PUBLICIDAD

El Papa Francisco en Tailandia y Japón, el Vaticano estado fallido, San Fulton Sheen y los tiempos del Anticristo.

|

Hoy tenemos alguna referencia del viaje del Papa Francisco a Tailandia y Japón. Se nos plantean como objetivos del viaje el desarme nuclear y los derechos humanos.

Tailandia es un país similar a España en superficie pero con una población de casi 65 millones de habitantes, el 95% es de religión budista, un 4% musulmanes. Los seguidores del cristianismo en Tailandia representan aproximadamente el 0,7 por ciento de la población. Según el Departamento de Religión de Tailandia hay cinco denominaciones principales cristianas reconocidas oficialmente en el país: la Iglesia Católica Romana, la Iglesia de Cristo de Tailandia, los Bautistas del Sur, la Asociación Evangélica de Tailandia y los Adventistas del Séptimo Día.

Japón es similar a Italia en superficie pero con una población de 128 millones de habitantes. Los japoneses incorporan los rasgos de muchas religiones en sus vidas diarias en un proceso de sincretismo. El budismo y el sintoísmo son las religiones mayoritarias y entremezcladas. El cristianismo, en todas sus confesiones,  lo practica el 1% de su población, los católicos son el 0,4 %.

Con estos datos entenderemos el escaso interés de la visita del Papa Francisco en los medios de comunicación. Estamos observando cómo los medios italianos no dedican espacio a este viaje y, salvo los medios oficiales de la iglesia, no hay referencias. Los vaticanistas esperan con ansiedad la rueda de prensa que el Papa Francisco concede en el avión y que suele estar llena de perlas informativas. Causa perplejidad que el Papa Francisco defienda tanto los derechos humanos cuando el Vaticano no los firmado, ni lo piensa hacer, y mucho menos aplicarlos en su territorio. Un poco de seriedad y congruencia en las cosas no estaría de más. Lo de la energía nuclear mejor lo dejamos porque no vemos cómo puede ayudar a la evangelización incipiente de estos pueblos.

Sigue en el más alto nivel informativo la dimisión, cese, no renovación, o lo que sea, de Rene Brüelhart. No creemos que sea el hecho más relevante de todo lo que estamos viviendo en este periodo en el Vaticano y sus finanzas pero, por ahora, es el último. La Autoridad Financiera se ha mantenido en un puesto discreto en medio de la tormenta que han vivido las finanzas vaticanas desde la llegada del Papa Francisco. Su presidente no se dejaba ver mucho por el Vaticano y siempre ha actuado con extrema reserva. Su misión era importante de puestas afuera y eso hacía que se mantuviera al margen de las continuas lucas internas. Pero la tormenta ha llegado a su departamento y lo ha descabezado por completo. El descrédito internacional de las finanzas vaticanas es absoluto y todas las medidas cosméticas que se intentan vender no son creíbles. No esperamos nada de la anunciada sustitución de prestigio porque estamos ante un estado fallido y, en este caso, imposible de reformar por su propia naturaleza. Veremos cual es el próximo en caer, tenemos el consejo de economía caducado y con un secretario amigo de Pell que veremos pronto jubilado. El director del Ior cumplió sus cinco años en Julio y parece que existe una renovación de hecho. Estamos ante un problema estructural que devora sin piedad todo lo que se acerca, un verdadero agujero negro que no tiene fin.

Seguimos dando vueltas al pecado ecológico, a los silencios de Hong Kong y a la adoración a la pachamama en la basílica de San Pedro y se este hecho hace necesaria una nueva consagración del templo por estar profanado.

El 21 de diciembre tenemos la beatificación de Fulton Sheen del que tomamos unos textos especialmente apropiados para estos tiempos:

» El Anticristo no será llamado así porque sino, no tendría secuaces. No endosará calzas rojas ni vomitará azufre, ni empuñará una lanza agitando la cola con la punta en forma de flecha como el Mefistófeles de Fausto. En ninguna parte de la escritura encontramos nada que confirma el mito popular que imagina al diablo como un bufón vestido de rojo. Es descrito como un ángel caído, como ‘el principe de este mundo’ y su trabajo es decirnos que no existe ningún otro mundo. La lógica es muy simple: si no existe un paraíso, no existe ningún infierno; si no existe un infierno, no hay pecado; si no hay pecado, no hay juicio, y si no existe un juicio el mal es bien y el bien mal. Nuestro Señor dice que un muy parecido a Él y que engañara incluso a los elegidos y tenemos seguro que ninguno de los diablos que hemos visto en los libros puede engañar así.

Vendrá vestido de gran humanidad, hablara de paz, de prosperidad, de abundancia no como medios para llevarnos a Dios sino como fines en sí mismos. Escribirá libros sobre una nueva idea de Dios adaptada a la forma de vivir la gente, difundirá la fe en la astrología para culpar a las estrellas de nuestros pecados y no a nuestra voluntad. Explicará la culpa en términos de sexo reprimido y avergonzará a los hombres que no son de mente abierta y liberal; la tolerancia se identificará con la indiferencia hacia lo que es justo o equivocado; animará los divorcios con el engaño de que una nueva unión es vida; predicará el amor por el amor y rebajará el amor por la persona; invocará la religión para destruir la religión; hablará de Cristo como el hombre más grande que ha existido y que su misión es liberar a los hombres de la esclavitud de la superstición y del fascismo que intentará de no definir jamás.

Pero en medio de su aparente amor por la humanidad y de sus cotorreos sobre la libertad y la igualdad tendrá un gran secreto que no revelara a ninguno: no creerá en Dios. Su religión será la fraternidad sin la paternidad de Dios y engañará hasta los elegidos. Fundará una contra iglesia que será una simia de la verdadera Iglesia, porque él, el diablo, es el simio de Dios. Esa será el cuerpo místico del Anticristo y en su forma exterior recordará la Iglesia como cuerpo místico de Cristo. En una desesperada necesidad de Dios llevará al hombre moderno a su soledad y frustración y a morir en la necesidad de querer formar parte de su comunidad, queriendo dar al hombre una razón superior sin necesidad de corrección personal ni de admitir la propia culpa.»

«Al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.»

Buena lectura.

Hong Kong, quanto può durare la “non ingerenza” italiana?

Fulton Sheen, il 21 dicembre la beatificazione. Così leggeva i “segni dei tempi”

Vaticano, altro scossone: il Papa non rinnova il contratto al capo dell’Authority finanziaria

Il Vaticano II e la liquidazione della Religione

Viaggio di papa Francesco in Giappone, i temi: nucleare e diritti umani

Papa Francesco partito per il viaggio apostolico in Thailandia e Giappone

Lascia il responsabile dell’Autorità di Informazione Finanziaria del Vaticano dopo un raid della gendarmeria vaticana

IL PECCATO ECOLOGICO SPAVENTA L’OSSERVATORE MARZIANO (E NON SOLO LUI…)

RICONSACRARE SAN PIETRO? SINODO MANIPOLATO? CRISI DI NERVI PER QUALCUNO…

6 comentarios en “El Papa Francisco en Tailandia y Japón, el Vaticano estado fallido, San Fulton Sheen y los tiempos del Anticristo.
  1. Dado que la grandeza de alma de de Fernando Beltran
    Ha tenido a bien no permitirme responder como es debido a las infamias vertidas por Ivereigh contra monseñor Livieres,remito a la que firma don Carlos Bacaicoa en Adoración y Liberación.
    Los francisquitas son peores que los hombres de la cosa nostra; éstos,a los que matan,al menos les mandan coronas de flores a sus tumbas; aquéllos,lo que envían es basura y tiro de gracia…

  2. Los martires macabeos: Ellos no se doblegaron frente a los idolos.

    Los martires judìos: Eleazar, una madre y sus siete hijos.

    -Amaràs al Señor tu Dios con todo tu corazòn, con toda tu alma y con todo tu ser».

    (Pedimos perdòn por haber tirado pachamamas no idolatrables al Tiber).

  3. Esta mañana de miércoles, en torno a las 13.00 horas, en la parroquia de los jesuitas de la calle Serrano de Madrid el denominado «Comando San Bonifacio» ha retirado cartelería y folletos en relación con la Pachamama y el sínodo de la Amazonia colocados en el claustro de dicha parroquia. Los atecedentes de estos hechos, inspirados en San Bonifacio y en Alexander

    El jueves de la semana pasada, en esa misma parroquia, se celebró una mesa redonda en la que se exhibieron los mismos ídolos de la Pachamama que fueron objeto de idolatría en los jardines del Vaticano y en la Iglesia Transpontina. En dicha mesa redonda intervinieron también los mismos representantes de la REPAM que participaron en el acto idolátrico del Vaticano. Se exhibió asimismo, en ese mismo lugar (el parroquia de los jesuitas de la calle Serrano, toda la parafernalia acompañante, a saber, la canoa, el hombrecillo semidesnudo, las plumas coronando la cabeza de algunos índigenas, redes con los colores del arco iris, una especie de sonajero gigante, un loro multicolor, la foto de una mujer dando de mamar a un extraño animal y, por supuesto, dos esculturas de la Pachamama colocadas en lugar de honor.

    En los días posteriores a tal mesa redonda, la parroquia de los jesuitas decidió mantener una exposición permanente relacionada con la pachamama y el sínodo amazónico, que hoy ha sido retirada de este lugar sagrado y ha sido reubicada en el lugar que le corresponde: el contenedor de basura de la calle cercana. Lamentablemente, no fue posible retirar también las imágenes de la Pachamama, que estaban guardadas a buen recaudo. Pero al menos se ha desbaratado esta exposición en la que se hacía memoria de estos lamentables eventos acaecidos tanto en los jardines del Vaticano como, por desgracia, en una parroquia de nuestra propia ciudad.

    Deuteronomio, 5, 2-6: «Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
    No tendrás dioses ajenos delante de mí.
    No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
    No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,
    y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.» (Dt. 5, 2-6)

    Laus Deo.
    ¡Viva Cristo Rey!
    Fdo: Comando San Bonifacio.

    1. No es Jehová, Yahvé…Por eso cantamos Aleluya, porque quiere decir «alabado sea Yahvé». Si fuera Jehová (nombre usado por los protestantes) cantaríamos «Aleluje».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *