PUBLICIDAD

Carta a un hermano Cofrade

|

cofrade El Arzobispo de Sevilla acaba de escribir una carta pastoral a las Cofradías de su diócesis recordando su gran poder evangelizador: queridos hermanos y hermanas, dirijo esta carta semanal muy especialmente a los miembros de las Hermandades de la Archidiócesis a los que manifiesto mi aprecio y afecto con la conciencia de que estas instituciones brindas a los pastores de la Iglesia un ingente potencial religioso y evangelizador… Pero no se queda sólo en señalar su papel importante en la misión de evangelizar en la diócesis sino que les señala que para eso primero tienen que estar unidas a la Diócesis, en este sentido en comunión al Obispo Diocesano, y a la parroquia. No deben ser, pro tanto, versos sueltos dentro de la vida diocesana y parroquial: yo y mi cofradía. En la unidad, nota esencial de la eclesiologia, esta la fuerza de la evangelización. Además, Mons. Asenjo, les dice con mucha fuerza que deben mantener su identidad religiosa por encima de la labor cultural o social. Si la primera preocupación de un Cofrade no es su santificación personal, llega a decir el Sr. Obispo de Sevilla, estaríamos ante un tinglado de cartón piedra, detrás del cual sólo existe el vació. La misiva del Sr. Obispo de Sevilla continúa, aquí os la dejo. Estoy totalmente de acuerdo con lo que Mons. Asenjo propone: nadie da lo que no tiene y para evangelizar primero se tiene que evangelizar uno primero. Me parece que es un gran reto, para muchos Obispos de España y del Mundo, el potenciar el potencial asociativo de los fieles en la nueva evangelización con la dimensión primordial de cuidar la vida espiritual de los que pertenecen a esas asociaciones o cofradías.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.