PUBLICIDAD

El Vaticano miente en Londres y lo condenan, las compañías del Papa Francisco: travestis, China, Nicaragua, Cuba y los macarristas; «¡Sácame de aquí!».

|

Un día de muchas noticias ya conocidas que han adquirido vida propia, agosto sigue y no nos da descanso. Seguimos sumergidos en la tragicomedia diaria y no hay día que nos prive de algún episodio que arranca la carcajada incontenible.

Empezamos con la repercusión de la decisión de condena al Vaticano de un tribunal de Londres.  Cada vez que el tribunal único del estado ciudad del Vaticano entra en confrontación con instancias judiciales de otros países, queda en evidencia que estamos en otro mundo. No queremos con esto defender la justicia que hoy se imparte en muchas latitudes y que deja mucho que desear, la del Vaticano simplemente no existe. El sistema judicial del Vaticano es un instrumento en manos del poder establecido que se utiliza a discreción sin las más mínimas garantías. El proceso Becciu afecta a personas que cuentan con medios, las cosas cuestan, para defenderse y lo están haciendo. El financiero Raffaele Mincione ha ganado en la Corte de Apelaciones británica, y los Promotores de Justicia del Vaticano vuelven a quedar por los suelos.

Tras el fallo del Tribunal de Apelación británico, se pedirá a la Santa Sede que entregue a los tribunales ingleses los documentos relativos a cómo entró en el negocio del edificio en 60 Sloane Avenue en Londres y cómo se financió.  El Vaticano se enfrenta a un juicio fuera de su territorio por primera vez en su existencia.  Mincione tiene el derecho a obtener el «desagravio declaratorio»  y la Secretaría de Estado es condenada al pago de sus honorarios legales. El único argumento del Vaticano, como suele suceder, es reclamar la  inmunidad estatal para no comparecer ante los tribunales del Reino Unido. Intentaron argumentar que los tribunales ingleses no tendrían competencia para pronunciarse sobre la inversión de un estado soberano y que una audiencia interferiría con su investigación criminal, con «actos legítimos de un estado extranjero» y no tendría «un propósito útil». El argumento cae al estar tratando una materia puramente comercial que nada tiene que ver con los intereses de un estado.

El contenido de la sentencia es terrible y vamos conociendo detalles, son 42 páginas y 140 puntos. Los Promotores de Justicia del Vaticano hicieron declaraciones falsas y omisiones «terribles», afirma que los acusados  fueron  calumniados de una manera «aterradora». No tenemos ninguna esperanza de que el Vaticano entregue la documentación solicitada, el tiempo lo dirá, por ahora siguen defendiendo:  «La legitimidad de las investigaciones y la correspondencia del sistema judicial del Vaticano con los principios del debido proceso ha sido reconocida por varios tribunales extranjeros».

En el altar de la cátedra de San Pedro el Papa Francisco ha asistido y realizado, sentado, la última recomendación del alma del cardenal Tomko que será enterrado en Eslovaquia, en la catedral de Košice.

Los gustos del Papa Francisco en la selección de sus ‘amigos, son muy discutibles, pero son sus amigos y es elección personal. Si aplicamos el tradicional ‘dime con quien andás…’ podemos llegar a concusiones no muy agradables. El Papa Francisco no recibe a todo el mundo, ni mucho menos, sus visitas y encuentros son seleccionados en una dirección muy clara. Otra vez tenemos, y van cuatro, a un grupo de travestis en la audiencia del 10 de agosto. El hecho no se esconde y el mismo Osservatore Romano lo comenta con entusiasmo como «revolución y esperanza». No hablamos de un caso ejemplar de conversión, son conocidos ‘travestis’ que ejercen, y lo seguirán haciendo, como prostitutas homosexuales, o cómo se quiera llamar.

El juicio al cardenal Zen tendrá lugar del 19 al 23 de septiembre, justo cuando China y la Santa Sede están a punto de anunciar la renovación del acuerdo secreto sobre el nombramiento de obispos.  Zen cumplió 90 años el pasado mes de enero,  y parece que no se arriesga a prisión, sino solo a una fuerte multa por connivencia con potencias extranjeras. Será juzgado también por no registrar el Fondo con el que él y otros activistas ayudaron a los manifestantes de las protestas de 2019. El Papa Francisco y los  «teóricos» de la Comunidad de Sant’Egidio, no son capaces de entender el desastre para la Iglesia china. En cuatro años, no solo se han nombrado seis obispos, 36 diócesis siguen sin titular y se ha intensificado la persecución en toda China.  Bastará ver al cardenal Zen en los tribunales para ridiculizar a los diplomáticos de la Santa Sede, y entender la traición de los católicos perseguidos, por haber contribuido a aumentar la persecución. El caso chino no es el único y vemos lo mismo en Nicaragua y en Cuba. Los gustos aquí también van en la misma dirección.

En Estados Unidos los gustos también van siempre en la dirección de los Macarristas. Phil Lawler, nos ofrece un artículo sobre el próximo nombramiento de McElroy como cardenal.  Han pasado cuatro años desde la renuncia de  McCarrick al Colegio Cardenalicio y unos meses después,  el Vaticano anunció que McCarrick había sido despojado de su estatus clerical.  El Papa Francisco ha nombrado a cinco obispos estadounidenses para el Colegio Cardenalicio y, salvo un cambio drástico de última hora,  McElroy se unirá a los cardenales Cupich, Tobin, Farrell y Gregory. A los cinco los une una relación cercana con McCarrick. Los católicos de Estados Unidos no entienden que el Papa Francisco, a pesar de su retórica sobre la limpieza del escándalo, aún no ha nombrado a un cardenal estadounidense que no esté profundamente contaminado por el escándalo McCarrick. Estamos ante cinco votos de  cardenales electores que pueden ser fácilmente chantajeables.

La Pontifica Academia por la Vida  ha retirado de Twitter los dos mensajes en los que sostenía que la doctrina de Humanae Vitae no es infalible. El segundo mensaje es aún más grave, porque remite a un documento de la propia academia en el que se pregunta a qué viene el escándalo del primer tuit.

En Vaticano, además de su imagen internacional, es un barrio de Roma y tiene sus cosas de barrio. Ha corrido como la pólvora el episodio en el que los  bomberos estuvieron ocupados durante horas tratando de liberar a un hombre que estaba enterrado a unos seis metros de profundidad. Una excavadora abrió un agujero en medio de la calle, una enorme aspiradora para quitar la arena arcillosa  para llegar al sepultado. Nueve horas bajo tierra en un túnel de unos seis metros de profundidad en via Innocenzo XI, cruce de via Gregorio VII. Continuos gritos toda la tarde:  «¡Sácame de aquí!», al fin  ambulancia,  al  Gemelli, y pronóstico reservado. Todo apunta a un túnel para realizar un robo el fin de semana del 15 de agosto.

«El que pueda con esto, que lo haga».

Buena lectura.

Il mistero dell’uomo sepolto vivo vicino al Vaticano. Fa parte della banda del buco?

Papa Francesco presenzia il rito delle esequie per il decano dei Cardinali Jozef Tomko

Il testo integrale dell’intervista di Parolin a LIMES, che il Corriere ha fatto passare per un appoggio all’invio delle armi (senza che lo fosse)

Un’altra berretta rossa per un alleato di McCarrick. Riflessione sul vescovo McElroy, prossimo cardinale

Processo al cardinale Zen, un’umiliazione per la Santa Sede

L’interminabile saga 60SA. Dopo l’ennesima tranvata per i Promotori di (in)Giustizia vaticani nei Tribunali inglesi, lo strano silenzio dei media mainstream e vaticani sul caso Becciu

Travestiti: decadenza in Vaticano «rivoluzione e speranza»

La giustizia inglese dà ragione a Mincione e torto marcio al promotore di giustizia Diddi, che continua a perseguitare Becciu

L’interminabile saga 60SA. Dalla giustizia britannica una nuova batosta per l’accusa vaticana

Comentarios
1 comentarios en “El Vaticano miente en Londres y lo condenan, las compañías del Papa Francisco: travestis, China, Nicaragua, Cuba y los macarristas; «¡Sácame de aquí!».
  1. Es evidente que los nombramientos funestos y siniestros del peor Papa de la historia eclesial a favor de los macarristas McElroy, Cupich, Tobin, Farrell y Gregory, destruye toda la legitimidad del próximo cónclave si 1) están presentes, y 2) si votan a favor de otro Bergoglio II.

    Ello es debido a que 1) son chantajeables, y 2) presumiblemente el Hacedor de Reyes está chantajeando a Bergoglio con tirar de la manta si sus polluelos no entran dentro de los establos pontificios con la cresta acardenalada.

    Y lo mismo sucede con la totalidad de cardenales bergoglianos, más aún con los que tienen escándalos encima: existen dudas y certezas legítimas sobre su ortodoxia doctrinal y ortopraxis pastoral, y por ello, sobre su inidoneidad para entrar, o siquiera soñar o pensar entrar, dentro del cónclave.

    El próximo Papa debería de derogar con efectos inmediatos la comunión y absolución de los adúlteros impenitentes en Amoris laetitia y el rescripto de 5 de junio del 2017 (AAS 7.10.16, pág. 1071-76) que lo eleva a mentiroso magisterio auténtico con deber de obedecerlo bajo sanción de pena justa (suspensión, traslado, degradación, entredicho). Luego ha de derogar en horas 24 la inicua Traditionis custodes y Desiderio desideravi, además de un trabajo de demolición total de los nombramientos cardenalicios inapropiados y de la toda, sí to-da la obra jurídica y magisterial bergogliana.

    Quien se crea que todo se arregla con la sola dimisión de Bergoglio y el sólo nombramiento de un nuevo Papa en un cónclave, dos actos puramente formales (cese y elección), es que 1) desconoce el cisma apostático de facto que ya ha roto a la Iglesia, 2) desconoce todas las cuestiones de fondo de tipo fideístico, moral, litúrgico y eclesiológico que ya ha afectado el Camino Sinodal alemán dentro de la Iglesia como un virus pandémico, 3) que estamos en la era de la información y comunicación de internet y las redes sociales, por lo que no habrá de nuevo nunca más un repetido caso Bergoglio-2.0, ni que se camufle de mariano, porque el nuevo Papa va a ser sometido a un escrutinio continuo de 24 horas al día durante 365 días al año, y por último, 4) el Nuevo Orden puede apoyar la iglesia apostática dando orden terminativa de ilegalizar toda la recta doctrina católica por ir contra la dignidad, la igualdad y los derechos y libertades del Nuevo Orden (libre ordenación de hombres y mujeres, casados y solteros, divorciados y separados, mono o poligamia, homo o heterosexualidad, bioética y moral matrimonial y familiar, cultura de la muerte e ideología de género, nueva religión mundial).

    Bergoglio es sólo un pobre hombre que ya le queda poco, carece de reputación, carisma y credibilidad, es un verdadero ignorante en conocimientos teológicos y espirituales, y esto se verá cuando esté despojado sin poder pontificio en el asilo vaticano: será un don nadie, olvidado e irrelevante. Sic transit gloria mundi para quien se pavonea de semidios…

    El auténtico problema es el órgano pluripersonal vitalicio del los colegios cardenalicio y episcopal y la Curia vaticana, que perdura por encima de la vida de cualquier individuo y que renueva sus bajas de forma permanente, siendo por ello un órgano jerárquico permanente, estable y consolidado: un Leviatán de múltiples cabezas, siempre rejuvenecido, siempre revivido.

    La apostasía que está realizando Bergoglio no viene de su mente carente de competencia y capacidad, ni tampoco de su potestad pontificia suprema, sino que está apoyada por un número indeterminado pero relevante y significativo de cardenales, obispos, clero, religiosos (jesuitas), especialistas (moralistas, teólogos, canonistas, sacramentalistas, eclesiólogos, liturgistas y biblista), así como de laicos de autoridad (políticos, periodistas, profesores), que son los que han creado, están manteniendo y conservarán durante el pontificado del próximo Papa esta situación de apostasía.

    ¿O acaso es que se piensa puerilmente que el Camino Sinodal alemán se solucionará por arte de birlibirloque con la simple elección de un Papa y que no formarán una mafia de electores en el cónclave, y luego una mafia de presión durante el nuevo pontificado?

    Venga, hombre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.