PUBLICIDAD

El Papa Francisco SJ, San Juan Pablo II y el KGB, los mercaderes del Vaticano, San Pedro Celestino V.

|

Los refranes son en España una fuente inagotable de sabiduría y también los hay americanos: «Un jesuita y una suegra saben más que una culebra», refrán Peruano. El templo de San Pedro, en Lima, de los jesuitas, tiene tres puertas frontales solo permitidas a las catedrales en aquellos tiempos. Los jesuitas pidieron al Papa permiso poner una puerta, dio su venia, extrañado por la humildad de los jesuitas:  «Ya sabíamos  que para dos puertas no necesitábamos permiso, pues nos lo da el Código canónico, que  con otra que nos autoriza el Santo Padre, son tres puertas.

Si en tiempos de Bertone empezaron a abundar nombramiento SDB, que maliciosamente eran ‘traducidos’ en la curia como ‘sono de Bertone’, hoy florecen los SJ y se recuerda el dicho tan romano: «Si cum jesuitis itis, numquam cum Jesu itis».  Pululan por los sacros palacios políticos que se acercan a la corte de los milagros intentando reforzar nuevos órdenes. Tanta visita y tanto elogio de quienes se glorian de defender postulados poco católicos son como para sospechar de que estamos ante relaciones ‘non sanctas’. Este sábado  tendremos con el Papa Francisco a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ya se sabe que: «No hay cerradura cuando es de oro la ganzúa». No entendemos muy bien qué intereses religiosos y sobrenaturales inundan la intensa agenda política del Papa Francisco, esperemos «Ad calendas graecas».

El 18 de mayo es el cumpleaños de San Juan Pablo II y tenemos entrevista con Włodzimierz Rędzioch sobre su libro con nuevos documentos sobre el «interés» de la KGB por el papa santo. La operación ‘Kapella’ 1979-1990 comprende las acciones del KGB contra Juan Pablo II. Es una colección parcial, compuesta por cincuenta y cuatro documentos del KGB conservados en los archivos estatales especiales de Lituania en Vilnius.  El objetivo de la operación «Kapella» era doble: por un lado, obtener información del Vaticano y analizar todo lo concerniente a la Unión Soviética en las actividades del Vaticano y  » la difusión de información adecuadamente preparada en Moscú para influir en la percepción del propio Vaticano».

Desde 1978 ya tenemos la primera evaluación en los archivos de la Stasi sobre  Juan Pablo II. Los servicios secretos subrayan que conocía perfectamente las realidades de los países del bloque comunista, por lo que no es fácil «burlarse de él», como se hizo con Diplomáticos del Vaticano, por eso advirtieron que se trataba de un Papa «peligroso». Sobre el atentado: «Existe amplia evidencia de que la Unión Soviética tenía miedo de este pontificado y quería ‘acortarlo’. Entonces, hay documentos que hablan de las razones del ataque y no solo de los aspectos técnicos relacionados con su implementación. He visto documentos en Vilnius y Kiev, pero si hay documentos que se refieren específicamente al ataque, deben estar en Moscú. Sin embargo, me gustaría mencionar un documento de valor único, que es el diario de las actividades oficiales de Leonid Brezhnev, solo hay un día en el que Brezhnev parece no haber hecho nada, el 13 de mayo de 1981, oficialmente «trabaja en los periódicos”.

Ya está en las librerías ‘Marcanti nel Tempio’, ‘Fuentes inéditas, testimonios internos, documentos internos de la Secretaría de Estado, papeles de la investigación criminal del Vaticano: parece ficción pero es realidad’. Los autores investigan, gracias al acceso a fuentes inéditas y testimonios internos, documentos internos de la Secretaría de Estado, papeles de la investigación criminal vaticana, tras la pista de hechos sorprendentes como el negocio con Lapo Elkann o la financiación de la película sobre Elton John, los fondos en Malta, el rescate de una universidad en Jordania, un pequeño corredor que mantiene a raya a la Santa Sede, el enfrentamiento frontal entre el IOR y la Secretaría, que lleva a una trama que se parece a eso de una ficción: «a pesar de los constantes llamamientos a la transparencia, las zonas grises no han desaparecido».

Korazym nos trae uno de sus documentados artículos sobre la visita de los inspectores de MONEYVAL, el comité del Consejo de Europa que evalúa la adherencia a los estándares internacionales de transparencia financiera de los países miembros. El informe sobre las finanzas de la Santa Sede fue discutido y aprobado en la asamblea plenaria del organismo, que se celebró del 26 al 30 de abril. A partir de la semana que viene podemos tener la publicación del informe, que dará a conocer cuáles son las fortalezas y las debilidades. MONEYVAL ha publicado hasta ahora un informe general y tres informes sobre el progreso, lo que llegará será el quinto informe, y se centra en la eficacia del sistema judicial vaticano en la lucha contra el blanqueo de capitales.

El Vaticano, como estado, tiene un sistema judicial con su propio código, el italiano de 1899, el Zanardelli, hay mucha curiosidad por ver cómo MONEYVAL evaluará todo el sistema judicial vaticano. El Vaticano no arriesga nada con una evaluación negativa, pero está obligado a escuchar los consejos, que no sancionan pero deciden si mantener o no al Vaticano dentro del sistema. La justicia vaticana es la justicia de una monarquía absoluta, y sus recientes intervenciones no ayudan nada a dar la imagen de una justicia moderna: investigaciones sin pasar por los magistrados y el derecho de todo acusado a ser inocente hasta que se pruebe su culpabilidad, están en el aire. El Vaticano necesita una estructura judicial y financiera reconocida por otras naciones, ser un estado creíble. Ante tantos problemas generados por el pequeño estado se empieza a utilizar el neologismo de la ‘vaticaniación’ de la Santa Sede, lo que empezó siendo un estado al servicio de la iglesia católica se está convirtiendo en una de sus peores pesadillas.

El 19 es la fiesta litúrgica de San Pedro Celestino V, que se celebra en  L’Aquila. Pietro Angelerio en 1239 se retiró a una cueva en Sulmona, en el monte Morrone,  ordenado sacerdote en Roma establece la congregación  «dei frati di Pietro da Morrone», reconocida por el Papa Gregorio X como una rama de los benedictinos y con sede la Ermita de Sant’Onofrio al Morrone. El 5 de julio de 1924 el Cónclave nombra a Pietro Angelerio del Morrone como nuevo Papa y el 13 de diciembre de 1294 el Papa Celestino V renuncia al cargo de pontífice romano. Son antecedentes de tiempos convulsos en los que vemos paralelismos de los nuestros, San Pedro Celestino, ruega por nosotros.

Ayer, en la sala Bolonia del Palacio Apostólico, el Papa Francisco presidió una reunión de los Jefes de Dicasterio de la Curia Romana, sin noticias sobre el contenido ni antes, ni después, son tiempos de trasparencia y ya se sabe.

El rosario de hoy desde el Santuario de Lourdes en Francia;  y gracias, de nuevo, a Paco Pepe por sus amables comentarios, también nuestra ‘cigueña’ es de visita obligada.

«Te ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por éstos que tú me diste, y son tuyos.»

Buena lectura.

Papa Francesco, Luigi Bisignani svela il piano del Pontefice: «Dimensione erotica del matrimonio», terremoto in Vaticano

Papa Francesco: in riunione con i Capi Dicastero

Vaticano, Cecilia Marogna: “pronta a domande Copasir”/ Caso Becciu: “no segreti”

Von der Leyen in udienza da Papa Francesco sabato

Nella Basilica di Collemaggio, la celebrazione della Festa di S. Pietro Celestino V

Finanza vaticana: a cosa serve e perché è così importante?

Mercanti nel tempio, la 1ª indagine giornalistica sui fondi riservati del Papa

vaticano_ordine_cavalieri_santo_sepolcro_spada_donne_chi_sono_news_oggi

San Giovanni Paolo II nel mirino dei servizi segreti sovietici. Uno storico polacco racconta i documenti del Kgb scoperti a Vilnius

Ayúdanos a seguir informando

1 comentarios en “El Papa Francisco SJ, San Juan Pablo II y el KGB, los mercaderes del Vaticano, San Pedro Celestino V.
  1. «No entendemos muy bien qué intereses religiosos y sobrenaturales inundan la intensa agenda política del Papa Francisco, esperemos «Ad calendas graecas».»

    Para algunos católicos, estamos en la situación del Cisma de Occidente, donde impugnamos totalmente con razones la supuesta verdad definitiva de su elección, consagración y ejercicio Pontificio:

    a. la comunión y absolución de los adulteros en Amoris laetitia y la no respuesta a las Dubia,

    b. la entronización de Lutero como testigo del Evangelio,

    c. la idolatrización de la Pachamama en Amazonía (craso error, pues es un ídolo inca-andino),

    d. más de 100 graves errores teologicos (ver Denzinger-Bergoglio),

    e. la renuncia con graves errores formales (en mal latín) y materiales (renuncia al ministerium y a la parte activa del pontificado como gobierno y predicación, pero no al munus y la parte pasiva de orar y sufrir),

    f. la quinta irregular votación, los signos Pontificios conservados por Benedicto XVI,

    g. la excomulgada mafia de cardenales de San Galo que no debió de votar en el cónclave,

    h. las posibles herejías de Bergoglio como obispo de Buenos Aires,

    i. el terrible y desastroso antimagisterio y antigobierno de Francisco.

    j. Francisco es ahora un hereje excomulgado latae sententiae non declarata ipso iure e ipso facto, instantáneo y automático. Su sede puede estar:

    i.- sede limitada por justa causa (canon 1335 CDC)

    ii.- sede impedida por incapacidad espiritual (separación de la Cabeza de la Iglesia, Cristo, por no pensar como Él) y sancion (cañones 412-415 CDC)

    iii.- sede vacante por ser Antipapa

    …..

    1. El Cisma de Occidente es muy importante, porque implicó, entre otros efectos, un hecho que es actual: hubo un momento con dos Papas aparentes, es decir, con dos munus y dos ministerium simultáneos, con dos potestades de orden y jurisdicción o gobierno coincidentes, que en una misma diócesis nombraba a dos obispos, dos añades y dos párrocos, aunque mucho más tarde se determinó quién era el Papa y el antipapa: el Papa Urbano VI y el Papa Clemente VII (luego sería antipapa).

    Fue tan complejo el tema conflictivo de la dualidad de Papas, Urbano VI y Clemente VII, que «cada obediencia religiosa tenía incluso su santo favorable a uno u otro, Santa Catalina de Siena y Santa Catalina de Suecia eran urbanistas (Urbano VI), mientras que Santa Coleta Boylet de Corbie (clarisa reformadora) y San Vicente Ferrer estaban a favor de Clemente VII (¡antipapa!, pero esto se vio mucho más tarde). Algunos, como el arzobispo de Toledo, decidieron permanecer neutrales ante la duda: en la Eucaristía rezaba «pro illo qui est verus papa», «por quien es el verdadero papa».»

    La solución sólo llegó con la elección de Martín V.

    Evidentemente, si muere Benedicto XVI, puede haber un cisma entre los del llamado Papa Francisco por ser ya visible antipapa, y los de la sede vacante por defunción del verdadero y auténtico Papa, Benedicto XVI. Lógico, pues Francisco demostrará la verdad de su corazón cuando se haya removido el obstáculo del más grande teólogo tradicionalista de la Iglesia, y porque el globalismo exige un cisma para imponer su gobierno y religión mundiales únicas de base evangelista y sincrética-universal, sin dogmas ni moral algunas.

    2. Por otro lado, la Iglesia tuvo diversos momentos sin Papa, es decir, sin munus ni ministerium alguno, por más de dos años, por discrepancias entre los cardenales, lo que demuestra que la Iglesia la gobierna el Espíritu Santo:

    a) 2 años y 276 días: año 1268
    b) 2 años y 91 días: año 1292
    c) 2 años y 109 días: año 1314
    d) 2 años y 129 días: año 1415

    3. Además, hay un caso de Papa electo y no consagrado, Esteban, por morir a los tres días de ser elegido, por lo que no fue Papa (año 752)

    4. Un Papa puede ser electo y consagrado, pero puede ser un verdadero chiflado: el Concilio Cadavérico (897), el «Juicio del Cadáver», «Sínodo del Terror» o «Sínodo del Cadáver», por Esteban VI, que tuvo un doble alucinante final (tanto la sentencia del «sínodo» como la brutal muerte de Esteban VI).

    5. El primer Papa títere de la nobleza, de los príncipes del mundo, y que inauguró el período conocido como «la Noche del Papado» fue el Papa Esteban V (885).

    Otros hablan del «Saeculum obscurum» o Siglo oscuro o Siglo de Hierro del Papado, periodo en la historia del papado durante la primera mitad del siglo X, a partir de la instalación del papa Sergio III en 904 y que duró sesenta años, hasta la muerte de Juan XII en 964.

    A veces se incluye el período de la Noche del Papado a partir del Papa Esteban V (885) hasta el 964.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *