PUBLICIDAD

Cien días del testimonio Viganó: silencios y herencias, censura blasfema, los dineros de la inmigración, el cisma sumergido.

|

Hoy hace cien días que se hizo público el primer testimonio de Viganò, el nuncio. Siempre sostenemos que parece que no pasa nada pero que todo está pasando. La situación provocada por el testimonio del que fue varios años nuncio en Estados Unidos es tema de conversación en todos los encuentros sacerdotales americanos. El silencio de los que tienen los datos y los documentos no hace sino confirmar con gran fuerza su contenido. Hoy tenemos el ejemplo de como actuar sin prisa pero con la verdad de los argumentos. Son muchos los que sin poder atacar el contenido del testimonio se dedicaron a desacreditar al firmante. Es una táctica tan vulgar que da sonrojo el contarlo pero es lo que ha sucedido. El litigio de la herencia entre los hermanos Viganò fue el arma que parecía que hundía al ex nuncio en la más absoluta ignominia. Hoy tenemos el comunicado, como corresponde a tema tan serio, de los abogados del ex nuncio que explican con pelos y señales lo sucedido. Desde esta Specola nos tentamos la ropa antes de comentar las noticias que consideramos falsas o medias verdades, que es peor. Defendimos en su momento y después de las oportunas verificaciones con quien conocía de primera mano los hechos, que era un problema de valoración de bienes en el que  los hermanos no habían llegado a una acuerdo. Viganò había ofrecido una solución en bien de la paz en la que ofrecía al que se consideraba perjudicado una cantidad mayor de la contemplada en la condena judicial. El ex nuncio se ha apresurado a pagar y ni ha querido apelar por estar más que de acuerdo con la resolución que incluso le beneficiaba. Gracias a esta aclaración muy documentada hemos conocido, algo que el ex nuncio ha mantenido siempre en el ámbito privado, que con la sustanciosa herencia ha construido entre otras cosas un monasterio de clausura en África con el que ha querido rendir homenaje a sus padres. Es evidente que todo esto los sabían, o podían saberlo, los medios que le han acusado de todo y que ahora se pueden enfrentar a una denuncia formal por las acusaciones publicadas. Se cierra así el capitulo que podía ensombrecer la calidad humana del firmante. Cien días de silencio no hacen sino incrementar la fuerza de los hechos. Sien días en los que estamos viendo como se hace de todo para eludir las prometidas ‘ oportunas aclaraciones’ que no llegan. Febrero está muy lejano y quedan muchos más capítulos de esta truculenta historia que esta descomponiendo la poderosa iglesia católica en Estados Unidos.

Capítulo segundo de los hombre justos del Papa Francisco. Se trata de elecciones personales del pontífice recaídas en personas con un historial  que provoca una gran perplejidad. Es indudable a autoría de la designación y los resultados de la misma. Se anuncian nuevos capítulos. Estas cosas reflejan el ‘cisma sumergido’ que desde hace decenios se vive en la Iglesia Católica.

Hay teatros que no saben que hacer para llamar la atención y ante la imposibilidad de modificar los textos y la música de las maravillosa operas clásicas se dedican a innovar en las puestas en escena. Es la Scala de Milán estaba prevista una escena blasfema que ha sido censurada pro la dirección del prestigioso teatro. Los que se escudan en la libertad de expresión para insultar y ofender los sentimientos religiosos católicos muestran una cobardía sin límites para hacer lo mismo, pro ejemplo, en los países musulmanes. Se ve el plumero y mucho.

La inmigración  y los dineros van muy unidas. En las grabaciones de la policía en el caso  ‘Roma capital’ que ha dado origen a la famosa serie de televisión ‘Suburra’ se afirmaba que los inmigrantes mueven más dinero que la droga. Las posiciones pro inmigración de la Conferencia Episcopal Italiana son interpretadas desde la óptica de la inmensa perdida de entradas de dinero oficial en las arcas de la Iglesia.  Sin duda que la nueva ley aprobada en el parlamento estos días cambia radicalmente la atención a estas personas y es mucho más exigente. Veremos las consecuencias.

Otro teólogo , colaborador de Papa Benedicto, ataca la nueva traducción del Padre Nuestro. Es evidente que el cambio no tiene otro sentido que contentar el Papa Francisco al que no le gustaba. No hay otro fundamento y es absurdo buscar explicaciones.

El conocido convento de Santa Clara en Turín será una residencia para jóvenes. Al menos ese es el deseo pero vista la poca necesidad de estas instituciones nos tememos que terminará en hotel. Qué dolor ver como en la patria de Santa Clara y San Francisco se cierran las casas que nacieron de la fuerza de su testimonio y se desacralizan espacios que por siglos han estado dedicados a la oración. Sin duda que la Iglesia está desangrando en su corazón y solo saldrá de esta situación de confusión cuando lo recupere, aquí o en África, que tanto monta.

“Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a los pequeños.”

Buena lectura.

Viganò, la replica dei legali: false le accuse di “truffa” al fratello. Annunciate querele

Il collaboratore di Ratzinger: “Modifica Padre Nostro è sbagliata”

VIGANÒ. LE BUGIE SULLA DIVISIONE DELL’EREDITÀ CON SUO FRATELLO (E GLI ALTRI FRATELLI). MINACCE DI QUERELA.

Uomini giusti ai posti giusti / 2

PUBLICIDAD

Milano, prima della Scala: censurata la scena blasfema

ROMANA VULNERATUS CURIA. LA “VELINA” DELLA CEI SULL’IMMIGRAZIONE È ARRIVATA FINO A REPUBBLICA.

Torino, l’ex convento di Santa Chiara sarà una residenza per i giovani

Antonio Socci, papa Francesco perde fedeli perché parla come Emma Bonino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *