PUBLICIDAD

El amigo Ruso del Papa Francisco, abusos a la sombra de San Pedro, Viganò aparece Edgar desaparece, los sonoros silencios del Vaticano.

|

Hoy tenemos dos temas que invaden la información: la nueva aparición de Viganò y la visita de Putin a Papa Francisco. Lógicamente las cosas del indigenismo paleolítico amazónico están presentes, y los estarán por unos meses, y el cisma de la iglesia en Alemania sigue su rumbo y se presenta como una revolución para el catolicismo en todo el mundo.

La segunda guerra mundial hace algún tiempo que ha terminado y los equilibrios que nacieron del enfrentamiento armado están desapareciendo. Los vetos de los vencedores en las Naciones Unidas han perdido su sentido. La nueva economía globalizada esta cambiando el mapa mundial. El suicidio demográfico de Europa y el enorme crecimiento de África y América del sur está cambiando el mapa mundial. En este contesto, Rusia y los antiguos países de la órbita comunista están en un proceso de transformación rápido y de fondo. Rusia está llamada a tener un papel fundamental en los próximos decenios. A lo largo de su historia ha cabalgado sobre Europa y Asia y dado el tremendo crecimiento Chino, y Asiático en general, el mundo Ruso volverá a ser de una enorme importancia estratégica. Los artículos de hoy poco dicen del encuentro salvo el retraso de casi una hora de Putin, haciendo esperar al Papa Francisco, y destacan las buenas relaciones personales y las diferencias existentes. El encuentro se ha movido en el ambito político y poco, o nada, en las complicadas relaciones con la ortodoxia. Los extraños cambios en el mundo católico de estos últimos tiempos están alejando la ansiada unión con los ortodoxos que son sin duda, o por lo menos hasta ahora lo eran, los más cercanos a la Iglesia Católica.

Viganò aparece de nuevo. Un nuevo comunicado en donde quiere romper con el monotema McCarrick y sus andanzas por Estados Unidos. Introduce dos nuevos episodios.

El tema de los abusos a los monaguillos de San Pedro no le toca directamente y por tanto lo que pueda aportar no es de especial interés salvo por un dato. Nos revela que el juez de la diócesis de Como tenía orden de no investigar, la cosa le costo el cargo,  y que está dispuesto a hablar. Estos abusos están en manos de la justicia Italiana y de la Vaticana y han sido ampliamente documentados por el periodista Gianluigi Nuzzi y por el fantástico y seguido programa de l’Iene. Viganò da pocos datos nuevos y se presenta como un intento de demostrar el modo catastrófico de tratar estas cosas en los organismos vaticanos. La táctica Vaticana es la de siempre: el silencio. Por ahora les está funcionado pero los medios actuales hacen que los temas estén siempre vivos. Cuanto antes se haga luz y se pase página de todo este escabroso asunto mejor para todos.

La segunda parte de la aparición Viganò nos parece mucho más interesante. Desde 1978 a 1989  trabajo en la Secretaria de Estado, el sancta sanctorum de la Santa Sede y el baúl de los secretos mejor guardados. Después de un breve paso por el consejo de Europa es nombrado nuncio en Nigeria del 1992 al 1998. En 1998 se reintegra a la Secretaria de Estado como jefe de personal de las nunciaturas en donde está hasta 2009. Son muchos años en la Secretaria de Estado y en lugares con acceso a información delicada. El segundo tema de su nueva aparición se centra en el nombramiento del nuevo sustituto en la persona del Edgar Peña.  Aquí si sabe de los que habla y evidentemente ha tenido acceso, por oficio y con autoridad, a los delicados expedientes. No es novedad el pasado del sustituto pero Viganò añade un testimonio de primera línea que ratifica las cosas ya conocidas. Por ahora, Edgar, siguiendo las tradicionales prácticas diplomáticas, está más desaparecido que Viganò y son muchos lo que los consideran otra bomba de relojería en los debilitados bajos del pontífice. Podemos estar ante otro Zanchetta pero con más ínfulas.

Estamos en verano y en otros tiempos era un tiempo de tranquilidad. No pasa día sin que tengamos una información delicada de las sombras vaticanas y esto promete seguir, o incluso aumentar. El único que puede poner  remedio el es Papa Francisco que parece mucho más entretenido en los cambios de clima y el paleolítico, en zascandilear con los políticos a la moda o juguetear con las reliquias del Vaticano, el primero y el segundo. Esto es un rio desbordado que ya no puede controlar. Su antecesor tuvo la valentía de dar un paso al lado para dejar a otros el camino libre. Veremos cómo evolucionan las cosas pero los andares son preocupantes.

«Sígueme.»

Buena lectura.

 

SUPER EX: SE IL PAPA MENTE CON METODO E SISTEMATICITÀ. CHE FARE?

Putin e Papa Francesco, terzo faccia a faccia in 6 anni: dialogo continua, ma senza invito a Mosca per volere di Kirill

L’alleanza di ferro tra il Papa e Putin resiste alle bordate sovraniste

«Incontro soddisfacente» fra Putin e il Papa. Ma Francesco non molla gli ortodossi di Costantinopoli

NUOVE GRAVI RIVELAZIONI DI VIGANÒ SUI VERTICI DEL VATICANO.

Dall’Amazzonia riparte il progetto riformatore di papa Francesco

È sempre in ritardo, ma diversamente da Trump, Putin conosce molto bene la strada per il Vaticano

L’arrivo di Putin al Vaticano per l’incontro col Papa

NUOVE GRAVI RIVELAZIONI DI VIGANÒ SUI VERTICI DEL VATICANO.

Così la Chiesa tedesca vuole rivoluzionare il cattolicesimo

Papa Francesco e Putin, imbarazzo in Vaticano: «Si conoscono e si rispettano», ma… La bomba migranti

 

1 comentarios en “El amigo Ruso del Papa Francisco, abusos a la sombra de San Pedro, Viganò aparece Edgar desaparece, los sonoros silencios del Vaticano.
  1. El etnocidio europeo, que es peor.
    En cuanto a los pederastas: el Evangelio de la rueda de molino y el río.
    Y una pregunta: ¿Estos niños no tenían padres que hicieran los deberes?
    Putin se caracteriza, según los diplomáticos que tengo el gusto de conocer, por no retrasarse ni un segundo. Lleva el protocolo a rajatabla. De él dicen que es rudo, directo, pero enormemente fiel a su palabra; considera que la puntualidad es el mayor deber. Si ha hecho esperar a Bergoglio, los analistas debían investigar el tema.
    Bergoglio «es» a Soros. A nadie más. Por lo tanto los temas de involución son su prioridad. Esa es la orden mundial: la involución de la especie, para destruir los valores católicos europeos que posibilitaron la evolución de la Humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *