PUBLICIDAD

Extraña rueda de prensa Vaticana, jesuitas al poder, los dubia aumentan, discernimientos y preferencias universales.

|

Hacemos una selección de los artículos aparecidos porque la inmensidad de la información hace que nuestro trabajo este llegando a cotas que nunca pensamos al iniciar este aventura de Specola. Todo esto espeso como un preocupación ante el desconocimiento del mundo hispano de las realidades vaticanas. El numero y la calidad de los lectores nos obliga a seguir con este deseo de tener bien informados a los miles de fieles católicos, o infieles preocupados por lo que está sucediendo, en nuestra iglesia.

Hemos asistido a la rueda de prensa que ha intentado  dar seriedad al inicio del encuentro de los próximos días. La sensación es terrible. Los comentarios de los asistentes, primeras espadas mundiales,  como para temblar. No creemos que los ponentes sean conscientes de donde se encuentran. El Padre Lombardi, en su más pudo estilo,  es el único que ha salido un poco airoso de la situación. El interino cabeceaba en silencio ante las evidencias de sus colegas de mesa. Cupich haciéndose el simpático ante el hundimiento del Titanic. Scicluna que se veía una prima donna y ha demostrado una enorme capacidad de no contestar a nada de lo que se le preguntaba. Le aconsejamos una buena dieta porque a cada movimiento desata el miedo de explosión. Zollner intentando transmitir una seguridad que el temblor de sus piernas traicionaba. Una imagen que nos tememos que se repetirá estos días. La impresión que se respiraba a la salida en Vía de la Conciliazione es que no son conscientes de la situación en la que se encuentran y que continúan con las tácticas de buenas palabras y ninguna respuesta. Estamos hablando de delitos muy serios, asquerosos y terribles y de que muchos de los asistentes son cómplices, en el mejor de los casos, de abominables encubrimientos en los últimos decenios.

Entre las cosas sorprendentes es que todo parece que los jesuitas, los auténticos organizadores del encuentro, están intentado pro todos los medios de dejas la figura del Papa Francisco como alguien ajeno al debate y que parece un invitado a la reunión y no la verdadera cabeza del caos que vivimos. Es evidente que el Papa Francisco no es responsable personal de todos los abusos y complicidades que has sucedido pero igualmente en evidente que es el pontífice reinante y que los participantes en el encuentro lo son por invitación del Papa Francisco y no de los jesuitas.

Hay dos temas que preocupan y no poco. La información externa que se dará estos días y como será recibida por los medios de todo el mundo. Pero es mucho  más preocupante el control de los asistentes y evitar las voces discordantes que pueden aparecer tanto en el marco de las reuniones oficiales como en las declaraciones que pueden hacer en paralelo a las oficiales. Tenemos delante unas jornadas apasionantes que, por ahora, no están empezando con gran altura y esto ya es preocupante. Tenemos la sensación que asistiéremos a un ciclo de conferencias leídas por rostro amables en donde las conclusiones ya están escritas y cocinadas de antemano. Da la impresión que una escenificación con un guion muy preciso y preparado en donde aterra todo lo que puedan se alteraciones.

Tenemos algunas declaraciones de ‘hijos de curas’. Sigue la marea provocada por las acusaciones al nuncio en París. Dos cardenales de los ‘dubia’ que se preguntan a dónde va la iglesia y critican duramente la agenda homosexual.  El autor de Sodoma que está convencido que su libro sobre las redes homosexuales vaticanas ayudará al Papa Francisco, creemos que es esto es de una inmensa ingenuidad.

El Papa Francisco prueba las ‘preferencias apostólicas universales’ de los jesuitas, parto que ha necesitado dos años de discernimiento. Los ejercicios espirituales y el discernimiento es la primera. Caminar con los excluidos la segunda. La tercera es ecológica y proponen cuidar la casa común. La cuarta es acompañar a los jóvenes en camino. Esto es para los próximos diez años. Lo que no hay duda es el optimismo reinante en los jesuitas porque, dadas las edades y la frágil condición de la naturaleza humana, no vemos que en diez años queden muchos jesuitas que sean capaces de discernir las preferencias universales.

«Veo hombres, me parecen árboles, pero andan».

Buena lectura.

ROMA. IN SILENZIO IN PIAZZA PER ABBATTERE IL SILENZIO DEI VESCOVI.

Vincent, figlio di un sacerdote: «La Chiesa non abbia paura di noi»

Francia, seconda denuncia al Nunzio Apostolico/ Luigi Ventura accusato di molestie

Le ragioni dietro la protesta «contro» papa Francesco

PUBLICIDAD

Abusi. Che cosa aspettarsi dal summit in Vaticano?

Due cardinali attaccano «l’agenda omosessuale» della Chiesa

Preti pedofili, religiosi: «Abbassiamo il capo per la vergogna»

«Rete gay in Vaticano, ma il mio libro aiuterà Papa Francesco». Parla l’autore di Sodoma

https://www.lastampa.it/2019/02/19/vaticaninsider/gesuiti-papa-francesco-approva-le-quattro-preferenze-apostoliche-universali

 

4 comentarios en “Extraña rueda de prensa Vaticana, jesuitas al poder, los dubia aumentan, discernimientos y preferencias universales.
  1. Tristemente parece que el discernimiento ignaciano actual olvida las reglas de discernimiento de espíritus de los Ejercicios Espirituales: «propio es del angel malo que se forma «sub angelo lucis»… (3ª regla, 2ª semna) «asimismo (el diablo) se hace como caudillo para vencer y robar lo que desea…» 14ª regla, primera semana). Como muy bien se apunta en el post, por dónde van los planes jesuíticos, no va a quedar ninguno. Lo peor es que siendo la Compañía, según su fundador «milita Christi», llevan a la derrota a multitudes. Dios se apiade, porque ya está repetidamente demostrado que por ese camino no han ido a ninguna parte.
    En cuanto a la preparación y concordia acordada, recuerda mucho a la de los políticos como el nefasto Zapatero español, que les decía a los suyos «hay que sacar un acuerdo como sea». Pero el Espíritu de Dios no se deja manipular por artes humanas, aunque pueda callar -para nuestra desgracia- por mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *