PUBLICIDAD

Esperando la respuesta del Papa Francisco al caso Marx, el Corpus Christi y la coherencia eucarística, la Misa de siempre.

|

El jueves pasado era la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor Jesucristo que en muchos lugares, también en la diócesis de Roma, no en el Vaticano, se traslada su celebración a este domingo. Otro año sin las procesiones que forman el acto público más conocido y popular de esta celebración. Más Eucaristía, más iglesia; más Eucaristía, más Evangelio; más Eucaristía, más Jesucristo. Menos Eucaristía, menos de todo, Iglesia, Evangelio y sobre todo menos Jesucristo. Donde no hay Eucaristía no está Jesucristo y, por lo tanto, no está su Iglesia, estará otra cosa, su Iglesia, la de verdad, no. El Papa Francisco está en recta final de un pontificado complicado y que se complica por momentos . En la audiencia de ayer: «Disculpe, pero me permito hablar sentado, porque hoy es un día pesado, bochornoso, y ustedes saben que a los 84 años se sienten los huesos … y por eso prefiero …». Los huesos, sobre todo los dedos, de Paco Pepe parece que empiezan recuperar la vivacidad habitual. Bien tornado, falta hace…. forza.

Siguen las consecuencias del terremoto Alemán provocado por la renuncia de Marx.  Walter Kasper sobre la renuncia: «Sí, y debo decir que me sorprendió mucho esta decisión del cardenal Marx que, sin embargo, hay que entender, porque imagino que es el resultado de un gran sufrimiento. Ahora creo que solo queda esperar la reacción del Papa Francisco para poder tener una idea más clara de lo sucedido».  Reconoce que: «La Iglesia, no solo la alemana, está en medio de una crisis y el Santo Padre lo sabe bien. Muchos en mi país abandonan la Iglesia católica, cada vez hay menos practicantes, las iglesias no están vacías, pero la tendencia es negativa, hay pocas vocaciones y buscamos la forma de reaccionar». Hablando del cisma: «No, no veo ningún cisma en el horizonte. Y debo agradecerle a Dios, muchos temen que pueda haber un cisma después de este viaje sinodal que está haciendo la iglesia alemana, pero yo no lo creo. Es cierto que muchos abandonan la Iglesia Católica ¡pero eso no significa que hagan una nueva! A menudo abandonan la Iglesia y se quedan sin hogar real, no se adhieren al protestantismo».

La sombra del cisma alemán sigue y la progresía ve cada día más lejana una aprobación romana a la ordenación sacerdotal de mujeres, al fin del celibato y a los juegos arco iris. El desafío de Marx es muy evidente y veremos cómo queda su posición no solo en Alemania sino en sus ‘oficios’ en la curia romana. La retirada de Marx es un signo de la decepción de las esperanzas puestas en el Papa Francisco por los sectores más progresistas, esto se termina, el futuro es incierto, las nuevas generaciones no van por estos caminos y ahora o nunca.

Esto es solo la punta del iceberg porque las fricciones se vienen produciendo desde hace mucho tiempo. Hoy tenemos muchos artículos que profundizan en el caso Marx, es “en un momento en que la Iglesia en Alemania se encamina hacia el desastre y está bajo el dominio de fuerzas que podrían sacarla de los rieles». » Se habla de cisma, debido a la insistencia de los obispos alemanes en caminos de reforma canónicamente imposibles y un «replanteamiento» teológicamente inverosímil de las cuestiones doctrinales resueltas». «El Sínodo alemán naufraga, Marx lucha». En el Vaticano se recuerda  la novela de Agatha Christie dedicada a los “Diez negritos”, que sucumben de uno en uno.  Marx en su carta: «Me acuso de apoyar a la Iglesia y sus terribles caminos».  Apunta a que «el sistema» es el problema y el «camino sinodal» es la solución. El Papa Francisco debe tomar, y pronto, algún camino en esta encrucijada, Marx está «esperando la respuesta del Papa». El Papa Francisco tendrá que aceptar la dimisión del cardenal Marx y si no lo hace, asumir las consecuencias de su ratificación.

Entrevista a Müller defiende el uso de la Misa de forma extraordinaria: «Benedicto XVI supo reconciliarse, esto en cambio sería autoritarismo. Los fieles deben ser respetados, no pueden ser tratados como niños de primer grado. Y luego necesitamos prudencia: los desafíos hoy son el secularismo y el nihilismo, no iniciativas como estas que solo aumentarían la tensión». «El Papa Benedicto fue sabio: hizo una buena reconciliación entre las dos formas. La Iglesia tiene autoridad para regular los elementos externos de la liturgia, obviamente no la sustancia. Por eso en estas situaciones se necesita prudencia: no se puede, con autoritarismo, prohibir el encuentro con tantos fieles sensibles a la liturgia antigua». «Siempre hablamos de diálogo, diálogo sinodal etc etc …, pero actuamos con un autoritarismo sin precedentes en la historia de la Iglesia, no somos prudentes y respetuosos con estos grupos de fieles que desean celebrar la Santa Misa en esta forma, que, repito, es la misma sustancia, pero es la forma utilizada hasta el Papa Juan XXIII».

La Conferencia Episcopal de los Estados Unidos no cede y discutirá sobre  la «Coherencia Eucarística» en su reunión de este mes, a pesar de que un grupo de 67 obispos, tres de ellos cardenales, presionaron  para que el asunto fuera eliminado de la agenda. El presidente Gómez, anunció en una carta del 22 de mayo dirigida a todos los obispos estadounidenses que la  propuesta de «documento sobre la Eucaristía» será discutida en la Asamblea General virtual del 16 al 18 de junio: “Si se aprueba, el Comité de Doctrina desarrollará un texto. A partir de ahí, se llevará a cabo el proceso habitual de consulta, modificación y enmienda de la Conferencia mientras se presenta el documento para su consideración en una futura Asamblea Plenaria». La carta de Ladaria también pedía un «verdadero consenso de los obispos sobre el tema» antes de tomar medidas concretas. El arzobispo de San Francisco, Salvatore Cordileone, calificó la carta de sus hermanos obispos de «totalmente inaceptable»: «Conozco a dos obispos y he escuchado que hay otros, que aceptaron firmarlo y luego entendieron exactamente lo que era y están conmocionados, y han retirado su apoyo».

Salvini es un político italiano que nunca ha escondido su fe y ha creado polémica enseñando en público su rosario. El fundador de Radio María, el padre Livio descubrió que el hecho de que, hace algún tiempo, Salvini «redescubrió la fe, también gracias a Nuestra Señora de Medjugorje», «Le envío todos los meses, como otras personalidades, los Mensajes de la Reina de la Paz». “El hecho de que no esconda su fe y su devoción mariana, como suele ser el caso en el mundo de la política, es un hecho relevante». «El futuro cercano será radicalmente diferente de lo que imaginan y planean las élites mundiales».

Bone pastor pannis vere,
Jesu nostri miserére,
Tu nos pasce, nos tuére,
Tu nos bona fac videre
In terra vivéntium.
Tu qui cuncta scis et vales
Qui nos pascis hic mortáles,
Tuos ibi commensales,
Coherédes et sodales
Fac sanctórum civium.
«Tomad, esto es mi cuerpo.»
Buena lectura.

«Istituzione in crisi, i fedeli se ne vanno. Francesco lo sa e adesso dovrà reagire»

Vaticano, il cardinale Marx lascia il tavolo: troppo poco parlare di ‘fulmine a ciel sereno’

Papa Francesco resta seduto all’udienza: «Le ossa si fanno sentire»

Padre Livio | racconta la conversione di Salvini grazie a Medjugorje

Dimissioni del Cardinal Marx: esibizione di martirio per sfidare e ricattare il Papa. Punto cruciale è il teutonico “cammino sinodale” scismatico. E il Corpo di Cristo sanguina. Cosa succederà adesso?

Müller in difesa della Messa in latino: «Rispetto per i fedeli»

Donne, celibato e diritti gay: l’ombra dello scisma tedesco

Scienza e Fede: Un Punto di Incontro c’è, Sicuramente. Una Conferenza.

Papa Francesco: “Suicidi giovani per assenza lavoro”/ “Dignità non viene dai soldi”

Perché Reinhard Marx si è dimesso: la decisione del fedelissimo di Papa Francesco

USA. Fallisce il Tentativo di Bloccare la Discussione sui Cattolici Pro-Aborto.

Ayúdanos a seguir informando

1 comentarios en “Esperando la respuesta del Papa Francisco al caso Marx, el Corpus Christi y la coherencia eucarística, la Misa de siempre.
  1. La renuncia del Obispo Marx aparece como un desafío, es además muy limitada a un cargo, sin ninguna pérdida de poder real en Roma donde conserva todos sus atributos, si se siente responsable del manejo de la situación de abusos esa responsabilidad la mantiene en sus cargos de Roma, no puede separar la responsabilidad que sigue a la persona y menos por propia elección, lo coloca al Papa en una encrucijada -parecida a la de Zanchetta- pero mucho más significativa por la diferencia de «peso», eso no se le hace al Papa, no se lo manipula, si se le permite que elija algo anda mal, salvo que lo haya hecho «por pedido».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *