Infovaticana
Michael Collins

Osoro, mi arzobispo, con los que nos acusan de querer asesinar al Papa

Gabriel Ariza
18 Enero, 2016

Leo con bochorno, tristeza y decepción (la poquísima que ya puede producirme d. Carlos) que mi arzobispo va a sentarse con Vidal a presentar un libro sólamente tres dias después de que el capellán de Religión Digital me acuse a mi, a compañeros míos y a compañeros suyos con nombre y apellido (Munilla, Reig y Fernández) de desear, literalmente, el asesinato del Papa.

En un artículo patético, más parecido a un delirio dominical que a una reflexión sesuda, el capellán señalaba a un grupo de “enemigos del Papa” con su dedo acusador, el mismo que antaño servía para absolver, y nos incluia en una paranoica lista que incluye a varios cardenales de todo pelaje, obispos, curas y laicos, entre los que me encuentro.

El personaje no se conforma con decir si nos gusta o no el Papa (¿qué demonios sabra él?) sino que nos acusa, será miserable, de desear el asesinato del Papa. Es lógico que un personaje que vive de atacar a la Iglesia Católica y está viendo mermado su negocio se comporte de este modo, y sobre todo es irrelevante.

Lo que no tiene lógica, y genera una tristeza profundísima, es que mi arzobispo, al que con tanto entusiasmo recibimos en Madrid después de 20 años del clericalismo de Rouco, y que fue decepcionando día sí dia también, respalde esas palabras, y se presente en público, el miércoles, de la mano de José Manuel Vidal.

¿Respalda Osoro las palabras de Vidal? ¿Considera d. Carlos que Munilla, Reig Pla y Demetrio Fernández DESEAN que el Papa Francisco sea asesinado? ¿Le parece bien a Osoro que se nos acuse de querer matar al Papa? ¿Comulga con las viñetas que muestran a Jesús brotando de un chorro de semen, y que Vidal ha publicado en la portada de su pasquín?

Rezo por usted, d. Carlos.

Gabriel Ariza