«Id al mundo entero y predicad el Evangelio»

|

encuentro con los kikos

Diez mil miembros del Camino Neocatecumenal se encontraron con el Papa Francisco el pasado sábado en el Aula Pablo VI del Vaticano. Dicho encuentro fue el pistoletazo de salida al envío de 450 familias a lugares de todo el mundo para predicar el Evangelio. Yo que seguí el encuentro en directo, no pude cuanto menos que maravillarme ante el gran número de sacerdotes, de niños, de jóvenes dispuestos a emprender este difícil viaje.

Por muchas veces que decían el motivo del encuentro, yo no daba crédito. Dejar toda tu vida y embarcarte en una aventura sin igual, empezando de cero, en países como Mongolia o China. Muchas veces sin conocer el idioma, las costumbres, los peligros… Resulta completamente increíble. Ese asombro que me produjo el acontecimiento, también se hacia notar en el semblante del Papa, que miraba a la multitud -esto ya es mi interpretación- con verdadera admiración.

<

Porque los «kikos» te pueden gustar más o menos, puede haber cosas de ellos que no te parezcan correctas, te pueden atraer o no sus curiosas celebraciones litúrgicas. Pero lo de la «Missio ad gentes» -así se llama el envío de estas familias- es admirable. Una experiencia de los más evangélica, una respuesta a la exhortación de Jesucristo cuando dice «Id al mundo entero y predicad el Evangelio». Un abandono de tu vida para dársela a aquellos que no la conocen en plenitud.

Yo reconozco no saber mucho del Camino Neocatecumenal, y estoy seguro de que al igual que TODOS los movimientos, congregaciones y demás, tendrá sus fallos e imperfecciones que deberán ir siendo corregidas. Pero también reconozco que la «Missio ad gentes» se mire por donde se mire, es una maravilla que el movimiento de Kiko Argüello ha regalado a la Iglesia.

Comentarios
0 comentarios en “«Id al mundo entero y predicad el Evangelio»
  1. Me consta que, visto desde aquí es muy bonito, pero me consta que hay familias, que, al llegar , se rompen en mil pedazos. Y por otra parte es muy cómodo eso de ir con los gastas pagados, a costa del diezmo de los kicos de aquí que no son gente de alto poder adquisitivo. Eso sí, tienen un afán clericalizante que asusta. Hay en Málaga una parroquia que ha sido levantada por ellos y les ha costado un riñon, conste que en plena crisis. Luego se van a hacer los retiros espirituales lejos de sus lugares de residencia, como por ejemplo, los de Cádiz se va a Ceuta y, claro, dejan los niños, sus familias conejiles, con los siufridos abuelos. Lo que no sé es cómo los embaucan, porque lo que se dice embaucados, vayan que si lo están.

  2. No soy especialmente fan de los kikos pero una cosa sí que creo, y es que un padre de familia no puede imponer a sus hijos irse a tomar por saco a evangelizar, dejando su vida.
    un sacerdote decide por sí mismo y si se quiere ir a la cochicnhina se puede ir, pero un padre de familia no puede decidir por su mujer y por sus hijos.
    ademas Kiko tiene cara de diablillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *