PUBLICIDAD

Las chicas de la Cruz Roja

|

Cruz_roja1-700x325   Que lejos quedan aquellos años en los que cuatro jovencitas se paseaban por las calles de Madrid poniendo la banderita de la Cruz Roja para recaudar fondos para una labor que ha sido ejemplar y que sigue ayudando en muchísimas partes del planeta y la cual respeto y me parece digna de admiración pero… Hoy hay quienes detrás de ese gran símbolo de la Cruz Roja, en vez de secundar su origen, auxiliar a los heridos en los campos de batalla lo que se dedican es a repartir preservativos en las universidades públicas. Me escribía ayer un lector: hoy voluntarios de la Cruz Roja regalando preservativos en el edificio B de la Universidad de Jaen. Según dicen para combatir las enfermedades venéreas… Ahora entiendo aquella reacción de un amigo mío hace años que al pedirle una de esas jovencitas una ayuda, primero se negó cortesmente y después, ante la insistencia pertinaz, tuvo que ser más rotundo en su rechazo.  

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.