PUBLICIDAD

Jesús no es un superheroe

|




A mi, como a otros muchos, me encantan las películas de superheroes…Batman, Spiderman, Iron Man…un ciudadano corriente que, gracias a un experimento fisico-quimico, se convierte en un superheroe capaz de con unos poderes extraordinarios poder combatir el mal…con mal.

Porque no podemos olvidarnos que estos personajes no tienen ningún reparo en usar todo tipo de artes para combatir el mal.

Alguno podría considerar o explicar a alguno de sus hijos que dentro de estos personajes…hay uno más que se llama Jesús: el gran superheroe que hace milagros sorprendentes. 

Nunca, usando una expresión coloquial, una confusión hubiera sido tan grande porque a Jesús nadie lo colocaría dentro de esta foto.

Jesús que es Dios que no ha bajado para evitar el mal sino para redimir…para que cada hombre asuma la conciencia del mal y se arrepienta.

Jesús, a diferencia de estos personajes, no aplica la justicia con una vara justiciera sino con la sonrisa amable. Jesús ha sufrido la experiencia del mal pero no ha cometido pecado.

Es un gran atrevimiento comparar a Jesús con estos personajes de comic pero de detrás de estos personajes se esconde una idea de un filosofo muy seguido en nuestros días que mato a Dios y creo al superhombre.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.