PUBLICIDAD

La Salette y su manipulación

|
En los comentarios de nuestra bitácora varias veces se ha hecho mención a las apariciones de la Virgen en La Salette, Francia, y al denominado Gran Secreto, por el que Nuestra Señora habría predicho: “Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo”. 
Gracias a un lector nos enteramos de que en el número 136 de la Revista Iesus Christus, del Distrito de América del Sur de la FSSPX,  se ha publicado un artículo del Padre Jean-Michel Gleize, sobre el secreto de La Salette, del que  tomamos dos precisiones importantes:
1ª. Hasta el presente el Gran Secreto de La Salette no ha sido ni aprobado ni reprobado por la Iglesia en virtud de un juicio propiamente canónico que se imponga a la adhesión de los fieles.
2ª. Ante la ausencia de reconocimiento oficial de parte de la Iglesia, cada cual tiene libertad para juzgar el Gran Secreto de La Salette de la manera como lo entienda, siempre y cuando sea de conformidad con las reglas de la prudencia sobrenatural. De hecho, teólogos respetables han manifestado reservas fundadas.
Para mayor claridad, recordemos que la Iglesia puede dar tres clases de aprobación a una revelación privada: 1) negativa: nada hay contra la fe y las costumbres; 2) permisiva: permite la lectura de las cosas reveladas; y 3) positiva: la Iglesia afirma que dicha revelación privada es histórica (en encíclica Miserentissimus Deus, el Papa aprobó la revelación hecha a Sta. Margarita María de Alacoque).
El Gran Secreto de la La Salette no tiene aprobación alguna, ni siquiera aprobación negativa. Podría uno rehusarse a prestarle fe humana porque no tiene aprobación. O podría darle alguna credibilidad. Son palabras que, cualquiera sea su origen y veracidad, siempre habrán de valorarse a la luz de la Revelación pública y la prudencia cristiana. Nadie debería hacer de esta supuesta profecía mariana una suerte de segunda revelación o lugar teológico. Hay que rechazar de plano la frecuente manipulación y abuso de estas palabras. 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.