PUBLICIDAD

El Papa Francisco nos prepara el futuro, la primavera del ‘concilio’ se extingue, Misa sin pueblo en Vaticano, las plagas y el virus.

|

«Pensemos en el futuro y recemos por los que ya lo están preparando» son palabras del Papa Francisco pronunciadas en el día de ayer. Hemos de reconocer que nos da miedo el futuro que nos podemos encontrar si está en menos de ‘los que ya lo están preparando’. Estamos en vísperas del Domingo de Ramos en la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo y comenzado una Semana Santa muy especial que nunca olvidaremos. No sabemos cuando , ni cómo, terminará todo esto, nadie lo sabe. Lo que sí estamos seguros es que hemos estrado en una espiral de destrucción desconocida hasta el momento que está haciendo visibles los pies de barro de una sociedad que se creía robusta y dorada.

Los artículos de hoy se centran mucho en el después. Sabemos que la epidemia durará un tiempo, ¿meses?, pero que alguna vez esto terminará. Más tiempo dura y mucho más complicado será el después. Pensamos que nuestra vida ya no será como era antes y que nos enfrentamos ante una realidad desconocida en donde nos tocará, si sobrevivimos, transitar por caminos desconocidos. Lo que cada día que pasa tenemos más claro es que la clase dirigente que nos ha tocado en suerte, por lo civil y por lo eclesiástico, es la más inútil y cobarde de los últimos decenios y no será la que nos saque del desastre en que nos ha introducido con solemnidad y alevosía. El virus hace su trabajo pero una mera comparación superficial de los datos oficiales, que seguro que son a la baja, nos indica que el contagio ha contado con el gran aliado de la inutilidad humana. A todos nos pilla desprevenidos una epidemia de estas dimensiones pero a unos mas que a otros.

La Iglesia Católica está viviendo una de sus crisis más profundas en su milenaria historia y esto antes del virus. El virus no creemos que la esté agravando pero si visualizando como nunca hubiéramos pensado. El Papa Francisco se ha quedado sin agenda de su tormentoso pontificado, sus prioridades han desaparecido y han convertido el camino iniciado en los últimos años en uno de los periodos más tontamente perdidos de la historia del cristianismo. El inefable Parolin, el de Bilderberg, desaparecido desde hace tiempo, se nos manifiesta en una escenográfica entrevista, en el austero ángulo de un pasillo evitando su suntuoso despacho, con una defensa de las buenas intenciones del Papa Francisco y con un discurso totalmente esperanzado en el nuevo orden mundial como solución a todas nuestras desgracias. El Papa Francisco no tiene ni edad, ni capacidad, para reinventarse a estas alturas. Sabemos lo que quiere y con quién está, sin ninguna duda, la cabra no se puede vestir de oveja después de lo que hemos vivido en estos últimos años y sigue tirando al monte que es lo suyo. Empezamos en Vaticano una Semana Santa, sin concurso de pueblo, que quedará grabada en nuestra memoria.

Está naciendo una nueva generación de sacerdotes y religiosos que está tomando un protagonismo central en medio de la crisis del virus. Los obispos, en su inmensa mayoría, están desaparecidos y pensando en que todo pase para seguir con sus ocurrencias, ni saben, ni son capaces de otra cosa. En los últimos años ha surgido por todos los sitios un buen número de sacerdotes y religiosos que no comulgaban con la ‘iglesia conciliar’ que se ha intentado imponer a la fuerza a tiempo y a destiempo. Pensamos que ha llegado su hora, por edad y por capacidad es lo que nos queda. La presunta ‘iglesia conciliar’, que lleva decenios en una primavera ilusoria que nos ha llevado al invierno más duro que podíamos imaginar, se ha extinguido. El virus nos está haciendo ver que ya no es nada, no existe, ha desaparecido. Entramos en un periodo en que vemos una impresionante creatividad que, como todo en la vida, necesita de asentamiento y de madurez que pensamos llegará muy rápido , porque ahora todo va muy rápido. Una iglesia ha cerrado sus puertas y otra muy distinta las abrirá.

Las plagas no vienen nunca solas. Las de Egipto fueron diez: el agua ensangrentada, la invasión de ranas, los piojos, las moscas, la peste del ganado, las úlceras, la lluvia de fuego y granizo, la invasión de langostas, las tinieblas y, por último, la muerte de los primogénitos. Plagas de origen ‘natural’ que destruyeron los aspectos fundamentales de la vida del ser humano. Hemos vivido en una sociedad enloquecida que ha considerado una prioridad, y lo sigue haciendo, asesinar a los ‘primogénitos’ en el seno materno, que se ha dedicado a consumir en una carrera si sentido en donde los pecados más aberrantes se quieren convertir en nuevos derechos. Nos hemos creído creadores y olvidado que somos criaturas y que hay un creador. Hemos querido cambiar la perfección divina de la creación creyéndonos por encima del bien y del mal. El virus no es el origen de nuestras desgracias sino la prueba que hace ver nuestras debilidades.

Empezamos una Semana Santa que debemos aprovechar. No puede ser un tiempo perdido en que esperamos pasivamente a que otros nos resuelvan el futuro, debemos construir nuestro futuro, personal y social. Este es un tiempo de gracia, es un tiempo de salvación, no lo despreciemos porque no volverá.

“Hosánna fílio David: benedíctus, qui venit in nómine Dómini. O Rex Israël: Hosánna in excélsis”

«¿Qué hacemos? Este hombre hace muchos signos. Si lo dejamos seguir, todos creerán en él…»

Buena lectura.

VIGANÒ: “VICARIO DI CRISTO” FA PARTE DEL MUNUS PETRINUM! NON È SOLO UN TITOLO…

LAPORTA. SIAMO IN GUERRA SENZA CHE CE LO ABBIANO DETTO?

Quella lezione di Ratzinger che la Germania ha dimenticato

«TU L’HAI DETTO» – Arcivescovo Carlo Maria Viganò

DISPACCI: DALLA CINA DELL’OPPIO E DALLA CINA DEL COVID 19. ENGLISH TEXT TOO…

Molte parole e non altrettanti fatti: la Chiesa cattolica sta facendo troppo poco per aiutare l’Italia nell’emergenza

Coronavirus, il videomessaggio di papa Francesco: «È un momento difficile, non perdiamo la speranza»

Il Crocifisso di San Marcello ha problemi conservativi ed è in restauro al Vaticano. Le conferme ufficiali

Tv, TG e fiction: il Vaticano regna ma si nasconde

Papa: preghiamo per chi pensa a come darà aiuto alla fine dell’epidemia

Vaticano proroga 13 aprile misure Covid In coordinamento con i provvedimenti delle autorità italiane

Coronavirus, anche in Vaticano lockdown fino a Pasquetta

Conforti religiosi per i malati di Covid-19 / Una storia americana

In ricordo di Antonio Livi (1938 – 2020)

Papa Francesco, giallo sul nuovo Annuario Pontificio diventa «titolo storico» Vicario di Cristo

«Il Papa in preghiera in una Piazza San Pietro deserta: regia di Paolo Sorrentino»

“Papa Francesco vuole essere vicino alla gente del mondo intero”. Parolin: “cerchiamo di aiutarlo a mantenere i contatti con tutti i Paesi”

Coronavirus, Parolin: «Migliorano contagiati in Vaticano»

Papa Francesco: pensiamo al futuro e preghiamo per quanti già lo stanno preparando. Poi chiarisce: i titoli mariani non aumenteranno, non servono nuovi dogmi

Ayúdanos a seguir informando

4 comentarios en “El Papa Francisco nos prepara el futuro, la primavera del ‘concilio’ se extingue, Misa sin pueblo en Vaticano, las plagas y el virus.
  1. Francia ha previsto pedir mil millones de mascarillas.

    El gobierno del NOM no podrá comprar 100 mil millones de mascarillas, si hacemos las comparaciones entre Francia y el mundo.

    El NOM es un gobierno comunista de tipo bolivariano-castrista.

  2. muy mal; no quiero pensar en lo que está pasando, pasemoslo cuanto antes, pensemos ya como si hubiese pasado todo. parece una falta de respeto con todos los que están sufriendo la pandemia.

  3. Se acabo la iglesia del cura mantenido y sin fe, ya no hay fieles que lo mantengan ni coraje para salir de su habitacion a las casas de los fieles, cuando acabe la pandemia van a estar mas solos que un hongo esta clase de cura, en cambio los que trabajaron duramente viajando larhos y cortos trayectos para no dejar a sus fieles sin sacramento van a ver fortalecida su comunidad, felicito a tantos buenos sacerdotes que estan arriesgando su vida por su vocacion. La mayoria de estos curas valientes son de misa tridentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *