Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pablo II el grande, los rígidos del Papa Francisco, el Vaticano fumigado, el ayuno del párroco.

|

La noticia que arrasa hoy, sin duda, es la carta del Papa Benedicto XVI con motivo del centenario del nacimiento de San Juan Pablo II ‘el grande’. El calificativo es defendido por el Papa Benedicto XVI por muchos motivos y no tenemos la menor duda que la historia se lo reconocerá. «Cuando el cardenal Wojtyla fue elegido sucesor de San Pedro el 16 de octubre de 1978, la Iglesia estaba en una situación desesperada.» La iglesia que hoy tenemos debe mucho al Papa Juan Pablo II y la grandeza es mayor cuanto más se acerca a lo que el Papa Santo encarna en su vida. La carta no tiene desperdicio  y nos encontramos con afirmaciones como: «Un pastor bávaro, por ejemplo, comentando la situación, decía: «Al final, hemos acogido una fe falsa». Esta sensación de que no había nada seguro, de que todo estaba en cuestión, fue alimentada por la forma en que se implementó la reforma litúrgica.» Benedicto está tocando los principales problemas  que todavía hoy siguen coleando y que en Juan Pablo II ya quedaron resueltos. Pretender resucitar ahora las pasadas primaveras que nos han introducido en un invierno que no tiene fin es de una falta de visión histórica sin precedentes. «Es indiscutible que la fe del Papa fue un elemento esencial en el derrumbe del poder comunista. Así que la grandeza evidente en León I y Gregorio I es ciertamente visible también en Juan Pablo II.» Su acción cambió la historia de Europa y hoy estamos  viendo como se intenta ocultar su grandeza y ‘reconducir’ la caída del comunismo con nuevos intentos de ‘socialismos del siglo XXI’ de cortes tan satánicos y trasfondo masónico como la derrotada versión pata negra. Muchas de las cosas que estamos sufriendo se hacen a la sombra de un concilio que nunca ha existido y que pervive en las mentes enfermas de los que pretenden en su ancianidad conquistar terrenos más que perdidos: «Esto estaba condicionado por el hecho de que el nuevo Papa provenía de un país donde el Concilio había sido bien recibido: no el cuestionamiento de todo, sino más bien la alegre renovación de todo.»

Hay otro aspecto que nos parece sumamente interesante resaltar y que aparece en doble ocasión en la carta del Papa Benedicto. Las genialidades del papa Juan Pablo II, que las tenía y muchas, las sometía siempre al juicio y el criterio de la congregación de la fe. El Papa Juan Pablo II nunca se creyó, ni de lejos, el creador de una nueva iglesia o de un nuevo evangelio, y sabía, y pretendía siempre ser fiel, hasta en detalles si queremos pequeños, a la tradición secular de la fe vivida en la Iglesia. Sus deseos legítimos eran tamizados y ‘ajustados’ por quienes el sabía que sabían mucho más que él. Viendo lo que estamos viendo, y viviendo lo que estamos viviendo, es de risa el presentarlo como un dictador integrista e irracional. El lunes celebramos el centenario de su nacimiento y es buena fecha para darle gracias a Dios por todos los dones que nos ha dado a la Iglesia y a la humanidad en San Juan Pablo II ‘el grande’.

Las Iglesias de Roma se están preparando para su reapertura el próximo lunes. Han dado la vuelta al mundo las curiosas imágenes de los operarios de la Basílica de San Pedro, los ‘sanpietrinis’, limpiando rincones universalmente conocidos como la Piedad, o la tumba de Juan Pablo II. Empezamos una nueva etapa llana de incertidumbres ante una epidemia que sigue entre nosotros y con la que tendremos que aprender a vivir. Tardaremos a ver grandes concentraciones de personas y pensamos que estamos muy lejos de recuperar una normalidad que ha desaparecido. Hoy la normalidad es otra y con ella hay que trabajar y en ella tenemos que vivir.

<

El Papa Francisco nos recuerda que no podemos ser rígidos porque no tendremos la libertad del Espíritu Santo. Podemos tranquilizar a Su Santidad porque el problema de la iglesia de hoy no es en absoluto la rigidez y mucho menos en la sociedad. Algunos sesudos vaticanistas sitúan en el 30% los eclesiásticos que están descontentos con el Papa Francisco, siendo el papa reinante que siempre añade las simpatías de los pescadores de turno. Somos tan poco rígidos que, valorando lo que es y significa el papado en la iglesia católica, podemos estar en absoluto desacuerdo con muchas de las ocurrencias del pontífice reinante y no dejar por eso de ser católicos. Lo triste de este momento es que al que no es rígido y se desvía de lo políticamente correcto se puede encontrar misericordiado. Hay un amplio sector que se está haciendo el muerto amparándose en argumentos de ‘prudencia’ y de ‘oportunidad’ y que están siguiendo con precisión la enseñanza jesuítica de ‘ceder sin conceder con ánimo de recuperar’. Pretender imponer el pensamiento único, unido a la adhesión a una persona, rigidez de rigideces, suele tener efectos contrarios y muchos a muy corto plazo.

En unos momentos en que está creciendo la pobreza en nuestras sociedades del primer mundo se empiezan a entender muy mal las proclamas de puertas abiertas y papeles para todos. Es lo que tiene cuando se pretende estar con los vientos de lo políticamente correcto. Los vientos cambian, hay que tener mucha agilidad para cambiar  con ellos, las rigideces no van bien y conviene tener la veleta bien engrasada.

El alto comité fraterno no ha tenido mucho éxito y un párroco del norte de Italia se ha saltado solemnemente el ayuno instalando el comedor en la plaza del pueblo. La policía lo ha multado por la desfachatez de saltarse la cuarentena, no por comer, pero que le quiten lo bailado.

Así termina la carta del Papa Benedicto XVI: «En un momento en que la Iglesia sufre una vez más la aflicción del mal, este es para nosotros un signo de esperanza y confianza. Querido San Juan Pablo II, ¡ruega por nosotros!»

«Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros.»

Buena lectura.

Vaticano, sanificata la basilica di San Pietro: il 18 maggio la riapertura ai fedeli

LA REPRESSIONE DEL REGIME A HONG KONG. PARLA JASON Y NG.

Emanuela Orlandi, le analisi sulle ossa del cimitero: c’è ancora speranza

benedetto-xvi-ricorda-wojtyla-sia-giovanni-paolo-magno

Papa Francesco: la rigidità impedisce la libertà dello Spirito Santo

Le operazioni di sanificazione della basilica papale di San Pietro in Vaticano con soluzioni a base di cloro Foto © Vatican Media

Ira degli italiani in fila per lavorare nei campi: «Ma il governo vuole i migranti»

Lettera di Papa emerito Benedetto XVI per il centenario della nascita di San Giovanni Paolo II

Numeri ufficiali Covid-19. In corso la sanificazione delle Basiliche papali

Mascherine, guanti e tute: la sanificazione della Basilica di San Pietro

Papa: la pandemia non faccia dimenticare chi fugge dalla fame, dalla guerra, da altri pericoli

Vaticano, sanificata la basilica di San Pietro: il 18 maggio la riapertura ai fedeli

Il vescovo Athanasius Schneider denuncia il vero volto della Massoneria!

Leno, parroco a pranzo in piazza con gli operai: tutti multati

La lettera di Papa Francesco per i 100 anni da nascita Wojtyla»Lui un segno di speranza per battere il male»

Joseph Ratzinger smonta i cliché su Giovanni Paolo II: «Sbagliato definirlo rigorista morale»

Il Papa sui migranti in pandemia: «Come Gesù: costretti a fuggire»

Cosa accadrà da lunedì 18 maggio con il Protocollo CEI-Governo in riferimento alla Santa Messa “cum populo”?

Papa rilancia preghiera del Comitato di Abu Dhabi per la fine del coronavirus, ma i rabbini non aderiscono

Comentarios
4 comentarios en “Carta de Benedicto XVI sobre San Juan Pablo II el grande, los rígidos del Papa Francisco, el Vaticano fumigado, el ayuno del párroco.
  1. Gracias a Dios por San Juan Pablo 2, fiel a la doctrina,dinamico y genial a la hora de transmitir la fe.con el atrevimiento del que conoce a Jesucristo y vive solo para hacer Su voluntad y contarle al mundo la alegria de ser TODO SUYO.

  2. Hoy quisiera con Don Carlos, celebrar a nuestro Santo. Juan Pablo II, hermano. Tan querido y tan humano,,,
    De su visita en mi tierra, nos dejó recuerdos gratos,
    gratos e inolvidables, pues vimos pasar a un santo
    Querido papa polaco,, venido de país lejano,,!cuánto te extraño.!
    😌,, una disculpa,,, pero me ganó la emoción, , hasta el lunes es su cumpleaños, 🤭

  3. El verdadero y siempre antiguo y siempre nuevo y único y definitivo Orden Mundial Es la Persona de Jesucristo. El Orden Mundial no tienen que inventarlo los hombres. Lo ha inventado Dios y nos lo ha dado como Gran Regalo : Jesús y la Iglesia. He ahí siempre Nuevo y siempre Antiguo y Eterno Orden Mundial. «Conviértete y cree en el Evangelio «.

  4. Cuando el mundo,aterrado,torpemente pregunta
    qué ha ocurrido en la tierra,
    -tan de pronto y callado-,
    que su loca existencia así se ha transmutado;
    y la causa de todo ni siquiera barrunta…
    Cuando toda su ciencia se presenta en su nada;
    desvestida de orgullo,de poder,de certeza;
    y se viven horrores de impensable dureza;
    y se va tanta gente,sin que medie la espada…
    Cuando el globo terráqueo,tembloroso,padece
    en su esfera -imponente- semejante estertor;
    y una peste,i de nuevo !,causa tanto dolor,
    que su mismo cimiento,otra vez,se estremece…
    Mas… entonces renace de las simas del hombre,
    -donde andaba dormida-,la pregunta irredenta :
    «Qué es vivir?»…Y al pensarlo, tal vez caiga en la cuenta
    de que sólo hay Respuesta en Un Único Nombre…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *