la que revela alteraciones del sueño a causa del trabajo.  El tormento del insomnio constante, que durante años lo había obligado a tomar drogas cada vez más fuertes, fue la «razón principal» que empujó a Benedicto XVI a su renuncia en 2013. Un dato más, que nos indica la tensión en la que sufrió su pontificado el Papa Benedicto XVI.  La cosa se complicó con el cambio horario en su viaje  de 2012 a México y Cuba. Empezaron las restricciones que solo serían compatibles con su papel «por un corto tiempo» y no hubiera podido afrontar el viaje a Brasil en julio de 2013. Los expertos en el tema nos irán diciendo que puede llevar a una persona, habitualmente muy serena y tranquila, a este estado, sin duda hay muchas formas de matar, algunas muy ‘delicadas’, el Papa Benedicto parece que las sufrió todas, es muy complicado conciliar el sueño en una barca en medio de la tempestad.

«¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?».

Buena lectura.

Ritratto del papa che se ne andò «senza scappare»

L’insonnia fu il «motivo centrale» delle dimissioni di Papa Benedetto XVI

Benedetto XVI si dimise a causa della «insonnia». Il biografo: basta complottismi

Papa Benedetto XVI e l’insonnia, il motivo delle dimissioni: “I farmaci non funzionavano più”

Ratzinger, confessioni sulle dimissioni: «Via per l’insonnia, non dormivo più»

Scalpellini e falegnami: in Vaticano la Scuola di Arti e Mestieri che forma giovani artigiani

Matrimonio, papa Francesco: «È tra uomo e donna, su di esso si fonda la famiglia»

Papa Francesco: alla Rota Romana, “crisi delle famiglie dovuta a ignoranza sul matrimonio”

«Gesù in controcampo» e l’appello del Papa agli artisti nel nuovo libro di padre Spadaro

Francesco va in Congo, tra 160 milizie in guerra per la terra più ricca del mondo

Papa Francesco: alla Rota Romana, “anche matrimonio non sacramentale è dono”, no a “mentalità” per cui “il matrimonio dura finché c’è l’amore”

Il Papa avverte la Sacra Rota e gli sposi: il matrimonio è un vincolo

El Papa Francisco aclara comentarios sobre la homosexualidad: “Hay que considerar las circunstancias”.

Comentarios
4 comentarios en “Gobernar con entrevistas y sin dar la cara, los alemanes rompen con el Papa Francisco, los ‘dubbia’ de los arco iris, ‘Jesús al revés’, Benedicto XVI nunca duerme.
  1. EL Papa no responde a lo que le pregunta el inexplicablemente no sancionado Martin: si la tendencia homosexual como tal es pecado o no, que no lo es, en cambio, el Papa en su respuesta habla de los actos homosexuales, que sí lo son. Al parecer, en la entrevista habría dicho que la homosexualidad como tal, como tendencia homosexual, es un pecado, o al menos, dio la impresión de decirlo.

  2. «Los expertos en el tema nos irán diciendo que puede llevar a una persona, habitualmente muy serena y tranquila, a este estado, sin duda hay muchas formas de matar, algunas muy ‘delicadas’, el Papa Benedicto parece que las sufrió todas, es muy complicado conciliar el sueño en una barca en medio de la tempestad.»

    Lo cierto es que Beneficto XVI fue un anciano enfermo crónico leve, pues tuvo una disminución de la agudeza visual en 1991 cuando sufrió una hemorragia cerebral y en 1994 padeció una embolia a la que le siguió una maculopatía que le provocó una pérdida significativa de la visión en el ojo izquierdo. Y los derrames pueden causar insomnio crónico. Lo cierto es que Benedicto XVI nunca renunciaba a sus 7-8 horas de dormir y su siesta diaria, así como a sus rutinas, necesarias para el metabolismo de su anciana persona…

    Sin lugar a dudas, Benedicto era una personalidad de orden, se desvivía por tener la catedral bajo ordenanzas de funcionamiento ritual, rutinario, ordenado, calendado, bello y limpio, y se inquietaba por una mota de polvito, un paso dado de más o no acompasado en la procesión, un gallo o nota vocálica o instrumental disonante, un foco mal orientado, la credencia con los objetos mal puestos, una decoración kitsch, un altar con el mantel con una arruguilla, un libro litúrgico sin el cordel puesto en la hoja correcta… Supongo que ya no pudo más con la vida imposible que le planificaron y, sobre todo, gobernar a ese enorme monstruo llamado Vaticano, debiendo de gobernar un Estado y una Iglesia ya hiperglobalizados, más que Davos, Soros, Google y la ONU…

    El orden, pues, era la debilidad de Benedicto XVI.

    No así un lioso, no así… El orden estable le aterra porque le recuerda lo que no es y lo que debería ser, el desorden le encanta porque es el mar por el que navega, la contradicción es su evangelio diario, el estar desligado de todo es su tradición, el politiqueo su sangre, pan, agua y corazón, contradecirse es consubstancial a su ser, su santisima trinidad es el invento, la extravagancia y la decohesión teológica, duerme bien con el caos, habla con el desorden, ama a la trivialidad, sestea con la veleidad, su amigo íntimo es el absurdo, come con las dos hermanas Sor Incertidumbre y Hermana Indeterminación, su decoración predilecta son abismos, barrancos y precipicios, su iluminación es el sol negro de la penúltima plaga de Egipto y el Apocalipsis, y su dios es la Nada Todopoderosa que nadea, como dijo Heidegger…

  3. Como siempre acertado y riguroso análisis de la situación por parte de SPECOLA.
    Ante la gravedad de lo que representa para la Iglesia, a nosotros nos toca lo que pidió la Santísima Virgen Maria en fátima : ORACION Y PENITENCIA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *