PUBLICIDAD

El Papa Francisco y la comunión de Biden, ¿el Vaticano fabrica pruebas acusatorias?, los errores del pasado.

|

Vemos con agrado que a nuestro vecino de Blog, al maestro Pacopepe, le ha gustado nuestra fotografía de ayer. Sobra una imagen para ver que a pocos metros de la Basílica de San Pedro, delante de su fachada principal, está creciendo una verdadera tomatera. Intentamos ser positivos y suponemos que no es por desidia, por abandono, por recortes presupuestarios, si no por un profundo amor a la madre tierra que brota entre los centenarios mármoles. La pachamama lo agradecerá, el planeta se enfriará por las emisiones  benignas de la tomatera de la plaza de San Pedro y todos seremos mucho más fraternos y solidarios. Los grandes del mundo que en otros siglos ascendían a venerar la tumba del príncipe de los apóstoles hoy se postraran con reverencia anta la sacra tomatera. Lo que es un evidente signo de  decadencia otros los primaveras de turno lo verán cómo los brotes verdes del espíritu conciliar.

La visita de la Pelosi al Vaticano nos ha devuelto al debate sobre la comunión de Biden.  A estas alturas, no tenemos dudas que el Papa Francisco es favorable, sin decirlo mucho, pero favorable. Tenemos artículo de Jeff Mirus, presidente de Trinity Communications: «¿Sirviente o adulador?» y se refiere a la última hazaña del Papa Francisco, quien, con gran coraje y desprecio por cualquier crítica farisaica a los siniestros tradicionalistas, recibió en audiencia a la Pelosi. Cordileone, no solo reprendió públicamente a la Pelosi, autodenominada católica practicante, por su apoyo al aborto, sino que también pidió oraciones y ayunos por su conversión. La Pelosi,  italoamericana de 81 años, es la portavoz de los demócratas en el Congreso, defensora de pro-elección, de libertad de aborto, y financiamiento estatal de organizaciones pro-aborto,  ambientalista radical, pro inmigración, pro investigación sobre células madre embrionarias y  contra escuelas privadas; todo ello parece ser muy apreciado por el Papa Francisco.

Los obispos estadounidenses se reunirán en breve para discutir la «Coherencia Eucarística». La verdadera razón de la visita de Nancy a Bergoglio radica precisamente aquí: convencer al Papa Francisco de que  el aborto no es un pecado, al contrario, y que uno puede ser un católico abortista y recibir la Sagrada Comunión. Nancy declaró recientemente que «Dios nos ha dado libre albedrío para decidir tener un aborto». Según la teología moral jesuita, la ética del comportamiento depende de las intenciones, no de las acciones y el resultado.  Según este principio de la teología moral, si un sacerdote es homosexual y no sublima su tendencia, sino que la practica con buenas intenciones, sin querer ofender a Dios, no es pecado. ¿McCarrick debería ser absuelto? Según estas teorías y no las de los «siniestros tradicionalistas tomistas y aristotélicos», si abortas para evitar el sufrimiento psicosocial, sin intención de ofender a Dios, no es pecado.

El Tribunal Supremo Italiano anuló la medida cautelar contra Gianluigi Torzi imputado por el delito de autolavado por los ingresos obtenidos del Vaticano relacionados con la venta del edificio en Londres. Nos lo confirman sus abogados: «Esta cancelación será un paso importante para demostrar la inocencia de Torzi».  Torzi había sido acusado de extorsión, malversación, fraude agravado y autolavado, delitos por los que, según la ley vaticana, se prevén hasta 12 años de prisión.  Recordemos que  es el único de los acusados que ha sido detenido «por sorpresa» la noche del 5 de junio de 2020 tras la disposición firmada por los promotores de justicia del Vaticano, Milano y Diddi. Esto promete con quedarse en un brindis al sol: «porque las pruebas fueron aportadas a la autoridad judicial italiana por los  Promotores de Justicia del Vaticano, toman forma del teorema acusatorio desarrollado por la autoridad judicial vaticana «. Dicho de otra manera, ¿en el Vaticano se inventan las pruebas acusatorias? ¿Hasta aquí estamos llegando? El Supremo Italiano eso parece que dice.

Tenemos varios medios que comentan la sentencia del 12 de octubre del Tribunal Europeo según la cual la Santa Sede no puede ser demandada por casos de abuso sexual cometidos por sacerdotes  que  supondrían el pago de grandes sumas de indemnización. Se fundamenta en la  «inmunidad» de la Santa Sede reconocida por los «principios del derecho internacional» ya que el Vaticano «tiene características comparables a las de un Estado».

El Papa Francisco prefiere seguir pediendo perdón por los errores de los demás, del pasado, cuento más pasado mejor, para no entrar en los presentes. Los muertos no se pueden defender: «No es cosa fácil, hay muchas tentaciones de querer imponer el propio modelo de vida, como si fuera el más avanzado y el más atractivo. Cuántos errores se han cometido en la historia de la evangelización, queriendo imponer un solo modelo cultural. Uniformidad. Uniformidad, como regla de vida no es cristiana. Unidad sí, uniformidad no!»

En la esquizofrenia bipolar en que nos movemos el mismo que rechaza la uniformidad pretende eliminar a todo el que no comparta sus espíritus conciliares. Reconoce que: «A veces ni siquiera se ha renunciado a la violencia para que prevalezca el punto de vista. Pensemos en las guerras, ¿no? «. Son palabras fuertes: violencia, uniformidad, errores. Ser católico significa, respetar los antecedentes culturales de todos». No estaría de más recurrir a un buen profesional, uno de esos que tanto bien le hicieron en otros momentos de su vida.

«¡Ay de vosotros, que edificáis mausoleos a los profetas, después que vuestros padres los mataron! »

Buena lectura.

 

Papa Francesco: «Errori e violenze in evangelizzazione»

Pedofilia: la Corte europea nega il diritto di denunciare il Vaticano

Pezzo Grosso: se Papa e Vaticano Sorridono all’Ultra-Abortista Pelosi…

Vaticano, Cassazione annulla l’arresto di Torzi

Ayúdanos a seguir informando

3 comentarios en “El Papa Francisco y la comunión de Biden, ¿el Vaticano fabrica pruebas acusatorias?, los errores del pasado.
  1. Desaparecida la Clinton, la Pelosi ocupa el primer lugar de seres abyectos en mi lista internacional, en la nacional hay otras, que no cito por no venir al caso. Curiosamente son todas mujeres.

    Eso de que la ética del comportamiento depende de las intenciones es alucinante, me flipa en colores. O sea, voy a un banco pistola en mano y me llevo unos millones (es un decir, porque ne los bancos nunca hay más de un millón) y como la intención era buena, pues es para correrme un buena juerga y qué mejor que una buena juerga, pues resulta que no es pecado. Si alguien sabe donde practican esa religión, que me lo diga, que tal vez me apunte.

    Y diciéndolo con la mayor seriedad, porque no hay nada más serio que la Comunión, el Papa debería definir claramente la cosa. Si Biden y la Pelosi son católicos o no, porque no vale dejar a msr Cordileone con el antifonario al aire en este asunto. Y evitar que haya cisma en la CE USA, con unos obispos diciendo una cosa y otros, otra.

  2. Los errores del pasado pertenecen al pasado. El problema son los del presente, como recibir a la Pelosi, Peluda, Pelada o Pelambrera como si fuera una católica modelo. Las audiencias pontificias deberían disminuirse al 5%. El papa está para gobernar la Iglesia, no para hacerse fotos y no debería, en ningún caso, fotografiarse con ateos, anticlericales, anticatólicos y demás. Al enemigo de la fe no se le pueden abrir las puertas del santuario. Y ya vale de fotos con el futbolista famoso, la actriz de moda, el modelo guapo y triunfador y el político de turno. ¿Qué es la Iglesia? ¿Una pasarela de famosos, ávidos de tener una foto con el pontífice? Y a según qué Jefes de Estado, que los reciba el Secretario de Estado o su sustituto. Ya vale de hacer el primo, el cuñado, la suegra y demás parentela.

  3. ¡Correctísimo! La gran ruptura de la cúpula vaticana actual con la Teología Moral, es trasladar el pecado a la conciencia subjetiva, a su vez deformada por intereses y pasiones de todo tipo. «Si yo creo que no peco…..por qué tengo que confesarme y cambiar? Si lo hago por necesidades del «grupo», ¿por qué no matar a sangre fría al enemigo?

    Y sí, también sería bueno respetar a quienes quieren celebrar una Sagrada Liturgia que no es herética y que quizá sea más bella que la actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *