PUBLICIDAD

Cascada de cardenales condenados, católicos en el mundo, las inútiles líneas guía, esperando el motu proprio.

|

Ya tenemos a otro cardenal, Philippe Barbarin, condenado a seis meses de prisión por encubrir abusos, o si queremos ser más precisos, por obstrucción a la justicia.

Estamos empezando y esto no hay quién lo pare. El fracaso el encuentro de finales de febrero en Vaticano es clamoroso. Asistimos a una jerarquía sobrepasada por la situación y que solamente es capaz de reaccionar ante la presión mediática o antes las sentencias civiles que estallan delante de sus narices. El Papa Francisco decía en el reciente encuentro: «Si en la Iglesia aparece un solo caso de abuso – que representa ya de por sí una monstruosidad – tal caso será afrontado con la máxima seriedad». Por ahora, lo que estamos viendo, es que no se afronta nada y que la seriedad no existe. Vemos como se pierde el tiempo con los consumismos, los pacifismos, la ecólogia, el calentamiento global, o la próxima cumbre mundial – sínodo en Vaticano –  sobre la Amazonia. Los católicos no llegamos a 20 % de la población mundial lo cual quiere decir que hay mucho por hacer. Estamos perdiendo el tiempo en no gestionar problemas importantes que desacreditan a la iglesia y desaniman a su parte más valiosa.

Tenemos por el mundo millares de sacerdotes que están dejando la piel atendiendo a sus fieles con entrega absoluta. Millones de fieles que solamente quieren vivir su fe con paz y tranquilidad. Todos los días, todos, nos vemos sobresaltados por la porquería asquerosa que salpica a altísimos cargos en la iglesia y todo se reduce a elaborar ‘ líneas guía’, a lágrimas de cocodrilo que nada solucionan.

Cuanto tiempo más se tardará en reconocer que el problema tiene su causa en la tolerancia generalizada de la homosexualidad en la Iglesia y en las ordenas dadas, por decenios, de que mejor tapar estos casos para evitar el escándalo. Barbarin se la limitado a decir que recibía ordenes de Roma. Los obispos norte americanos están paralizados esperando a Roma. En Chile la situación es insostenible con todo su episcopado renunciado, y muy cabreado.  Todos los reunidos en la cumbre romana, basta leer el testimonio Viganò a la luz de lo que está sucediendo, son potencialmente encubridores y pueden acabar con condenas civiles en más o menos tiempo, todos, incluido en Papa Francisco, que en Buenos Aires hacía lo mismo que Barbarin en Francia, lo que Roma le mandaba. El cuerpo diplomático ha sido una arma de control sobre los obispos que conocía perfectamente los casos y ha preferido mirar a otro lado. Recordemos que uno de lo llamado a testificar en Francia era Ladaira que se escudó en el pasaporte diplomático vaticano para no acudir.

No pasando mucho tiempo, ya estamos llegando, se pedirá la supresión del Estado Vaticano por evidente corrupción de estado. Sus tribunales son muy aficionados a condenar por divulgar, a Viganò lo encerrarían con gran solemnidad, pero no a juzgar delitos gravísimos. Mejor empezar a tomar decisiones serias que seguir mareando la perdiz y esperar a que otros las tomen por nosotros. A este paso el próximo cónclave puede estar lleno de laicos pero porque los cardenales han vuelto a tan noble condición.  Seguimos esperando el famoso motu proprio que todo lo solucionará.

«El que pierda su vida por mi causa la salvará.»

Buena lectura.

Preti pedofili, dopo i casi McCarrick e Pell la condanna di Barbarin. Le parole del Papa rischiano di diventare un boomerang

Chi difende il cardinale Pell è un uomo morto

Pedofilia: condannato a 5 anni di carcere don Paolo Glaentzer. Sorpreso in auto con bimba di 10 anni

Pedofilia, al summit in Vaticano il vescovo tedesco accusa: “Dossier coi nomi dei responsabili distrutti o mai creati”

L’arcivescovo di Lione Barbarin condannato: coprì abusi sessuali

«Così in Vaticano temono che Salvini sbanchi alle europee»

L’11 settembre della Chiesa – Panorama in edicola Nel numero in edicola del 6 marzo un’inchiesta sulla pedofilia nella Chiesa che mette a rischio la stabilità del Vaticano

CEI, prima riunione del consiglio del Servizio nazionale per la tutela dei minori

Abusi, dai vescovi messicani nuove linee guida: “Mai più coperture”

Chiesa, crescono i cattolici nel mondo: sono il 17,7% della popolazione

 

9 comentarios en “Cascada de cardenales condenados, católicos en el mundo, las inútiles líneas guía, esperando el motu proprio.
  1. La Iglesia tiene su sistema de justicia soberano que es el Derecho Canónico y para enfrentarse con hechos como el de la condena de Pell, lo que debía de haber hecho era hacer una investigación seria del caso y anunciar que el Cardenal es totalmente inocente y que no se presentará a ningún tribunal cánguru en Australia. Para ello, habría que crear una serie de tribunales eclesiásticos nacionales y regionales dependientes de la CDF, con sus fiscales, que serían laicos entrenados en la investigación, por ejemplo que hayan servido en organismos como el FBI. Luego de haber investigado los casos, si encuentra que el obispo o sacerdote es inocente, no colaborar la corrupta justicia que existe en prácticamente todos los países occidentales. Luego tendría que conseguir a un grupo de abogados de primera para defender a los obispos y sacerdotes en estos tribunales como el australiano o el de León en Francia.

    En vez de andar fastidiando a Salvini, el Vaticano debería de poner orden en su propia casa y dedicarse a lo suyo. «Zapatero a tus zapatos»

  2. Es significativa la coincidencia con el progre Vidal, quien en “Religión Digital” postulaba tanto la ruina absoluta del Vaticano, por indemnizaciones en casos de abusos, como que se le considerara por juzgados yankees como una organización criminal. Grupos heréticos gnósticos y pelagianos unidos. Modernismo e Integrismo son dos caras de la misma moneda, con una fuente común, introducidos en la Iglesia desde dentro para intentar destruirla, alimentándose mutuamente el uno al otro. El viejo truco de izquierda-derecha inventado por los de la gillotina insertado en la Iglesia.

  3. Como confesaba en el caso de la delirante condena al Cardenal Pell, la operación procede de dentro de la Iglesia. Nada raro, si recordamos a Judas, y el Papa ha recordado que Judas es un icono actual. Ahora con la absurda condena al cardenal Barbarin en Francia, donde algunos tienen tanta mano, la obra diabólica sube sus amenazas, con figura incluida, postulando la supresión del Vaticano. Los grupos heréticos pelagianos y gnósticos, denunciados por el Papa hace casi un año, es lógico que quieran destruir la Iglesia antes de que se tomen las justas medidas contra ellos. Non Praevalevunt.

  4. Especula, ¿El fracaso el encuentro de finales de febrero en Vaticano es clamoroso? ¿Por qué? ¿Por que metan en la cárcel a Barbarín?
    No señores especuladores, sería un fracaso si no metieran en la cárcel a Barbarín (o le condenaran a lo que fuera menester)
    Dejen a la justicia hacer justicia de una pugnetera vez

  5. Que los tribunales civiles sean los que tengan que juzgar los delitos de la iglesia, debida a la inacción de la jerarquía eclesiástica, entre otras cosas porque ella misma está enfangada, no es que sea lo ideal, pero, tal y como están las cosas, me parece la única salida que nos queda.
    Esperemos que no se repita el caso del cardenal Pell.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *