PUBLICIDAD

Como decíamos ayer…

|



Empieza a sonar a risa pero estos o no se enteran o nos quieren engañar. No se que es peor. Ayer en el blog hablabamos del cambio legislativo que había prometido el gobierno de España en la cuestión del Aborto y que seguimos esperando.

Hoy es el ministro de Finanzas del Japón ha propuesto que, como medio para salir de la crisis, los ancianos de su país, ya de paso se lo podía haber pedido a los de todo el mundo, deben pedir fallecer cuanto antes por sus enormes costos a las finanzas del Estado.

Este buen señor, que debe ser muy inteligente, no se ha dado cuenta ni de lo que dice ni de lo que pueden hacer con él los ancianos nipones. Lo malo de todo esto es que Taro Aso, como se llama este ministro, es que se declara: católico.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.