PUBLICIDAD

Condena Australiana al Cardenal Pell, el corrompido mundo de las finanzas vaticanas, los amigos árabes y los pactos chinos.

|

Otro día maldito. En estos momentos está dando la vuelta al mundo la condena en Australia al Cardenal Pell, el Vaticano de prohíbe el ejercicio público del ministerio. El sigue declarándose inocente y apelará. Este caso es muy distinto de otros bien conocidos e intentaremos dar las claves para su comprensión.

Pell tiene un genio endemoniado y un carácter fuerte y complicado que le hace ser su mayor enemigo. A lo largo de su vida se ha ganado un ejercito de enemigos que le deseaba lo peor. Pell es un hombre de muy sana doctrina y que combate con todas sus fueras, y en muchas ocasiones, sin ninguna mano izquierda a sus opositores. En esta historia se enredan todo tipo de intrigas de altos vuelos que complican la compresión de lo que está sucediendo. Intentaremos dar algunas pinceladas.

En tiempos de Papa Benedicto XVI, el cardenal Pell estuvo nombrado para la congregación de Obispos, nombramiento que fue anulado por la complicada situación australiana del cardenal. Son mucho los amigos que le recomendaron entonces un retirada tranquila que habría impedido llegar a la situación en que nos encontramos. Esta retirada era considerada por el cardenal Pell una victoria de sus enemigos que no casaba con el aguerrido carácter del personaje. Llego el cambio de pontificado y con él la ocasión de cobrar viejas facturas y favores al arzobispo de Buenos Aires. Entra en el círculo intimo de consejeros del Papa Francisco y se trabaja un puesto de prestigio que tenía que ser interpretado claramente como ascenso en el programa del nuevo pontificado. El mundo de las finanzas siempre ha atraído al cardenal y esta es la ocasión de oro. Se presenta como el gran reformador que puede solucionar todos los gravísimos problemas que atacan al entramado Vaticano. Crea un círculo de fieles que van siendo destruidos uno por uno dejando sin manos al decidido cardenal. Pell no tiene amigos en Roma, no tiene buenas relaciones con Bertone al que considera su enemigo y trata a  Parolin con superioridad y desprecio.

La corrupción financiera en el Vaticano es un gravedad enorme y comparable a los encubrimientos en los casos de abusos. Es el gran capítulo pendiente que explicará tantas cosas, también de abusos, cuando se pueda hacer luz. Son muchos los que declaran la guerra a muerte al cardenal Pell. El problema es que el aguerrido cardenal no teme el cuerpo a cuerpo pero el Vaticano no es Australia y el estilo es mucho mas refinado. Le destruyen, uno a uno a sus posibles colaboradores y  lo rodean de inútiles que le controlan todos sus movimientos. Empiezan a tejer una red en su entorno que hace que se sienta acosado sin saber por quién. Sus disparos no encuentran un objetivo. Ha llegado demasiado anciano a un mundo demoniaco y no termina de entender que esta sucediendo a su alrededor. Le gustaría luchar pero solo encuentra buenas palabras y un muro de goma delante.

Las mafias italianas, hoy la más fuerte es la Ndrangheta, tiene muchos ‘intereses’ en el Vaticano y en Australia. No están dispuestos a que un parlanchín argentino les complique la vida y por ahora lo han controlado. El cura Australiano es más peligroso y lo saben. Mientras a Pell lo distraen con los temas romanos el da por cerrado el pasado australiano baja sus defensas y empiezan a investigar y a trabajar con el pasado del Cardenal. Al dejar el ‘poder’ en Australia su capacidad de defensa disminuye hasta casi desaparecer. En Australia ya no es nadie y el Vaticano no moverá un dedo por defenderlo. No ha estudiado en la ‘escuela’ y no es de la ‘familia’. El círculo en torno al cardenal se ha cerrado y cuando es consciente de su situación es demasiado tarde. Los días que le queden al Cardenal Pell en este mundo serán un infierno, sus enemigos han vencido. Llegará la condena, es previsible que pierda su condición sacerdotal será humillado y vejado . Al más puro estilo de la masonería, tan fuerte en Vaticano como en Australia, le han hecho perder la ‘honorabilidad’ y morirá en desprecio de este mundo.

No tenemos datos para entrar en la condena Australiana aunque son muchos y autorizados lo que dudan de ella. No dudamos de que el Cardenal Pell es un hombre de fe y que esta tortura que le cae encima le ayudará a purificar su alma para presentarse al verdadero juicio.

Seguimos con algunas noticias sobre la buenas relaciones del Papa Francisco con el islam y más datos de las consecuencias de los pactos secretos chinos.  La condena al Cardenal Pell ha oscurecido los ecos del encuentro sobre abusos pero son numerosos los artículos que abundan en la desilusión de las víctimas y la fata todas de confianza en la medidas que se puedan tomar.

«El que acoge a un niño como este en mi nombre, me acoge a mí; y el que me acoge a mí, no me acoge a mí, sino al que me ha enviado».

Buena lectura.

NOBILE: L’ISLAM È CONTRO LA COSTITUZIONE ITALIANA. NON RASSEGNIAMOCI.

La condanna di Pell investe in pieno Francesco

Papa Francesco e il sinodo sulla pedofilia. La gente chiede coerenza

PUBLICIDAD

Pedofilia, cardinale George Pell giudicato colpevole. S.Sede: ‘Via da ministero’

La «bomba» Pell in Vaticano dopo il summit, verso un avvicendamento alla guida dell’Economia

Pell e gli abusi, chi è il cardinale numero tre del Vaticano che ora rischia una pesante sanzione

Il cardinale Pell condannato per pedofilia. Il Papa: “Stop a ministero e a contatti con minori”

Non è clericalismo, è lussuria

DISPACCI DALLA CINA. UN PRETE AL PAPA: NON VENGA, DICA CHE COSA FA IL PARTITO COMUNISTA…

Il cardinale Pell, tesoriere del Vaticano, colpevole di violenza sessuale nei confronti di bambini

Il Papa riceve lo sceicco degli Emirati Arabi e pranza con lui a Santa Marta

Il Papa: oggi si rischia di consegnare la vita alla logica delle macchine

Abusi, la Germania chiede l’accesso agli archivi della Chiesa tedesca

 

7 comentarios en “Condena Australiana al Cardenal Pell, el corrompido mundo de las finanzas vaticanas, los amigos árabes y los pactos chinos.
  1. A quien sirven los especuladores de “SPECULA”
    Es obvio que al mismo amo que Sandrino il cappo di tutti capi pero quién es él.
    “Cherchez l’argant” ¿Quién les paga las nóminas?
    Yo no lo se.
    Pero me encantaría saberlo.

  2. Mafia es un término genérico que encubre grupos de poder. A recordar que el importante senador Marcello dell Utri cumple condena por asociación con la mafia. Era del Opus.

  3. Las informaciones son oscuras y confusas. Por lo que dicen, el tribunal impidió informar alegando que se le estaba juzgando por otros casos y para no influir en estos. Y, de pronto, justo ahora, han retirado esas acusaciones y por eso se puede hacer pública la sentencia de diciembre. Si esto es así, estaría clarísima la mala fe de utilizar este caso para intentar sabotear la cumbre anti abusos. Y con el fiscal, o acusación, habría dos opciones: o estaban tramitando denuncias falsas a sabiendas, que parece lo más probable, o ahora son encubridores de esos delitos de los que estaban acusando a Pell y ahora retiran. Y si están saboteando la cumbre anti abusos lo que quieren es que no se persigan los abusos. Parece que hay mucho pro pederasta que se las da de anti pederasta.

  4. Sin conocer los hechos, secretísimos, por los que se le condena en primera instancia, dado que han hecho coincidir la condena con la cumbre anti abusos la mano que ha mecido la cuna será la misma que ha intentado sabotear la cumbre. Una mano con intereses intraeclesiásticos y a la vez con influencia en Australia. En España es bien visible la mano de siempre que ha intentado sabotear la cumbre anti abusos. Que es la misma que durante décadas ha controlado las finanzas vaticanas. Del juicio en el Vaticano contra el socio del Opus Angelo Caloia, ex presidente del IOR, acusado de corrupción, no se sabe casi nada.

    Así que el enmicus debe cumplir cuatro condiciones: 1. Dentro de la Iglesia. 2. Saboteador de la cumbre antiabusos. 3. Perjudicado por la limpieza de Pell de las finanzas vaticanas. 4. Con influencia en Australia.

  5. No estoy muy de acuerdo con lo que se dice aquí del Cardenal Pell, a quien conozco personalmente. Lo que parece increíble es que se le aplique una pena sin sentencia firme. ¿Ha habido algún juicio canónico? Conozco casos de sacerdotes y un obispo chileno exonerado por la justicia civil y destituidos del ministerio sin juicio, es decir con un proceso administrativo. Además, ¿qué hay de la prescripción? Lo acusan de algo que palmariamente no pudo haber hecho. ¿Acaso, el Arzobispo al procesar a la sacristía terminada una misa dominical y acompañado por todos los ministros, acólitos etc, pudo haber abusado sexualmente en presencia de todos ellos a un menor? O en una piscina pública en presencia de un gran número de gente. El Vaticano expresa su total respeto a los tribunales australianos, que no merecen más que desprecio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *