PUBLICIDAD

El nido de víboras del Vaticano, el Papa Francisco y los mártires de Niza, la mala salud de hierro de Benedicto XVI.

|

Regresamos de las audiencias con pocos fieles a las audiencias sin fieles, es decir, se suprimen las audiencias por culpa de la peste.  No estría mal que empecemos a llamar a las cosas por su nombre. En la última audiencia ha habido contagios, eso que ya no fue el desmadre de las primeras y ante la posibilidad de denuncias, pidiendo responsabilidades al Vaticano por provocar concentraciones ilegales, se ha contado rápidamente por lo sano. Tantas Naciones Unidas y obediencias a las autoridades civiles y el Papa Francisco y su corte se las han saldado urbi et orbi con premeditación, alevosía y publicidad.

El vaticano es un nido de víboras en donde es muy complicado distinguir los ‘buenos’ de los ‘malos’. Tantas veces los ‘buenos’ son tontos útiles y los ‘malos’ son maestros en presentarse como ángeles de luz. La fabricación de informes acusatorios entra dentro de la normalidad cuando se quiere minar el terreno de quien resulta molesto, se indaga en su vida desde antes de la concepción, se recopilan informes sobre su vida y milagros buscando aristas que puedan ser utilizadas en el momento oportuno. Todo apunta a que el sustituto de Becciu, el amigo Edgar, ha sido un objetivo fácil para los depredadores. Lo más fino que dicen es que:  «Ese arzobispo es homosexual y pedófilo». Es muy complicado para el atacado defenderse, incluso desconoce los ataques, su existencia y su contenido pero, si teme que algo pueda ser descubierto, eso le obliga a congraciarse de forma ‘natural’ con el ambiente y a no crearse posibles enemigos y así, viene envuelto por el sistema corrupto que pretende limpiar. La no integración supone la muerte, se utilizará todo, se inventará si fuera necesario, para terminar con el molesto intruso.

Uno de los puntales de presunta reforma económica del Papa Francisco es la ‘Oficina del Auditor’, el primer auditor fue liquidado por pretender investigar a Becciu y, por ahora, estamos con un interino, era el tercero, que quedo al mando después de liquidar a los dos auditores que tenía delante, muy de fiar no es la cosa. El Papa Francisco lo ha recibido en medio de esta tormenta que lo único que está demostrando es que se entera de muy poco. Cuántas gracias hemos de dar a la publicación de los escándalos invisibles que han obligado a abrir investigaciones, veremos como terminan, de las internas tenemos muy poca esperanza.

El Espresso ayer y hoy la República informan que Becciu está siendo investigado en la línea que condujo a la detención de La Marogna,  propietaria de una empresa de misiones humanitarias con sede en Eslovenia que recibió 500 mil euros de la Secretaría de Estado. Becciu afirma haber sido estafado y que no monitoreó el uso de ese dinero porque se fiaba de la Marogna. que está pendiente de la conclusión del procedimiento de extradición. El Fiscal General se pronunció negativamente sobre la liberación de la mujer, reconociendo el peligro de fuga y la falta de una dirección precisa. El abogado de la Marogna se defiende afirmando que «no podría ser detenida, ya que el acuerdo entre Italia y el Vaticano permite la extradición del Vaticano a Italia, pero no la de Italia al Vaticano» y se quejó de que «de momento ni siquiera nos han explicado cuáles son los cargos que motivaron la detención, ya que no tenemos la orden de detención disponible y tampoco los magistrados milaneses». No existe «el peligro de fuga» ya que se produjo su arresto «debajo de la casa mientras se dirigía al supermercado. El peligro de fuga afecta a quienes intentan escapar ”. Los «obreros de bajo perfil alineados con el régimen» tienen mucho cuidado  temen que tarde o temprano salga la verdad.

El obispo Giovanni d’Ercole, religioso que fue jefe de la sección italiana de la Secretaría de Estado, ha dimitido de su cargo como obispo de la diócesis de Ascoli Piceno y se retirará a un monasterio en África para «volver a los orígenes de mi sacerdocio, en África, entre «los más pobres de los pobres», como diría Santa Teresa de Calcuta «. Todo huele a destitución después de una inspección a su diócesis.

En las últimas horas hemos recibido vía Whatsapp alarmantes informaciones sobre la salud del Papa Benedicto XVI. No se sabe quién lo hizo salir y por qué, pero la misteriosa circunstancia ha vuelto a poner el foco sus condiciones de salud. Lo cierto es que tiene 93 años y no faltan las dolencias. A todos nos ha servido para rezar por él y sentirlo mucho mas cercano.

Las palabras del Papa Francisco sobre los homosexuales: «Son hijos de Dios», «Necesitamos la ley sobre uniones civiles», han provocado perplejidad y desconcierto en la inmensa mayoría de los sacerdotes. En máxima audiencia, el programa de Le Iene nos ha brindado la reacción de sacerdotes ante la petición de bendición de una pareja arco iris, salvo excepciones, pocas, muy poco favorable y con cabreo manifiesto al citar como argumento de autoridad las palabras de pontífice.

Ayer para el Islam fue como si fuera Navidad porque celebra  la fiesta del nacimiento del profeta Mahoma. El atentado de Niza es una batalla en torno a la sacralidad de la figura del profeta y la sátira contra él de las caricaturas del semanario «Charlie Hebdo», que llevó a la decapitación hace unos días de un profesor de francés, Samuel Paty. La reacción de la Santa Sede hoy no ha sido habitual, ya que los mártires de Niza son una bofetada a lo que reclama la última encíclica del Papa Francisco:  “Es un momento de dolor, en un momento de confusión. El terrorismo y la violencia nunca pueden aceptarse. El ataque de hoy sembró la muerte en un lugar de amor y consuelo, como la casa del Señor. El Papa está informado de la situación y está cerca de la comunidad católica en duelo ”.  En telegrama al obispo de Niza el Papa «pide al Señor que los consuele y recomienda a las víctimas a su misericordia». «Al condenar de la manera más enérgica estos violentos actos de terror asegura su cercanía a la comunidad católica de Francia ya todo el pueblo francés al que hace un llamamiento para estar unido». «Al confiar Francia a la protección de Nuestra Señora, da de todo corazón su bendición apostólica a todos los afectados por este drama». El pesar pontificio creció al saber que el asesino  fue uno de los ‘migrantes’ que desembarcaron el pasado mes de septiembre en Lampedusa, la isla símbolo de la acogida del Papa Francisco.

«Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando.»

Buena lectura.

Papa Francesco, messa dei defunti al Camposanto Teutonico dove è sepolto un bambino argentino

Müller: l’appoggio di Francesco ai gay è «disastroso»

Coronavirus, un contagiato tra i fedeli: tornano in streaming le udienze del Papa

«Quell’arcivescovo è gay e pedofilo»: spuntano i nuovi dossier falsi per i ricatti in Vaticano

Il dialogo interreligioso come via irrinunciabile alla pace. Nonostante gli attacchi (di M. Benotti)

Nizza, sgomento in Vaticano per lo schiaffo alla fratellanza umana

No, la Chiesa non parla di decrescita, ma di “sviluppo sostenibile”. Non dovrebbe

Le Iene: Papa Francesco apre ai gay. Chiesa d’accordo?

Benedetto XVI, il mistero sulla sua salute: “Pregate per lui”, il messaggio Whatsapp diventato virale

Ascoli, annuncio choc del vescovo D’Ercole: «Mi dimetto»

L’Espresso in esclusiva: “Card. Becciu indagato dalla magistratura vaticana”. C’è chi continua a far uscire le carte dell’inchiesta giudiziaria dal Vaticano

Vaticano, “indagato l’ex cardinale Angelo Becciu”. Per la procura generale di Milano Cecilia Marogna deve restare in carcere

VIGANÒ A TRUMP: C’È UN PIANO GLOBALE CONTRO DIO E L’UOMO.

Nizza, il dolore del Papa per l’attentato: ma evita di accostare il gesto terroristico all’Islam radicale

Finanze vaticane, Papa Francesco riceve il revisore generale dei conti

13 comentarios en “El nido de víboras del Vaticano, el Papa Francisco y los mártires de Niza, la mala salud de hierro de Benedicto XVI.
  1. Sr Althaus, creo que ud. cree poder saber las intenciones, cuando «de internis neque ecclesia». Yo pongo generalmente mis comentarios después del primer comentarista, tengo la mala suerte, de colocar mis breves comentarios después de sus largas disertaciones. No sé si los lectores de Infovaticana leen todo lo que ud. escribe (que es muy mucho y muy frecuentemente) pero si aspiro a que se me lea, mi comentario debería ser el segundo. Ahora bien, después de dar mis razones y de lo que ud. ha escrito, creo que los demás comentaristas podrán hacerse una idea de su persona

  2. ¿Cómo discutir con un relativista?
    Es una cuestión importante para un católico que debe evangelizar o que debe defender su fe y su moral saber cómo debe discutir con un relativista.
    En ese sentido debe estar precavido porque si se encuentra en un grupo y en general la conversación la establece el relativista y como la establece en un grupo en donde todos o la mayoría son relativistas el objetivo del mismo es poner punto final a la discusión con alguna frase como esta “esa es mi opinión” o “esa es tu opinión” con lo cuál la discusión debe terminarse venciendo el relativista porque establece su posición relativa como obligatoria y si la persona que es moral o religiosa intenta reanudar la discusión el grupo ejercerá presión hasta que se calle y pida perdón con lo cuál el relativista y su grupo obtienen dos victorias.
    Esto es así y uno podría creer que, entonces, no es conveniente discutir con un relativista pero eso no es así siempre.
    En primer lugar, señalé en los primeros párrafos cómo son las estrategias del relativista para vencer en una discusión. La establece dentro de un grupo donde la mayoría son relativistas, eso pasa en la sociedad actual en la mayoría de las reuniones y luego trata de imponer su opinión como válida bajo el argumento de “Esa es mi opinión” o de “esa es tu opinión” y es, entonces, en ese simulacro de discusión en la cuál los otros miembros del grupo tratan de imponer que la opinión del relativista es válida y debe ser respetada, las presiones del grupo en la forma de un bulling o mobbing terminan colocando a la persona con convicciones morales y religiosas en una grave situación en la que aparece como victimario, fundamentalista o irrespetuosa por no aceptar que otra persona tenga una opinión diferente.
    Este es un juego que juegan a menudo los inmorales y los ateos a favor de posiciones inmorales y ateas es posible que el ateo incluso se trate de ubicar en una situación superior diciendo que es agnóstico, o sea, que no sabe ni puede saber si Dios existe o no y desde allí plantea el tema para que el católico lo tome y desarrolle con la consecuencia que hemos previsto anteriormente.
    A esto juegan muchos, es una estrategia que tiene como objetivo atacar la religión y la moral ajena y hay que estar precavidos porque ninguna de estas conversaciones que se inician incluso entre los que se dicen “amigos” suelen en verdad estar bien intencionadas sino que las intenciones de estos sujetos es promover y hacer proselitismo sobre una postura inmoral, atea o agnóstica.
    Hay una estrategia detrás y debe tenerse en cuenta que los hijos de la oscuridad son más astutos que los hijos de la luz.
    Ante sujetos que son inmorales y que atacan la religión y ante una sociedad que ve con buenos ojos esas inmoralidades y ataques hay que ir con cuidado porque estamos ante la ciudad de Satanas independiente de lo que parezcan y de lo bien que se conduzcan en materia de buenos modales esos relativistas.
    Los buenos modales no tienen nada que ver con la moral o la religión y una persona puede esconder detrás de buenos modales y de un discurso tranquilo el objetivo de un sociópata, sin que necesariamente deba serlo, de destruir la sociedad y la religión.
    Realizadas estas advertencias pasemos a la forma de defensa de la fe y de la moral católica.
    Lo primero que debemos hacer ante estas situaciones es reconocer que podemos perder la discusión estamos en minoría y las presiones del grupo pueden ser muchas además que dos cabezas piensan más que una y puede haber cinco cabezas pensando cómo destrozar los argumentos de uno.
    En ese sentido debemos hacernos la primera pregunta “¿Me voy a aguantar perder esta discusión?”, la segunda “¿cuento con los conocimientos teológicos y los estudios para plantear esos temas ya sea desde una postura de algún pensador católico, por ejemplo, Josef Pieper o Chesterton?” es decir “¿he estudiado ese tema y tengo la contestación de algún autor serio en la mano para enfrentar el problema?” y tercero “cuáles serán las consecuencias para los terceros observadores de que pierda la discusión”.
    Porque les aseguro que no se trata de improvisar y pedir la ayuda del Espíritu Santo. Si uno se mete en una cueva de lobos no puede quejarse de que el Espíritu Santo no lo haya ayudado, en realidad, el Espíritu Santo no ayuda a los soberbios que se imponen metas que se encuentran fuera de sus capacidades y que actúan de manera imprudente. El Espíritu Santo exige que el católico tenga las virtudes naturales entre ellas la prudencia y sobrenaturales debidamente pulidas para actuar.
    Una vez tomada la decisión de discutir o dialogar un tema el católico deben proceder a establecer los principios o reglas de juego del diálogo o discusión.
    Ello está en Habermas pero recordemos ese es su único aporte así que no es lectura recomendable.
    Se empieza estableciendo las reglas de juego de la discusión con preguntas tales como ¿Va a terminar la discusión con “esta es tu opinión”? ¿Todas las opiniones son iguales para ti, la opinión de un médico es igual a la tuya, la de un religioso es igual a la del que desconoce la religión, la de una persona que no cree en valores morales es igual a la que cree en valores morales?
    Ojo, no es para qué discutas estos temas es simplemente para observar las reglas de juego si el sujeto se niega a aceptar que existen cuestiones científicas, otras razonables y otras opinables y que dentro de las opiniones no todas valen lo mismo está exigiendo como premisa para la discusión una petición de principios sobre los cuáles la discusión no puede desarrollarse para llegar a una verdad porque se parte del principio de que no hay verdad una vez que aceptas este principio ya has perdido la discusión, es decir, ya con esta renuncia a llegar a la verdad o esta negativa a aceptar que se puede llegar a alguna verdad el planteo del católico no puede triunfar.
    Debes tener presente que está de moda y parece muy guau y muy intelectual sostener que no hay verdad y que dentro del grupo todos los integrantes partirán de esa premisa tácita que forma parte de la “cultura moderna” si no señalas que esta premisa tácita no debe ser aceptada como válida la discusión solamente llevará no a la búsqueda de la verdad sino a una búsqueda de la imposición del relativismo y de la opinión ajena cualquiera sea el valor y la veracidad de la misma.
    Si consideran los miembros del grupo que todas las opiniones valen lo mismo o que de ninguna manera tu opinión puede ser más valiosa que las suyas o las suyas en algún momento más valiosa que la tuya, entonces, no es gente que esté interesada en serio en buscar la verdad sino que aparentan son sofistas y están en grupo por lo debes seguir la orden de Jesucristo de no dar las perlas a los cerdos.
    Una pregunta que debes formular es si la conversación va a buscar alguna verdad o simplemente se trata de hablar por hablar e intercambiar puntos de vista, si se trata de intercambiar puntos de vista (lo cuál dicen pero mienten porque saben cuáles son tus puntos de vista) diles simplemente que no consideras que una conversación sobre ese tema deba carecer de la seriedad que exige buscar la verdad, si ellos niegan que exista la verdad entonces no hay por qué conversar y limítate a la orden de Jesucristo de no tirar perlas a los cerdos.
    Por último, es conveniente que hagas constar que la discusión no es sólo de opiniones relativas en las que Juan piensa algo y Pedro piensa algo distinto sin ninguna consecuencia más que para la vida privada de las personas.
    El relativismo es un sistema de no discusión de manera seria de verdades morales y religiosas para la imposición por la Estado y por las leyes de la ignorancia, la inmoralidad, la injusticias y el ataque a la religión en las políticas públicas.
    Toda discusión que el relativista lleva a cabo no nos interesan en lo privado sino en que terminan en políticas públicas que no son relativistas sino inmorales, injustas, contrarias a la religión y erradas. No es que no interesen las opiniones privadas equivocadas pero hay que tolerar las mismas lo que no significa que exista un derecho a la maldad, el error, la injusticias y los ataques religiosos en materia de opiniones, no existe un derecho a opinar mal lo que hay es una tolerancia de las malas opiniones pero esas malas opiniones tienen consecuencias en las políticas públicas y hacia allí debes enderezar la conversación.
    Los gobiernos deben tomar una decisión independiente de que digan que valoran todas las opiniones en la práctica eso es una mentira llegado el momento los gobiernos deciden y lo que discuten los relativistas no son sólo opiniones personales sino políticas públicas y debes destacar constantemente esto último.
    Es sumamente importante desenmascarar al relativismo porque su aspiración es imponer políticas públicas y llevar las opiniones falsas y subjetivas al grado de políticas que el Estado debe imponer por el ejercicio del poder coactivo y por leyes.
    Por ejemplo, en la eutanasia la discusión que entabla el relativista llevada a la política pública supone una decisión a favor de la eutanasia, no se trata ya de una opinión sino de discutir políticas públicas del Estado que se imponen a la población y que no serán entonces sólo opiniones sino leyes obligatorias y un ejercicio de la coacción eso se discute y no la tolerancia o no de esas opiniones sino su capacidad de fundamentar de manera razonable y dar autoridad a leyes y políticas de Estado.
    Ello conviene que lo repitas y vuelvas el tema a la discusión de las políticas públicas y lo saques de lo privado porque estas opiniones no terminan en lo privado sino que aspiran a imponerse como verdades a partir de las políticas públicas y de la ley.
    A saber ¿Debe un Estado establecer la eutanasia o no? Ese es un buen comienzo pero hay que volver a señalar que aquí no se está discutiendo solamente opiniones privadas en la cuál cualquiera es lo suficientemente buena o en la cuál lo democráticamente elegido es lo mejor sino de establecer si esa opinión es razonable y también si es buena y justa para la población.
    Como las leyes tienen una función educativa o normalizadora (independiente de que lo quieran o no los pedagogos o les guste o no la palabra normal o normalizar) porque están formadas por normas. Establecer que la eutanasia es un derecho es en definitiva imponer ciertas obligaciones, no hay derecho sin obligaciones, la sociedad le está diciendo al discapacitado y a su familia, la sociedad entera le está diciendo al discapacitado más vale que estuvieras muerto eso dice la ley, tu vida no vale nada y como tu vida no vale nada te ayudaremos a terminar con ella, nos parece razonable que quieras estar muerto porque vemos que tu vida carece de sentido y no vale nada. Eso es lo que transmite la ley de eutanasia a la sociedad, a los discapacitados y a su familia.
    Es una ley que genera una persecución sobre el discapacitado para imponerle la muerte como lo más razonable. No se trata de un suicidio, no es un suicidio, la eutanasia supone médicos que establecen procedimientos e inducen a la persona a la muerte. La sociedad está induciendo el suicidio y actúa como asesina del discapacitado.
    Esto es lo terrible una sociedad que piensa que el discapacitado o anciano no merece vivir y que es una carga y que se lo dice indirectamente y que lo impulsa a la muerte y participa de ese asesinato es una sociedad muy nazi.
    En el tema del aborto también es un avasallamiento sobre los derechos de la joven embarazada así la sociedad con los padres le dicen a la joven que debe abortar que es necesario que aborte, el novio la presiona y la sociedad la deja indefensa es más le señala que lo razonable es que ella aborte, ella casi no puede defender su cría, las presiones de la sociedad, del hombre (novio) y de la familia de imponen y los derechos de la mujer se van al suelo y al mismo tiempo es una sociedad que dice que el feto no tiene valor y no es persona toda una serie de contradicciones que ante el asesinato generan dos posibilidades la neurosis de la persona que ha abortado o la normalización de cualquier tipo de acciones inmorales entre ellas la eutanasia incluso entre personas menores de edad hay en ello un proceso de selección de la especie que se parece demasiado a la que implementó el nacional socialismo.
    La ideología de género supone la discusión de políticas públicas y no otra cosa, ¿qué se le va a enseñar a los niños que existen dos sexos o que existen 104 géneros? ¿Se les va a imponer a los niños el juego de roles de género en las escuelas públicas y de manera obligatoria? ¿No se está promoviendo con ello conductas que ni los niños tienen ni los padres quieren que se fomenten en sus hijos? ¿Se va a permitir hablar de otras teorías que no sean la ideología de género en las escuelas o en el ámbito privado? ¿Se va a imponer una persecución contra los que manifiestan de forma pública o privada pensamientos diferentes a la ideología de género o posturas políticas, religiosas o morales diferentes? ¿Se va a atacar a los médicos, filósofos, moralistas, teólogos, etc. que piensen diferente sobre la ideología de género? ¿Van a tener en la práctica privilegios las personas que siendo del mismo sexo se casen en la adopción y en los trabajos sobre los matrimonios de un hombre y una mujer?
    Todo ello nos indica que estos derechos también importan deberes y muchas veces lo que se exige con los deberes es la posibilidad de perseguir al otro, el grupo que se victimiza busca perseguir al resto de la sociedad que trata como victimarios puesto que si hay un grupo que se victimiza el resto de la sociedad aparece como los victimarios. Ello no es racional pero así se piensa y se deduce mal.
    Todo debe ser llevado a la discusión de políticas públicas porque es allí donde termina el relativismo y termina de dos formas porque las políticas públicas impuestas por ley ya no son relativas sino decisiones concretas impuestas a la sociedad por la coacción y, en segundo lugar, porque como la ley tiene una función educativa con las decisiones en política pública se promueve en determinado tipo de conducta y una determinada forma de sociedad, si se promueve el aborto se persigue a los que no están a favor del aborto, si se promueve la eutanasia se persigue a los que se oponen a la misma, si se promueve la ideología de género se persigue a los que se oponen a ella pero además se obliga al aborto a las jóvenes y médicos por presiones de la familia y de la sociedad, se presiona a la eutanasia a los discapacitados, los médicos y ciertos familiares porque se les dice que más le valiera a la sociedad que los discapacitados o ancianos (no todos los discapacitados o ancianos por ahora sino algunos por ahora) estuvieran muertos y por ello se ponen personal y recursos del Estado para facilitar su muerte y se presiona a los niños, jóvenes y padres para que acepten que hagan experimentos sexuales con sus hijos menores y le llenen la cabeza con ideologías impuestas.
    Disculpen si hay errores pero como existe tan poca buena voluntad utilizo el tiempo que tengo en escribir y no me queda tiempo para corregir.
    Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

    1. La respuesta es:DE NINGUNA MANERA.
      Toda discusión presupone que los que discuten pisen un terreno común, cosa que-por pricipio-,se descarta entre dos de batientes así. Entre ellos hay un abismo infranqueable, como el que Abraham dice existir entre Cielo e infierno,en la parábola de Lázaro y Epulon.Como se dice ahora,están en dos ondas diferentes,que se repelen entre sí.

      1. Gracias por su aporte basado en grandes conocimientos de filosofía y religión y en tan buenas intenciones como siempre Ud. que no hace nunca acepción de persona y se preocupa por la verdad, lo bueno y lo justo, espero que sepa que es no hacer acepción de persona ante la verdad creo que lo sabe y entiende lo que le digo. Una gran contribución para todo católico la suya y una ayuda para la ciudad de Dios y ello debido a que ha dejado como buen católico de lado toda soberbia y todo interés propio.

        1. Pero los sacerdotes, a quienes se intente sorprender con las palabras del papa (presuntas o verdaderas), no les queda otra que salir con el catecismo en la mano. Y dejárselo de tarea a los periodistas de los medios generalistas (y mayoritarios) si logran demostrar que el catecismo, dice que, todo lo que diga el papa es palabra de Dios, ya podremos hablar, caso contrario, los sacerdotes deben decir que esperan que las palabras del papa se plasmen en el catecismo, para que sean obligatorias. Antes nunca.

          1. No sé Carmen L a qué se refiere.
            Estoy escribiendo sobre verdades humanas o divinas y Ud. me sale con lo que dice el papa o lo que deben decir los sacerdotes.
            Mire todo hombre o mujer debe decir la verdad porque debe cumplir con los mandamientos y, entre ellos, está no decir mentiras y si no dice la verdad no es un buen hombre o una buena mujer y no importa si los sacerdotes deben o el papa debe o dijo o en el catecismo hecho por los hombres se introdujo tal o cual mentira, los mandamientos obligan a decir la verdad lo mismo que la conciencia de cada ser humano (la sinderesis) obliga a decir la verdad porque eso es moral y religiosamente correcto, lo mismo sucede con la fe que profesa cada persona que si es verdadera fe católica no depende de un papa determinado, ni de los hombres de una determinada época o de lo que se quiera escribir en un catecismo sino de lo que se ha enseñado siempre en ciertos asuntos como verdad revelada y lo demás son excusas, cobardía y argumentos sin ningún fundamento y si el papa o los obispos o la jerarquía eclesiástica dicen alguna cosa que es contraria a la religión católica y a la moral de siempre, o sea, enseñan como dijo San Pablo un nuevo evangelio sean anatemas y ellos saben qué significa anatema.
            Si se introduce en un nuevo catecismo, en las leyes puramente humanas o en los libros de los hombres una mentira como si fuera una verdad debo decir que a mí como a todo católico qué nos importa que se queden con sus argumentos inventados y con sus mentiras que se queden con los templos que nosotros nos quedamos con la fe muy poco les van a servir esas cosas ante Dios en el juicio final.
            Por favor, la verdad es la verdad esté o no en el nuevo catecismo de un papa o de unos obispos y diga lo que diga el catecismo, el papa o los obispos o la mayoría de los «católicos» progresistas porque la verdad es perenne y no caduca, las que caducan son las ideas de los hombres pero la verdad es eterna si es divina y permanece en lo intrahistórico si es una verdad humana y si no permanece no es verdad pero su permanencia no depende de los hombres, de lo que digan o quieran los hombres, de lo que diga o quiera la Iglesia en determinada circunstancia, la verdad permanece en la misma realidad de las cosas humanas o divinas en lo revelado o en la realidad de las cosas.
            Si no entiende esto Carmen L. es que sintoniza otro canal.
            En estos específicos casos es donde tiene razón Carlos Nuñez en que por no tener casi contacto los que establecen el diálogo el mismo se ve muy limitado y casi no puede llevarse a cabo, ya lo estableció Sócrates que muy pocas cosas podía discutir con los sofistas que, tal vez, se reducían a saber distinguir el bien del mal independiente de lo que diga el papa o la Iglesia en un determinado momento, saber distinguir la verdad del error y de lo falso, lo justo de los injusto, lo bello de lo bueno, pero otros temas Sócrates sólo los trataba con sus discípulos con los que compartía puntos en común.
            ¿Pueden discutirse temas con «católicos progresistas o relativistas» o sea que no creen en la verdad? En estos casos como dije lo que hay que hacer es no tirar las perlas a los cerdos pero puede y debe decirse la verdad y lo que uno cree, uno debe confesar la fe pero no discutirla frente a tales engendros, lo único que es posible es realizar una confesión de la fe y como dice Chesterton realizar un exorcismo con esos sujetos repitiendo que existe la verdad, el bien, la moral, los valores, y que ellos no dependen de las opiniones subjetivas, relativistas o de los deseos de los hombres.
            Es lo que en la primera Iglesia se llamó la apologética, una defensa de la fe frente a los que atacaban la fe, una defensa de la moral frente a los que atacaban la moral y que llevaron los Padres de la Iglesia contra los herejes dentro de la Iglesia, los que estaban entre nosotros pero no eran de los nuestros según San Pablo, la contraIglesia, antiIglesia, Iglesia de las profundidades según Viganó, ciudad de Satanás en la Iglesia terrenal o Partido del Mundo en la Iglesia terrenal que en la actualidad gobierna a la Iglesia terrenal y la tiene a mal traer pero también los apologistas defendían a los católicos y a la Iglesia santa de los poderes del mundo y hacían una defensa de la fe y de la moral frente a los emperadores, a los judíos y gentiles y otras religiones.
            Y no conviene entrar en discusión con Ud. Carmen L. si no entiende esto porque no lo va a entender porque no sabe lo que es lo bueno, lo verdadero, lo bello y lo justo y ello por incapacidad personal y por mala fe si es que no entiendo mal lo que sugiere y, entonces, nos encontramos con un pensamiento que se ha separado del catolicismo y de toda noción de verdad y no quiere regresar a él.
            Ha sido muy importante su aporte para ampliar el tema de cómo discutir con relativistas se entra en discusión sólo si el relativista acepta que por esa discusión se busca una verdad sino no se pierde el tiempo pero en este caso como hay otros católicos que leen los comentarios conviene desarrollarlos y es casi imposible ser interrumpido en un comentario por lo que lo verdadero termina de imponerse. Lo único que le queda al oponente es llenar de barro la cancha con comentario necios o con estupideces eso se hace a veces y por ello me quejé con Carlos porque no lo esperaba de él porque aunque no le caiga bien estoy tratando de defender la misma fe que Carlos profesa sí entiendo su intromisión.
            Saludos en la Santa Virgen María y en Cristo Rey

          2. Sr Althaus, creo que ud. cree poder saber las intenciones, cuando «de internis neque ecclesia». Yo pongo generalmente mis comentarios después del primer comentarista, tengo la mala suerte, de colocar mis breves comentarios después de sus largas disertaciones. No sé si los lectores de Infovaticana leen todo lo que ud. escribe (que es muy mucho y muy frecuentemente) pero si aspiro a que se me lea, mi comentario debería ser el segundo. Ahora bien, después de dar mis razones y de lo que ud. ha escrito, creo que los demás comentaristas podrán hacerse una idea de su persona

        2. En ello estamos,Alberto.
          Non nobis,Domine.Non nobis!
          Cuando Pablo,con bastante ingenuidad,trató de sacar ventaja apostólica al encontrar aquella estatua «al dios desconocido» en el areópago ateniense,salió bien escaldado.Debemos aprender su lección.
          Sigamos predicando,a hora y a deshora,con oportunidady sin ella,a Aquél que ES «más yo que yo mismo»,por decirlo con palabras del sabio Gustave Thibon.Él,con su Padre y con su Espíritu,ES la Única Verdad:Que Crea,que Consuela,que Salva, y que puede hacernos eternamente felices.

          1. Carlos el del Areopago fue el mayor discurso de San Pablo y de cualquier otro evangelista es quizás la cumbre de lo que puede llamarse la evangelización se sabe que de él salió San Pablo salió con varios conversos que habían quedado impresionados pero no toda evangelización es para conversión sino que muchas veces puede ser para condenación de aquel que no se convierte frente a la Palabra de Dios como lo señala el P. Alfonso Galvez.

          2. Carmen a su pregunta, le digo, que yo no los leo, son muy largos y se me fatiga la vista, ya soy muy mayor Pero él cree que le len y no es asi, al menos por lo que me han comentado algun que otro comentarista a los que conozco personalmente, porque son de mi ciudad y les mande yo la URL para que pudieran entrar a leer principalmente a Specola y a lo que quisieran

  3. «En telegrama al obispo de Niza el Papa «pide al Señor que los consuele y “recomienda a las víctimas a su misericordia”.»

    ¿Cómo que «recomienda a las víctimas a su misericordia»? ¡Si son mártires!

    1. Mártires?
      De quien?
      De quien no es Dios,de quien no es el Único Dios,de quien no es Dios catolico?
      Hay que dejar de exprimir ese limón,convencidos de que de él no saldrá ni una gota de zumo cristiano.
      Si Cristo no es Dios,qué sentido tiene ya ser su Testigo,su Mártir?
      Parafraseando al de Tarso,si Cristo no es Dios, los cristianos somos los más insensatos de los hombres .Y Apóstoles Mártires, Padres,Cenobitas,Predicadores y Santos todos,habrían sido los seres humanos más ilusos y fracasados de la historia.
      Afortunadamente, Bergoglio y su camarilla no valen ni la uña del dedo meñique del pie de ninguno de los Componentes de esa Legión Sagrada.»Que nadie podría contar»,como nos recordará el Apocalipsis pasado mañana ..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *