El primado estorba a los nuevos órdenes, el Papa Francisco con los G7, «la casa azotada por el viento», cancelar los molestos movimientos.

|
Ya hemos celebrado San Antonio el de Padua, nacido en Lisboa con el nombre de Fernando. Uno de los grandes franciscanos y de los santos más populares en nuestra religiosidad popular.  San Francisco de Asís y San Antonio de Padua se encontraron al menos en tres ocasiones.  En 1221, Antonio participa en el Capítulo de las Esteras, en 1224 Francisco se le aparece milagrosamente en el Capítulo de Arles, mientras Antonio predica un sermón sobre el tema de la Cruz. Francisco envía a Antonio una carta entre 1223 y 1224, en el cual lo autoriza a enseñar Teología a los frailes, aunque llamando la atención de que eso no vaya en detrimento de la oración. Este escrito significa la investidura de Antonio como predicador y maestro de Teología por parte de Francisco.
Empezamos por la noticia de hoy más relevante y seguimos a Michael Haynes en PerMariam  comenta el documento sobre el papado presentado ayer. “El Obispo de Roma. Primacía y sinodalidad en los diálogos ecuménicos y en las respuestas a la encíclica Ut unum sint”. Elaborado con la contribución de «teólogos ortodoxos y protestantes», así como de la Curia Romana y del Sínodo de los Obispos. El texto, de 150 páginas, es un «documento de estudio»: no presenta una nueva línea a la que el Vaticano esté destinado a adherirse,  da una fuerte indicación de una probable orientación futura del papado.  «Tenemos la esperanza de que promueva no sólo la recepción de diálogos sobre este importante tema [el papado], sino que también estimule mayores conocimientos teológicos y sugerencias prácticas, “juntos, por supuesto”, con un ejercicio del ministerio de unidad del Obispo de Roma “reconocida por todos”.

«Las páginas siguientes ofrecen una presentación esquemática (1) de las respuestas a Ut unum sint y de los documentos de los diálogos teológicos dedicados a la cuestión del primado; (2) de las principales cuestiones teológicas que tradicionalmente cuestionan la primacía papal y de algunos avances significativos en la reflexión ecuménica contemporánea; (3) de algunas perspectivas para un ministerio de unidad en una Iglesia reunificada; y (4) sugerencias o solicitudes prácticas dirigidas a la Iglesia Católica. Este resumen se basa tanto en las respuestas a Ut unum sint como en los resultados de los diálogos oficiales y no oficiales sobre el ministerio de la unidad a nivel universal. Utiliza la terminología adoptada de estos documentos, con sus ventajas y limitaciones».

El texto tiene un sorprendente parecido con «La casa azotada por el viento» de Malachi Martin, una novela de 1996. La novela describe los disturbios dentro de la Iglesia católica y la corrupción en la Ciudad del Vaticano, en el que cardenales globalistas y masones intentan obligar al “Papa eslavo” a dimitir alegando que esto ayudaría a la dañada unidad de la Iglesia y mejoraría las relaciones entre los obispos heterodoxos y el Papa. El texto parece tener como objetivo cambiar el papado en general, no un Papa en particular. Los “principios para el ejercicio del primado en el siglo XXI” presentan un cambio en la comprensión del papado que estaría al servicio del ecumenismo y la sinodalidad.

El primado debe estar íntimamente ligado a la sinodalidad, lo que refleja la actual ola de pensamiento que atraviesa la Iglesia a instancias del Papa Francisco. “Un primer acuerdo general es la interdependencia mutua entre primado y sinodalidad en todos los niveles de la Iglesia, y la consiguiente necesidad de un ejercicio sinodal del primado”.  Se pide que se implemente la sinodalidad otorgando mayores poderes a los niveles «regionales» de la Iglesia católica, y «una ‘descentralización’ continua inspirada en el modelo de las antiguas Iglesias patriarcales».

<

En las «sugerencias prácticas» está la petición de una «reinterpretación» de las enseñanzas del Vaticano I, de la Pastor Aeternus:  «Enseñamos y declaramos que, según la evidencia evangélica, una primacía de jurisdicción sobre toda la Iglesia de Dios fue inmediata y directamente prometida al bienaventurado apóstol Pedro y conferida a él por Cristo el Señor… Por tanto, quien suceda en la cátedra de Pedro obtiene, por institución del mismo Cristo, el primado de Pedro sobre toda la Iglesia».  Ahora piden “una “re-recepción” católica, una “reinterpretación”, una “interpretación oficial”, un “comentario actualizado” o incluso una “reformulación” de las enseñanzas del Vaticano I”.  Las “enseñanzas del Vaticano I han estado profundamente condicionadas por su contexto histórico y sugieren que la Iglesia católica debería buscar nuevas expresiones y vocabulario fieles a la intención original, pero integrados en una «eclesiología communio» y adaptado al contexto cultural y ecuménico actual». “Profundamente condicionado por el contexto histórico” debe interpretarse como “ya no es aceptable para el mundo valiente y moderno en el que vivimos”.

Pide «una distinción más clara entre las diferentes responsabilidades del obispo de Roma», lo que ayudaría a su «ministerio de unidad». “Un mayor énfasis en el ejercicio del ministerio del Papa en su Iglesia particular, la diócesis de Roma, resaltaría el ministerio episcopal que comparte con sus hermanos obispos y renovaría la imagen del papado”. “Una última propuesta es la promoción de la ‘comunión conciliar’ a través de reuniones periódicas entre los líderes de la Iglesia a nivel global, para hacer visible y profundizar la comunión que ya comparten”.  Todo crea la impresión de que la Iglesia Católica y el Papa están en pie de igualdad con toda la multitud de religiones habitualmente representadas en tales eventos. Una vez más tenemos la impresión la subordinación directa del papado a la forma moderna de ecumenismo parece ser la siguiente etapa de un largo proceso de “caminar juntos” ecuménico, juntos, pero lejos de la verdad.

Y pasamos a la noticia de hoy, está en todos los medios, es la primera vez que un Papa participa en el G7, y lo hace invitado por la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, que le dará la bienvenida. Se añaden 10 encuentros bilaterales con los «grandes nombres» del mundo, nueve con Jefes de Estado más la directora general del Fondo Monetario Internacional.  El discurso del Papa Francisco será sobre la inteligencia artificial y la necesidad de establecer límites, lo que el Vaticano llama «algorética», para evitar el crecimiento de la pobreza y la desigualdad. «Las aplicaciones técnicas más avanzadas no deben utilizarse para facilitar la resolución violenta de los conflictos, sino para allanar los caminos hacia la paz».  La cuestión del aborto que anima actualmente los trabajos del G7  y es posible, lo sabremos en horas,  que el Papa Francisco haga un pasaje en su discurso para reiterar su «no» a la «cultura del descarte».  En el documento no está el tema: «No sé si sería apropiado para un G7 en el que también participa el Papa».

Y pasamos a otras noticias no menos relevantes. Ayer tuvimos audiencia a los participantes en el encuentro anual con los moderadores de las asociaciones de fieles, de los movimientos eclesiales y de las nuevas comunidades promovidas por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida. «Lo más importante es el camino parroquial, diocesano y universal en la sinodalidad». «Por favor, tengan cuidado con la tentación del “círculo cerrado».  «Y esto nos empuja también a preguntarnos: ¿qué busco realmente en las relaciones con mis hermanos en la fe?». «Los movimientos eclesiásticos son para el servicio, no para nosotros mismos. Es triste cuando sientes que “pertenezco a esto, al otro, al otro,  como si fuera algo superior. Los movimientos eclesiales están para servir a la Iglesia, no son en sí mismos un mensaje, una centralidad eclesial. Son para servir. Miren siempre esto: ¿mi pertenencia es al movimiento eclesial, es a la asociación o es a la Iglesia? Está en mi movimiento, en mi asociación  por  la Iglesia, como “escenario” para ayudar a la Iglesia. Pero los movimientos cerrados deben ser cancelados, no son eclesiales».

Un paso adelante de los sedevacantistas que no puede tener recorrido alguno. La legalidad de la dimisión del Papa Benedicto XVI se debate desde hace once años y ha provocado  la excomunión y la reducción al estado laical de varios sacerdotes. El jueves 6 de junio de 2024, el periodista Andrea Cionci presentó ante el Tribunal Estatal de la Ciudad del Vaticano una «Petición de reconocimiento de la nulidad de la abdicación del Papa Benedicto XVI».

«…más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo vaya a la gehenna».

Buena lectura.

«Il Vescovo di Roma». Pubblicato il documento di studio sul primato petrino

Minacce e abusi di potere. Diddi intimidisce gli indagati e il Papa tace

Papa Francesco accelera i tempi, vuole rivedere il Primato Petrino per ricucire con anglicani, luterani e ortodossi

Papa Francesco: “i movimenti chiusi vanno cancellati, non sono ecclesiali”

Papa Francesco mette in guardia i movimenti: «Attenzione ai cerchi chiusi»

Il Vaticano, chiarire temi del primato e infallibilità del Papa

Il Papa al G7, dieci incontri bilaterali

Unità dei cristiani: card. Grech, “non possiamo parlare di primato e collegialità senza ricollegarli alla sinodalità”

Monsignor Paglia: «L’uso dell’Ai nelle guerre preoccupa il Papa, al G7 chiederà ai governi di intervenire»

Tribunale Vaticano, depositata istanza per la nullità dell’abdicazione di Benedetto XVI e accertamento della sua sede impedita

G7, Meloni: domani con papa Francesco giornata storica, sono orgogliosa

Roma, istanza contro Bergoglio: «Non è Papa, conclave era nullo, ancora in essere Ratzinger: non ha rinunciato al ‘munus'» – IL RICORSO

Il testo vaticano sul papato mette l’ecumenismo e la sinodalità al di sopra del primato, in un cambio di rotta significativo

La prima del Papa al G7,dieci bilaterali per la pace: Francesco vedrà tra gli altri Biden, Zelensky

Comentarios
1 comentarios en “El primado estorba a los nuevos órdenes, el Papa Francisco con los G7, «la casa azotada por el viento», cancelar los molestos movimientos.
  1. Es irónico que Bergoglio, el papa dictador, el que ha centralizado todo en él y aplastado las disidencias hacia «su persona y sus propias doctrinas» (que no las de la Iglesia), sea el que cuestione el primado… Sólo desde Argentina podemos hacer cosas tan anómalas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *