Una resurrección totalmente política. El mensaje pascual de Francisco a los “movimientos populares”

|

La noche del 12 de abril, domingo de Pascua, los principales órganos de información católica dieron la noticia de la carta que el papa Francisco había enviado ese mismo día a los “movimientos populares” de todo el mundo, los mismos que él había convocado y con los que se había reunido por primera vez en Roma en 2014, por segunda en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en 2015 y por tercera de nuevo en Roma en 2016.

Los “movimientos populares”, definición suya, representan la masa de los “excluidos de los beneficios de la globalización”. Son “los vendedores ambulantes, los recicladores, los feriantes, los pequeños agricultores”, en resumen, todo los descartados por los poderosos. Y sin embargo, para Jorge Mario Bergoglio son la vanguardia de la nueva humanidad, son esos “verdaderos poetas sociales, que desde las periferias olvidadas crean soluciones dignas para los problemas más acuciantes de los excluidos”.

Es para esta multitud por lo que Francisco ha preconizado en diversas ocasiones un futuro hecho de tierra, casa y trabajo para todos. Gracias a un proceso que les haría ascender al poder que «transciende los procedimientos lógicos de la democracia formal» llegando a reclamar, en esta última carta, “un salario universal”.

<

Esta carta transmite plenamente la visión política de Bergoglio a escala planetaria, que ya analizamos hace  unos meses en este otro artículo de Settimo Cielo:

> Un Papa con el “mito” del pueblo

He aquí el texto íntegro de esta carta, hecho público por primera vez. Un extraño mensaje pascual de parte de un papa, en favor de una resurrección total y únicamente política.

*

A los hermanos y hermanas de los movimientos y organizaciones populares

Queridos amigos:

Con frecuencia recuerdo nuestros encuentros: dos en el Vaticano y uno en Santa Cruz de la Sierra y les confieso que esta «memoria» me hace bien, me acerca a ·ustedes, me hace repensar en tantos diálogos durante esos encuentros y en tantas ilusiones que nacieron y crecieron allí y muchos de ellas se hicieron realidad. Ahora, en medio de esta pandemia, los vuelvo a recordar de modo especial y quiero estarles cerca.

En estos días de tanta angustia y dificultad, muchos se han referido a la pandemia que sufrimos con metáforas bélicas. Si la lucha contra el COVID es una guerra, ustedes son un verdadero ejército invisible que pelea en las más peligrosas trincheras. Un ejército sin más arma que la solidaridad, la esperanza y el sentido de la comunidad que reverdece en estos días en los que nadie se salva solo. Ustedes son para mí, como les dije en nuestros encuentros, verdaderos poetas sociales, que desde las periferias olvidadas crean soluciones dignas para los problemas más acuciantes de los excluidos.

Sé que muchas veces no se los reconoce como es debido porque para este sistema son verdaderamente invisibles. A las periferias no llegan las soluciones del mercado y escasea la presencia protectora del Estado. Tampoco ustedes tienen los recursos para realizar su función. Se los mira con desconfianza por superar la mera filantropía a través la organización comunitaria o reclamar por sus derechos en vez de quedarse resignados esperando a ver si cae alguna migaja de los que detentan el poder económico. Muchas veces mastican bronca e impotencia al ver las desigualdades que persisten incluso en momentos donde se acaban todas las excusas para sostener privilegios. Sin embargo, no se encierran en la queja: se arremangan y siguen trabajando por sus familias, por sus barrios, por el bien común. Esta actitud de Ustedes me ayuda, cuestiona y enseña mucho.

Pienso en las personas, sobre todo mujeres, que multiplican el pan en los comedores comunitarios cocinando con dos cebollas y un paquete de arroz un delicioso guiso para cientos de niños, pienso en los enfermos, pienso en los ancianos. Nunca aparecen en los grandes medios. Tampoco los campesinos y agricultores familiares que siguen labrando para producir alimentos sanos sin destruir la naturaleza, sin acapararlos ni especular con la necesidad del pueblo. Quiero que sepan que nuestro Padre Celestial los mira, los valora, los reconoce y fortalece en su opción.

Qué difícil es quedarse en casa para aquel que vive en una pequeña vivienda precaria o que directamente carece de un techo. Qué difícil es para los migrantes, las personas privadas de libertad o para aquellos que realizan un proceso de sanación por adicciones. Ustedes están ahí, poniendo el cuerpo junto a ellos, para hacer las cosas menos difíciles, menos dolorosas. Los felicito y agradezco de corazón. Espero que los gobiernos comprendan que los paradigmas tecnocráticos (sean estadocéntricos, sean mercadocéntricos) no son suficientes para abordar esta crisis ni los otros grandes problemas de la humanidad. Ahora más que nunca, son las personas, las comunidades, los pueblos quienes deben estar en el centro, unidos para curar, cuidar, compartir.

Sé que ustedes han sido excluidos de los beneficios de la globalización. No gozan de esos placeres superficiales que anestesian tantas conciencias. A pesar de ello, siempre tienen que sufrir sus perjuicios. Los males que aquejan a todos, a ustedes los golpean doblemente. Muchos de ustedes viven el día a día sin ningún tipo de garantías legales que los proteja. Los vendedores ambulantes, los recicladores, los feriantes, los pequeños agricultores, los constructores, los costureros, los que realizan distintas tareas de cuidado. Ustedes, trabajadores informales, independientes o de la economía popular, no tienen un salario estable para resistir este momento… y las cuarentenas se les hacen insoportables. Tal vez sea tiempo de pensar en un salario universal que reconozca y dignifique las nobles e insustituibles tareas que realizan; capaz de garantizar y hacer realidad esa consigna tan humana y tan cristiana: ningún trabajador sin derechos.

También quisiera invitarlos a pensar en «el después» porque esta tormenta va a terminar y sus graves consecuencias ya se sienten. Ustedes no son unos improvisados, tiene la cultura, la metodología pero principalmente la sabiduría que se amasa con la levadura de sentir el dolor del otro como propio. Quiero que pensemos en el proyecto de desarrollo humano integral que anhelamos, centrado en el protagonismo de los Pueblos en toda su diversidad y el acceso universal a esas tres T que ustedes defienden: tierra, techo y trabajo. Espero que este momento de peligro nos saque del piloto automático, sacuda nuestras conciencias dormidas y permita una conversión humanista y ecológica que termine con la idolatría del dinero y ponga la dignidad y la vida en el centro. Nuestra civilización, tan competitiva e individualista, con sus ritmos frenéticos de producción y consumo, sus lujos excesivos y ganancias desmedidas para pocos, necesita bajar un cambio, repensarse, regenerarse. Ustedes son constructores indispensables de ese cambio impostergable; es más, ustedes poseen una voz autorizada para testimoniar que esto es posible. Ustedes saben de crisis y privaciones… que con pudor, dignidad, compromiso, esfuerzo y solidaridad logran transformar en promesa de vida para sus familias y comunidades.

Sigan con su lucha y cuídense como hermanos. Rezo por ustedes, rezo con ustedes y quiero pedirle a nuestro Padre Dios que los bendiga, los colme de su amor y los defienda en el camino dándoles esa fuerza que nos mantiene en pie y no defrauda: la esperanza. Por favor, recen por mí que también lo necesito.

Fraternalmente,

Francesco

Ciudad del Vaticano, 12 de abril de 2020, Domingo de Pascua

Comentarios
8 comentarios en “Una resurrección totalmente política. El mensaje pascual de Francisco a los “movimientos populares”
  1. Bergoglio es un esclavo de la agenda globalista de George Soros , con su idolatria pagana a la pachamama , nadie le ha visto arrodillado ante el Santisimo Cuerpo de Cristo .

  2. Esta es la política de Perón y del kirchnerismo, Perón dividió al país entre los descamisados y los oligarcas, el kirchnerismo lo volvió a dividir entre los que estaban con el gobierno y los que estaban en contra. Macri fue un gobernante que se negó a cambiar la realidad del país y la realidad se lo llevó puesto. En Argentina no hay nadie que haga autocrítica ni en la izquierda, ni en el oficialismo, ni en Cambiemos ni en el peronismo y mucho menos en la Iglesia. Y a nivel internacional nadie se retracta de nada ni se mueve un ápice de su postura aunque la realidad se lo lleva puesto. Francisco ya eligió ser elemento de división entre los católicos y de división en el mundo para la opresión del NOM, se está olvidando que se lo van a llevar puestos dos cismas el de la Nueva Iglesia católica reformista y comunista china y el de la nueva Iglesia católica reformista y progresista alemana una surgida por un acuerdo secreto desde el poder y la otra por medio del camino sinodal y las reformas promovidas por Francisco. Lo que en el Apocalipsis es dar muerte a la mala mujer y distribuirse sus vestimentas en distintas Iglesias católicas reformistas nacionales separadas de Roma. El papa sabe que el daño está realizado por su propia mano y que no es otra cosa que una serie de cismas de Iglesias nacionales por medios de sínodos que están esperando a que Alemania gane la guerra contra Roma para iniciar ellas sus propias batallas, siendo un papa que no genera simpatías es fácil para el NOM utilizar ello para destruir la Iglesia. Pero Bergoglio sigue con su forma de ser de siempre, la división, la desunión y la promoción del desprecio de manera calculada en cada palabra y cada idea, se ha llenado de años y lo que guarda adentro le está cobrando el precio de la salvación quisiera ser importante pero no puede verse así y comienza a hacer lo que siempre hizo escandalizar, desunir, volverse odioso y tratar de no pasar desapercibido, de que todos sepan que sigue siendo el papa, que no se olviden de él, quiere estar presente más que Cristo, no quiere que lo amen quiere que le teman, y sobre todo sabe que no hay publicidad negativa y que lo peor que podría pasarle a su edad es ser ignorado así que reaparece para tener cierta convicción de que todavía es y después en todos sus actos dice: de mi el apocalipsis. Saludos

  3. Para entender este desastre de Francisco es preciso entender el desastre de su patria, Argentina. Argentina es un país de desequilibrios tradicionales macroeconómicos agravado en estos últimos años por acaecer simultáneamente:

    1. Inflación alta
    2. Déficit fiscal elevado (el Estado gasta más de lo que ingresa)
    3. Desequilibrios en comercio exterior, con déficit (se compra más afuera de lo que se vende afuera)
    4. Devaluación de la moneda

    Todos estos factores están interconectados:

    1. La economía de Argentina consume bienes y servicios por encima de su capacidad de producirlos y pagarlos. El Estado da más bienes y servicios de los que puede pagar y financiar a través de los impuestos, y por eso cae en déficit
    2. La industria y la sociedad demanda más bienes de lo que produce el pais, importando más de lo que importa, causando déficit comercial

    Argentina es exportador neto de productos del sector primario en agropecuarios: sus 2/3 de lo que vende es soja, aceite de soja, carnes, cereales, pescados, verduras, vino y otros del estilo.

    De otra parte, Argentina importa y compra lo que su industria necesita para producir y ser competitivos: maquinaria, electrodomésticos, ordenadores, móviles, automóviles, camiones, autobuses y maquinaria pesada.

    Por eso, Argentina sufre en los tipos de cambio, lo que vale el peso en relación con el dólar, moneda de pago internacional. Si el peso se devalúa, es bueno para las exportaciones, pues un dólar compra más pesos que antes, y los compradores extranjeros lo tienen más barato en Argentina.

    Pero es una mala noticia para las importaciones, éstas se encarecen, y todos los costes de producción crecen para las empresas. Y si la devaluación es rápido y grande, los empresarios lo repercuten en el precio y vendrá mucha inflación. El talón de Aquiles argentino es el tipo de cambio es el problema eterno. Por ello, se intentó mantener el valor del peso fijo o fijado al dólar.

    La industria argentina tiene un peso en el PIB del 21%, como España. Argentina, con la parecida población con España, produce 2,7 veces menos que España, y tiene un PIB per cápita 2,6 veces más pequeño.

    El gobierno argentino gasta más de lo que ingresa, y como nota negra, tiene un pasado de bancarrotas (2014) e impagos de sus deudas. Con Kirchner se incrementó el tamaño de lo que el Estado gasta. Por ejemplo, 2006 con Néstor Kirchner, el gasto público era el 30% del PIB, sin embargo en 2013, con su esposa Cristina, representó el 47%. La recaudación fiscal también aumentó: de un 24% en 2006 respecto del PIB, hasta un 34% del PIB en el 2013.

    La velocidad loca de crecimiento del gasto público excedió objetivamente la capacidad de extraer impuestos de ciudadanos y empresas, y muchos advirtieron que se habían olvidado de los criterios de objetividad y eficiencia en la recaudación. Consecuencia: el déficit fiscal pasa de superávit del +1,3% el 2006 al ser un déficit del -8,3% el 2015.

    El Estado argentino cometió muchos errores entre tanto: se endeudó con el prestamista extranjero hasta tal punto que llegó al riesgo inminente de impago de las deudas, con el peligro de que en el futuro, al ser un deudor no solvente y no fiable, los prestamistas internacionales no te vuelvan a dar dinero. Y esto es así porque los dos esposos KIRCHNER diseñaron un sistema de subsidios sociales (luz, gas, agua, transporte) en el que EL CIUDADANO VIVE MUY BIEN DEL GASTO PÚBLICO, Y EN CONSECUENCIA, VOTABA A GUSTO A LOS KIRCHNER: los subsidios sociales pasaron del 1% del PIB argentino al 5,1% del PIB en el 2014. Por ello, cuando Argentina tuvo dificultades para pagar a los acreedores internacionales, lo que hicieron los Kirchner fue IMPRIMIR DINERO, creando inflación y empobreciendo extremadamente a los ciudadanos.

    Pero lo peor de todo era el as que se reservaban estos peligrosos populistas de los Kirchner: el acelerón de la impresora de billetes sin fin causaba INFLACIÓN (empobrecimiento del ciudadano) pero SIN DEVALUACIÓN DEL PESO, lo lógico y natural, y lo impidieron introduciendo el demonio de la prohibición de la circulación de MONEDAS EXTRANJERAS PARA COMPRAR O VENDER Y AHORRA E INVERTIR: prohibió vender sus inútiles pesos por sus valiosos dólares, y CONDENARON A TODOS LOS CIUDADANOS A PERDER SU RIQUEZA cada vez que la máquina de hacer billetes se volvía más y más loca para pagar el gasto público, y ya empezó en el 2011.

    El demonio tenía dos diablos, pues la prohibición era doble:

    1. En las transacciones dentro del país: toda transacción en dólares debe ser autorizado por un ente estatal
    2. En las transacciones fuera del país (CEPO CAMBIARIO): se ponía un impuesto del 35% del valor para todo uso de las tarjetas de crédito en dólares

    Pero Argentina entró en impago de la deuda internacional el 2014, perdiendo completamente el acceso a los mercados mundiales de ahorro: confianza 0.

    El gobierno de Macri, en el 2015, presentó un programa optimista para acabar con la trampa argentina:

    1. Recuperar acceso a los mercados de ahorro internacionales, devolviendo las deudas impagadas a los inversores globales, rompiendo la máquina de impresión de dinero
    2. Reducir el déficit mediante reducción del gasto y obtener un superávit
    3. Revertir la inflación con una política monetaria creíble

    Pero Macri fracasó por mala suerte:

    1. Deuda EEUU: los EEUU suben los intereses de su deuda, haciendo más atractivo la deuda de los EEUU al ser más sólida que Argentina, y de la noche a la mañana los inversores se llevaron su dinero de la Argentina, y ni subiendo el interés de la deuda al 40% pudieron revertirlo. Los pesos se devaluaron aceleradamente, perjudicando a las importaciones y alimentando a la inflación.
    2. Evento atmosférico: las sequías en las cosechas el 2018, la más grande, por lo que el precio de los productos de
    3. Reformas estructurales desafortunadas: quería sacar las subvenciones y derivarlas a infrastructuras y pagos de la deuda exterior, pero la gente ya estaba acostumbrado a un precio barato de gas, agua, luz, gasolina, autobús, ferrocarril, avión subieron a un 1.000%, causando una indignación aprovechada por la demagogia, y causando una inflación hasta el 50% por subir el precio de los productos subvencionados
    4. Petición del préstamo al FMI, el más grande pedido al FMI
    5. No inició las reformas que prometió Macri: reducir el tamaño del Estado, modernizar el Estado, favorecer la actividad empresarial, mejorar el financiamiento

    Cuando los peronistas subieron de nuevo al poder, los ahorradores tomaron todo su dinero y salieron corriendo de Argentina, desplomando el tipo de cambio y de las cotizaciones de la empresas argentinas, sumándose la crisis actual del coronavirus.

    Así, vuelve el terror en Argentina, entre la vuelta de Perón, Kirchner y el coronavirus:

    1. Impresión ilimitada de dinero, con empobrecimiento e inflación
    2. Cepo cambiario
    3. Corralito financiero: la restricción de la libre disposición de dinero en efectivo de plazos fijos, cuentas corrientes y cajas de ahorros
    4. Impago de la deuda exterior
    5. Nacionalización de ahorros: el Estado confisca todos los ahorros bancarios
    6. Nacionalización de propiedades: el Estado confisca la industria y las viviendas

    Conclusión: Francisco es un peronista y kirchnerista, por lo tanto, en su mente está la máquina de hacer dinero puesta a la máxima velocidad, confiscando propiedades de todo tipo.

  4. Esa carta demuestra lo mucho que necesita el Papa de las oraciones de todos para que no se produzca la situación que refiere Quo Vadis Deo y que asuma su posición como Sucesor de Pedro y no como mero referente político popular, Francisco conoce muy bien lo que hacen los políticos para mantener a muchos votantes en los países «emergentes» necesitados de ayuda sin resolver los problemas que tienen en sus necesidades básicas como la creación de puestos de trabajo y otras, la solución de otorgar un salario universal es la antítesis de la generación de puestos de trabajo para que cada uno genere por lo menos lo que consume. Además sabe que es propuesta es de imposible realización con lo cual o es una inocentada o…

  5. Este Papa cae en muchos errores de base en sus razonamientos y argumentos, que son equivocados. Otras veces lo que dice va contra el evangelio y las palabras del mismo Jesus; por ejemplo en este discurso, o cuando dice que el covid-19 es una venganza de la naturaleza y sin embargo Jesús en los Evangelios dice que de fuera no entra nada malo sino que todo lo malo sale del corazón del hombre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *