El Papa Benedicto XVI y el futuro de la iglesia, reacciones a un gran pontificado, los diablos del Vaticano, siempre gracias.

|

La plaza de San Pedro hacía mucho tiempo que no vivía una jornada como la de ayer. No es que los números nos importen mucho, pero sabemos que son importantes, porque si fueran otros, hoy estaríamos con otros comentarios en los medios. Parece que los hay molestos porque el pueblo de Dios se está manifestado cómo hacía decenios que no veíamos. Nos tenemos que remontar a la muerte de San Juan Pablo II para recordar algo similar. Nos dicen que han pasado de 65,000 fieles en el primer día, hoy San Pedro se abre a las siete de la mañana, como en los buenos tiempos, seguimos con las misas prohibidas, y hoy se espera una avalancha aún mayor.

La cosa empezó con fuerza, pero es a partir de mediodía cuando la gente ha empezado a llegar a manadas. La iglesia no está muerta y la teoría de la cripto iglesia nacida en estos años parece que existe. Muchos y muy vivibles curas jóvenes, muchos seminaristas con el brillo de la vocación en sus ojos; religiosos y religiosas muy jóvenes, y muy visibles. La impresión de orfandad manifestada por muchos, el reconocimiento de que su vocación se debe a Benedicto XVI, personas agradecidas que confiesan su conversión gracias a Benedicto. Vemos muchas maravillosas ‘conejas’ y ‘conejos’ con sus niños, rígidos sin fin con sus miradas tan poco conciliares, descarados proselitistas; los espíritus conciliares, los sínodos de los sínodos y las pachamamas suenan a chiste. Al final, el papa del futuro es Benedicto XVI, él ha marcado el camino y seguidores que lo encarnará no faltan.

Cuando Dios se muestra, el demonio desaparece y vemos cómo algunas voces muy poco autorizadas para hablar, como Paglia, Becciu, que salieron con fuerza para capitalizar el momento, se van callando. Los que su podrían salir parece que esperan a que despidamos con elegancia a Benedicto.  Podríamos seguir con infinitos testimonios, más de 65.000, y hoy muchos más. Vemos que continúan los artículos sobre la  posibilidad de la renuncia del papa Francisco. También sobre la nueva etapa que se abre en el gobierno de la iglesia sin la sombra del antecesor. Van apareciendo datos de las conspiraciones contra Benedicto  dentro de la Curia Romana, por muchos que ahora compiten para rendirle los honores después de su muerte.

<

Las vestiduras que cubren el cuerpo del Papa Benedicto XVI explican claramente que el Pontífice reinante no ha muerto. Sobre  la sotana blanca que llevó desde su elección en la Capilla Sixtina, el 19 de abril de 2005, hasta su muerte, el 31 de diciembre de 2022, lleva  los ornamentos litúrgicos: el amito que cubre su cuello y el alba blanca; la estola, la tunicela y la casulla roja, color del luto papal.  Sobre la cabeza lleva la mitra blanca fileteada en oro,  típica del luto papal y usa  zapatos negros. La Cruz pastoral no se ha colocado porque no era Papa en el momento de su muerte y ni siquiera lleva el palio. El anillo episcopal es el que siempre llevó durante el período de emérito, después de  destruido el anillo de pescador.

Van confirmando la asistencia al funeral del Papa Benedicto XVI personalidades a título personal, aquí no existe ‘obligación de estado’. Ya han pasado por San Pedro el presidente de la república italiana y la presidente del gobierno.  Las primeras confirmaciones de la presencia de autoridades extranjeras llegan,  sabemos del presidente polaco Andrzej Duda, la Resina Sofia, madre del Rey de España y el presidente de Portugal Marcelo Rebelo de Sousa. El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, ha confirmado junto con  el presidente de Baviera, Markus Soder, y una nutrida representación de la archidiócesis de Múnich y Freising.  Desde Alemania llegarán los fusileros de montaña, los Gebirgsschutzen, encabezados por su gobernador, Martin Haberfellner.

Los alemanes son tercos y no parecen dispuestos a que la muerte los fastidie sus argumentos. El proceso contra Benedicto XVI en Alemania, según trascendió hoy, continuará a pesar de su muerte. «Los procedimientos continuarán contra los herederos», explicó Andrea Titz, portavoz del tribunal  de Traunstein. “Es cierto que en principio hay interrupción cuando muere una de las partes, pero en el presente caso esto no se aplica, ya que la persona fallecida estaba representada por un abogado de confianza”. «La demanda seguirá con el heredero o herederos del difunto», siempre que, por supuesto, Benedicto XVI tenga herederos.

El Dalai Lama está conmovido por la muerte del Papa Emérito, Benedicto XVI. «Oro por nuestro hermano espiritual».  Recuerda agradecido el encuentro que mantuvo en el Vaticano  en 2006. «Cuando tuve la oportunidad de conocer al Papa Benedicto, descubrí que estábamos muy en acuerdo sobre los valores humanos, la armonía religiosa y el medio ambiente. Durante su pontificado, trabajó arduamente para promover estos temas. Vivió una vida significativa. Creo que estos intercambios han contribuido a un mejor entendimiento religioso entre nosotros». Es la última vivita del  Dalai Lama al Vaticano para no tener problemas con los chinos. Nunca ha alzado la voz para denunciar las persecuciones en el Tíbet:  «El Papa Francisco se niega a recibirlo porque está negociando con Pekín». «La realpolitik de Francisco ha prevalecido sobre la defensa de los derechos humanos en el Tíbet».

Su biógrafo, Peter Seewald, entrevistado en Ansa: “Cualquiera que haya observado los últimos 10 años en los que Benedicto XVI fue Papa emérito sabe que Benedicto ha evitado todo lo que pudiera crear una interferencia en el campo de su sucesor, incluso remotamente”. ¿Ratzinger todavía tenía poder, era influyente? «No. Tan pronto como se retiró, dijo que prometería obediencia al Papa, fuera lo que fuera. Y cumplió su palabra. Cualquier conversación sobre el papa en la sombra o su influencia es una completa tontería». Confirma una delegación del Patriarcado de Constantinopla encabezada por Emmanuel, Metropolita de Calcedonia, el número dos del Patriarcado después de Bartolomé.

Piero Laporta nos deja sus reflexiones sobre la renuncia de Benedicto XVI.  «Cuando fue elegido S.S. Benedicto XVI de venerable memoria, sembró el pánico, como en la corte del faraón cuando el Mar Rojo volvió a cerrarse. ¿La “mafia de St. Gallen”? No estamos bromeando, era una hoja de parra frente al clan romano, una cúpula de demonios, que aisló a S.S. Benedicto XVI de venerable memoria, dejándolo solo mientras los asesinos  azotaban la verdad, y luego la crucificaban». «Los malos siempre olvidan un hecho elemental y evidente: el Mar Rojo se cierra, los buenos mueren, los malos también; el juez es uno solo».

Nos anuncian para el jueves una entrevista con el secretario de Benedicto:  “Era valiente y humilde. Dijo: no puedo copiar a Juan Pablo II». Será a las  23.40 horas y se emitirá el episodio especial «Así Ratzinger decidió dimitir», con la entrevista completa
de Ezio Mauro a Monseñor Georg Gänswein, grabada pocos días antes de su muerte. Repasa los años de su pontificado, habla de su despedida del Papado y revela detalles de los documentos robados y el enjuiciamiento de sacerdotes pederastas en Alemania. «El Papa Benedicto me dejó hablar. Y luego dijo: pueden imaginar que he pensado detenidamente en esta elección, he reflexionado, he orado, he luchado. Y ahora les estoy comunicando una decisión tomada, no es una tesis para ser discutida. No es una cuestión disputada, está decidido. Te lo digo a ti, y ahora no tienes que decírselo a nadie». «Hablé con él por primera vez en 1995, el 10 de enero, hace veintisiete años, aquí en el Vaticano, en el Colegio Teutónico. Le expliqué de dónde venía, qué tenía hecho y cuando escucho que llevaba siete años en la Universidad de Munich, el hielo se ha roto. Mi primera impresión es inolvidable: una personalidad fuerte pero muy natural. Suave pero muy, muy resolutiva”.

«Los documentos no fueron robados del escritorio del Papa Benedicto, sino del mío. Lamentablemente, me di cuenta mucho, mucho más tarde, demasiado tarde. Le hablé a Benedetto claramente, le dije, supongo la responsabilidad. Le pido que me asigne a otro trabajo, renuncio. No, no, respondió: verás, hubo uno que hizo trampa, se llama Judas. Somos un grupo pequeño aquí y permanecemos juntos». Sobre la fórmula del Papa Emérito: «Así lo decidió, personalmente. Creo que ante una decisión tan excepcional, convertirse en cardenal habría sido antinatural».

Empezamos a tener números del pontificado del Papa Francisco: «documentos,  viajes, las JMJ, los cinco consistorios para la creación de 90 nuevos cardenales, la proclamación de 45 santos, las celebraciones y citas con su diócesis de Roma».  Entre los libros escritos tras su elección:  «L’Europa di Benedetto» (2005), «Jesús de Nazaret» (2007), el libro de entrevistas «Luz del mundo» (2010), «Jesús de Nazaret. De la entrada en Jerusalén a la resurrección” (2011) y “La infancia de Jesús” (2012), que cierra la trilogía».  «Tres encíclicas, cuatro exhortaciones apostólicas, 95 cartas apostólicas y 116 constituciones apostólicas. El Ángelus 398 veces y el Regina Coeli 60 veces, 24 viajes apostólicos a 22 países, 30 viajes apostólicos a Italia, 36 visitas pastorales a la diócesis de Roma.

Otros artículos refrescan intervenciones inolvidables del Papa Benedicto como el discurso de la Navidad de 2005:  “Dos hermenéuticas opuestas se encontraron en confrontación y pelearon entre sí. Uno ha causado confusión, el otro ha dado fruto en silencio”.   ¿Cuál fue el resultado del Concilio? ¿Se recibió correctamente? ¿Cómo fue la recepción del Concilio, fue insuficiente o incorrecta? ¿Qué queda aún por hacer? La hermenéutica de la discontinuidad corre el riesgo de terminar en una ruptura entre la Iglesia preconciliar y la Iglesia posconciliar. Afirma que los textos del Concilio como tales no serían todavía la verdadera expresión del espíritu del Concilio: sería necesario seguir no los textos del Concilio, sino su espíritu.  La constitución esencial de la Iglesia viene del Señor y nos fue dada para que alcancemos la vida eterna y, a partir de esta perspectiva, seamos capaces de iluminar la vida en el tiempo y el tiempo mismo. Los Obispos son meros depositarios y custodios. «Nuestro deber no es solo conservar este precioso tesoro, como si nos preocupáramos solo de la antigüedad, sino de dedicarnos con presteza y sin temor a esa obra que exige nuestra época. Es necesario cierta e inmutable doctrina, que debe ser fielmente respetada, sea completa y presentada de manera que corresponde a las necesidades de nuestro tiempo».

Lo de Rupnik no para ni con la muerte de Benedicto, pero no queremos terminar con mal sabor de boca.

Gracias a Paco Pepe por sus siempre amables citas de nuestra Specola y a Jorge F. Guadalix por contarnos entre sus amigos, todo un honor. Aquí seguiremos contando lo que vemos, guste o no guste, la ignorancia, peor si es buscada, no sirve para nada y empezamos una etapa en la que nos pretenderán imponer una relato oficial que no existe.

«Y yo lo he visto, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios».

Buena lectura.

“Il Concilio ve lo spiego io”. Firmato Joseph Ratzinger

I “numeri” del pontificato di Benedetto XVI

Papa Benedetto XVI, l’accusa di Padre Georg: “Il diavolo si è mosso in Vaticano contro di lui”

Padre Georg e la scelta di Ratzinger: «Il diavolo in Vaticano ha agito contro Benedetto XVI»

Laporta. La Cerchia Romana ( e USA…) che Voleva far Dimettere Benedetto.

Ratzinger, quando la “mafia di san Gallo” preparava nell’ombra la successione

Papa Francesco, la voce impazzita: «Vuole dimettersi, ha già firmato»

Melloni: «Annuncio dimissioni di Papa Francesco una cosa buffa»

La morte di Ratzinger mette Bergoglio davanti a un bivio

Morte Papa Ratzinger, ultime notizie. Oltre 65mila fedeli per l’omaggio a Benedetto XVI

Ratzinger, il Dalai Lama lo piange e ricorda l’udienza in Vaticano (mentre Francesco non lo ha mai voluto ricevere)

Processano Benedetto XVI pure da morto

Benedetto XVI, dalla croce pastorale al pallio: così i paramenti della salma indicano che non era più il Papa regnante

Benedetto XVI, alle 14 erano 40.000 i fedeli che hanno reso omaggio al Papa.

Le nostre denunce su Rupnik e il muro di gesuiti e Vaticano»

Padre Georg: “In Vaticano il diavolo ha agito contro Benedetto XVI”

Comentarios
3 comentarios en “El Papa Benedicto XVI y el futuro de la iglesia, reacciones a un gran pontificado, los diablos del Vaticano, siempre gracias.
  1. «El anillo episcopal es el que siempre llevó durante el período de emérito, después de destruido el anillo de pescador.»: pues va a ser que no. En todas las pocas fotos que hay de la época del retiro lleva un anillo grande de oro, posiblemente el del sello pero amolado, el sello desaparecido, como dijo en su día Lombardi que harían; el que le han puesto ahora es de plata. Alguien le ha dado el cambiazo, se supone que ha de ser destruido en las exequias.

  2. Benedicto XVI cesó porque dijo que estaba cansado, débil, sin fuerzas, agotado, enfermo y anciano, recluido forzosamente en territorio nacional del Vaticano para evitar juicios, con una carga de trabajo ya inasumible por muchas resistencias dentro y fuera del Vaticano, y por la operación primavera católica que le hizo el partido demócrata de Clinton y la mafia de San Galo con los grupos de poder vaticanos.

    Ciertamente los cardenales aceptaron el nombramiento y posesión del llamado Francisco porque no dijeron nada en el momento de la elección en el cónclave, en la misa de toma de posesión y durante el curso de estos horribles once años llenos de errores y temeridades sin fin ni límite… Pero eso nunca jamás borra semejante error, escándalo e indignante actitud de los cardenales y los obispos ante este pontificado de Bergoglio, ni el silencio de Ratzinger…

    Además, los laicos tenemos el derecho a discutir la existencia de una confabulación para hacer dimitir al Papa por exceso de resistencias internas, el débil gobierno, gestión de administración de Benedicto XVI (¿no vio cómo era Bertone?), los graves errores en latín de la renuncia de Benedicto, la mención a que renunciaba al ministerio o ejercicio pero no al munus o título, su no regulación del papado emérito ni la sede impedida prorsus impedita pontificia del canon 335 CDC, a que en el cónclave existió la grave irregularidad de la mafia de San Galo y los grupos de presión Vaticanos…

    Y sobretodo, por qué no dijo nada ante los graves errores de Francisco, como fue la herejía de la aprobación de la comunión y absolución de los adúlteros en penitentes en Amoris Laetitia y la falsa elevación a magisterio auténtico en el rescripto del cinco de junio del 2017, Lutero testigo del Evangelio, Pachamama, Traditionis custodes, los cientos de enseñanzas erróneas de Bergoglio, los pactos con China, el abandono de los principios innegociables en la vida pública de todo católico como es la vida, la familia y el matrimonio, la educación de los hijos por los padres y el bien común, la no excomunión de Biden, el número creciente de casos de corrupción de muchas cardenales y obispos del círculo íntimo de Bergoglio (MacCarrick)… Más el escándalo del silencio de los cardenales y obispos…

    Todo eso tenemos derecho a discutir y tenemos derecho a quejarnos ante el lamentable pontificado de Bergoglio y los silencios de Benedicto, los cardenales y los obispos, pues todavía no nos han explicado el porqué de este desastre, los cuales tienen el deber de responder ante graves fallos de acción y omisión…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *