PUBLICIDAD

En defensa de Kasper

|

walter kasper

Mucho se ha dicho del cardenal Kasper en las últimas semanas: de lo que ha dicho, de lo que dicen que ha dicho, de lo que quiere conseguir, de lo que dicen que quiere conseguir, de lo que dice un medio que ha dicho quiso decir… Creo que las cosas se están sacando de quicio, hay mucho histerismo ¡Qué poca fe! ¡Que poca fe en la Iglesia, en aquellos que precisamente se creen portadores de la ortodoxia católica! ¡Tranquilos! No pasa nada por revisar las cosas.

Hay algunos que dicen estar muy preocupados, alarmados, y la verdad no deberían estarlo. No sé si Kasper estará o no en lo correcto -no tengo ni idea de teología-, pero llamarle herético, o decir que dice blasfemias porque sugiera la posibilidad de que los divorciados vueltos a casar -en algún caso concreto- puedan recibir la comunión, es pasarse. Para ser tan herético Kasper, como sostienen algunos, muy torpe tuvo que ser Juan Pablo II que le nombró obispo, presidente de un dicasterio y más tarde cardenal.

El asunto de los divorciados ha sido un quebradero de cabeza para los últimos pontífices. Estudiar el tema, es algo que ya el propio Benedicto XVI dijo que habría que hacer, que habría que profundizar, y si dijo que había que profundizar, es porque no es algo tan sencillo como pintan algunos. Habrá que revisar cosas, plantear debates, ver si hay algo que puede o debe ser reformado. Como se suele decir, “Ecclesia semper reformanda est”. A lo mejor luego no se cambia nada, pero discutirlo me parece constructivo, y es uno de los muchos motivos por lo que se convocó el sínodo de la familia.

Hay que poner el debate encima de la mesa sin miedo, con paz, con fe, con humildad -no nos creamos poseedores de la verdad- y ¡con caridad! Discutimos entre hermanos por una Iglesia mejor, no entre enemigos. A veces se simplifica y se polariza a la Iglesia -es muy de los medios de comunicación- entre dos bandos enemigos. A mi modo de ver eso mundaniza a la Iglesia. Obviamente hay diversas corrientes y opiniones en la Iglesia. Pero eso de “progres”: buenos y “tradis”: malos, y viceversa, es muy destructivo y contraproducente para la Iglesia. Luchamos todos por lo mismo y a veces lo olvidamos. Olvidamos lo esencial.

No creo que sea el caso de todos los que critican -en este caso a Kasper-, pero muchas veces criticamos vehementemente con mucha ligereza. A lo mejor sin conocer mucho el tema en cuestión, o en base a lo que ciertos medios dicen que ha dicho nosequién. Démosle tiempo a Kasper y al resto de teólogos y no caigamos en el sensacionalismo al que nos empujan los medios. No quiero ni imaginar la que se hubiera montado si el Concilio Vaticano I -con los fuertes debates sobre la infalibilidad- se hubiera celebrado en nuestros días. Los medios enturbian y tergiversan mucho estos asuntos.

Y por favor, un poco de perspectiva histórica, hay gente que ve en estas cosas signos del fin de los tiempos, del relativismo que acabará con todo. Veo en ciertos sectores una excesiva alteración, un estado de shock. Además de que creo yo, no hay motivos para ello, un poco de perspectiva y de fe no nos vendría mal.

0 comentarios en “En defensa de Kasper
  1. Lo que está claro es que muchos no hablamos desde la experiencia… Si lo viviésemos en primera persona y desde la fe, y hasta incluso con una catequesis muy bien hecha (que no lo apaña todo); y nos encontrásemos con una situación matrimonial compleja… Entonces, hablaríamos de otra manera.
    De todos modos… Qué dureza se respira en algunas palabras…

  2. QUE EL PAPA, KASPER Y LOS DEFENSORES DE LOS ADULTERIOS SUCESIVOS, QUE EMPIECEN A PENSAR Y APLICAR LA MISERICORDIA Y LA TERNURA, A TANTAS ESPOSAS Y ESPOSOS ABANDONADOS, ESPECIALMENTE A LAS ESPOSAS CON HIJOS, QUE TAMBIÉN SUFREN ABANDONO: HIJOS QUE CRECEN SIN PADRES, CON PADRES QUE DAN TESTIMONIOS ANTI EVANGÉLICOS, QUE SE PAVONEAN CON OTRAS MUJERES, Y QUE LOS ABANDONAN ECONÓMICA Y EMOCIONALMENTE. ¿DÓNDE ESTÁN ESTOS PALADINES DE LA MISERICORDIA CON LOS HIJOS ABANDONADOS? ¿DÓNDE ESTÁN CON LAS ESPOSAS CON EL CORAZÓN ROTO Y EXHAUSTAS POR TENER QUE CUMPLIR CON TODAS LAS OBLIGACIONES SOLAS? ¿DÓNDE ESTÁN QUE NO VEN QUE EL CÓNYUGE ABANDONADO Y QUE QUIERE ENSEÑAR A LOS HIJOS EN EL EVANGELIO MIENTRAS EL CÓNYUGE ABANDONADOR Y ADÚLTERO, ENSEÑA CON EL EJEMPLO, NO SÓLO A A DESOBEDECER A DIOS, SINO QUE PRESIONA A LA IGLESIA CON PEDIDO DE FALSAS NULIDADES PARA QUE EJERCER PÚBLICAMENTE SU ADULTERIO CON PERMISO DE LA IGLESIA? POR FAVOR QUE ME LO EXPLIQUEN. LOS CÓNYUGES ABANDONADOS CON SUS HIJOS SON LOS MODERNOS LEPROSOS EN LAS PARROQUIAS: SE LOS ESTIGMATIZA, SE LES BURLA POR ORAR POR LA RESTAURACIÓN DE SU MATRIMONIO, Y SUPUESTOS CATÓLICOS, ASIDUOS ASISTENTES A LA PARROQUIA “LOS AYUDAN” COMO ÚNICA SOLUCIÓN A SUS DOLORES Y PROBLEMAS QUE “SE BUSQUEN OTRO/A” ¿¿¿POR QUÉ NADIE HABLA NI SOSTIENE A LOS CÓNYUGES ABANDONADOS Y SUS HIJOS??? ¿¿¿POR QUÉ ESTOS “ADELANTADOS” NO HABLAN DE LOS CADA VEZ MÁS NUMEROSOS TESTIMONIOS DE MATRIMONIOS RESTAURADOS POR MEDIO DE LA ORACIÓN? LOS HIJOS ABANDONADOS, LUEGO DE LOS NIÑOS ABORATADOS, SON LAS NUEVAS VÍCTIMAS PARA SACRIFICIO DE LA BESTIA.

  3. Una cosa es que un matrimonio nulo no llegue a ser reconocido como tal por un tribunal por motivos varios, y otra cosa es que un matrimonio válido fracase, uno de los cónyuges empiece una nueva unión, y sin dejar de hacer los actos conyugales pida la comunión y se le dé… Y el tema de que Jesús molestaba para defender a alguien que molesta no parece muy adecuado. También Lutero molestó a muchos…

  4. A mi el artículo me parece de lo más correcto. Yo pienso lo mismo que Fernando el Santo. Dejemos que la Iglesia estudie la propuesta, que para eso están los Sinodos, y realmente si es una aberración, los que saben y dirigen la Iglesia, lo dirán con claridad.
    Que ya lo han dicho, dicen muchos. Pero sin ir contra los diez mandamientos ni la doctrina de la Iglesia, ésta, que no solo es maestra sino madre, vuelve una vez y otra sobre la misma problemática para ver de qué manera ayudarnos más.
    Eso es la pastoral. No todos los soberbios son iguales. Aqui los hay de diferente estilo, por ejemplo. Ni todos los egoistas son iguales, ni todos los ladrones son iguales. ni todos los adúlteros son iguales, ni todos los divorciados y vueltos a casar son adúlteros ni viven en pecado mortal, a veces el vínculo matrimonial solo era una apariencia. No todos los pecadores son iguales. No siempre robar es pecado, y decir eso no es decir que queremos hacer bueno el robo.
    Eso es la pastoral: distinguir.
    Un tribunal eclesiastico adolece de muchas cosas. Entre otras, porque está imitado por el proceso. No puede tomar por válido algunos asuntos que no se pueden probar,por ejemplo. A veces un vínculo matrimonial no se puede declarar nulo sencillamente por falta de pruebas o por problemas procesales.
    Kasper no pone en duda la validez del vinculo. Sí habla de otros cauces para la “cura de almas”. Tratar este tema no es buenismo, es bondad. Y es acercarse a la realidad, que no es la misma quizás que la de hace diez años.
    La doctrina no cambia, pero la pastoral debe adaptarse a la problemática del hombre. Es la ley para el hombre y no el hombre para la ley, y eso también lo dice Jesús.
    Jesús dice muchas cosas, y otras, que no las dice, no se por qué motivo las ponemos en su boca.
    Una cosa que dijo seguro es que el que esté libre de pecado tire la primera piedra, y aquí somos muchos los que estamos apedreando no solo a Kasper sino al mismo Papa, con dos….
    Eso sí que a mí me alarma. Usar este tema para desacreditar al Papa Francisco, pues cómo a muchos les molesta lo que dice…
    Eso es bueno por otro lado.
    Jesús también molestaba.

  5. En el texto no pongo en duda para nada la indisolubilidad del matrimonio. Ni el propio Kasper lo hace, como dijo en el discurso a los cardenales: “No puede proponer una solución distinta o contraria a las palabras de Jesús. La indisolubilidad de un matrimonio sacramental y la imposibilidad de un nuevo matrimonio durante la vida del otro cónyuge forman parte de la tradición de fe vinculante de la Iglesia, que no puede ser abandonada o disuelta basándose en una comprensión superficial de la misericordia”

    Simplemente me llamo la atención como se le atacó desde muchos sectores, a veces con excesiva dureza, cuando lo que hizo es plantear una serie de preguntas para el próximo sínodo: “nos preguntamos si la vía judicial debe ser la única vía para resolver el problema o si no serían posible otros procedimientos más pastorales o espirituales”.

    En el artículo no entro en las soluciones a esta cuestión, como he dicho carezco de conocimientos pastorales y teológicos, pero no veo mal que se planteen preguntas para casos concretos complejos, sobretodo en el contexto de un sínodo sobre la familia. Y para que ese sínodo las responda.

    La intención del artículo también era llamar a la calma con este asunto, porque noto en el ambiente cierta crispación y alarmismo. Igual no he sabido expresarme bien. En el sínodo estarán los prelados del mundo entero con el Papa, se tomarán las soluciones que hayan de tomarse sobre este y muchos otros temas, sobretodo pastorales, por lo que no hay porque alarmarse.

    Gracias a todos por los comentarios!

  6. Sobre lo que propone el Cardenal Kasper:
    1. No se niega la indisolubilidad del matrimonio.
    2. Pero se legitima “cierta actividad sexual” fuera del matrimonio, al reconocer que no están en situación irregular aquellos que conviven (según lo descrito por el Cardenal en su propuesta). El mismo Cardenal incurre en una contradicción al afirmar la indisolubilidad del matrimonio rato y consumado y permitir la comunión a personas que, según las mismas palabras de Cristo, viven en adulterio (ya que el primer matrimonio fue válido). POR FAVOR, ACLARENSE.
    3. Creo que es muy grave tomarse a la ligera y hablar sin la suficiente formación de temas tan delicados como este de la manera que lo hace el bloger. Estudie, reflexione, pregunte a los expertos y después hable. De lo contrario, uno dice cosas que son erróneas o incluso heréticas; aunque su ignorancia sea tal, que ni lo advierta (lo cual no lo justifica).

  7. “Y por favor, un poco de perspectiva histórica, hay gente que ve en estas cosas signos del fin de los tiempos, del relativismo que acabará con todo. Veo en ciertos sectores una excesiva alteración, un estado de shock. Además de que creo yo, no hay motivos para ello, un poco de perspectiva y de fe no nos vendría mal.”

    Perspectiva es saber que estamos en el final del fin de los tiempos. Fe, también.
    Lo de Kasper y la comunión a los adúlteros ,no es relativismo, es llamar mal al bien.
    En fin , este parrafito como el resto del artículo no hay por donde cogerlo.
    Aunque a Bergoglio , que dice del hereje Kasper que es un gran teólogo, y que hace de teología de rodillas, teología de la serenidad, seguro que le gusta. O no, que para eso es un déspota.
    ” Roma no paga traidores”, se puede usar ahora con más propiedad que nunca

  8. Dice el autor del texto: “Discutimos entre hermanos por una Iglesia mejor, no entre enemigos.”

    En la Iglesia no se está para discutir, ni para debatir, ni siquiera para dialogar, ese verbo tan en boga en los últimos años, eso, discutir, dialogar, etc., lo hacen los partidos políticos, los sindicatos, los gobiernos. En la Iglesia se está para aceptar y acatar humildemente la Doctrina, el Magisterio y la Palabra de Dios. Todo lo que no sea esto, acatar y aceptar lo que viene de arriba, solo sirve para enredar y confundir con muy malas intenciones al catolicismo. Les recuerdo que la Iglesia no es un organismo democrático al uso.

  9. Para Kasper, los milagros de Cristo son «un problema que hace bastante extraña y difícilmente comprensible al hombre moderno la actividad de Jesús». Es decir, los milagros que hace Cristo no son una prueba de su divinidad, sino sólo leyendas, cuentos no históricos, que enturbian la obra de Jesús, que no dan luz sobre la predicación de Jesús. Y, por eso, dice Kasper: «los cuentos milagrosos del Nuevo Testamento, son estructurados de modo análogo a aquellos que ya conocemos en la antigüedad». Es decir, «desde el punto de vista literario, se puede notar una tendencia a amplificar y multiplicar los milagros».. Y, entonces, enumera los milagros que son un cuento chino: se han demostrado «algunos cuentos milagrosos, a la investigación de la historia de las formas, como proyecciones de la experiencia pascual sobre la vida terrenal de Jesús, o como anticipaciones sobre la actividad del Cristo glorificado. Entre estas historias epifánicas, debe ser contado, por ejemplo, el milagro de la tempestad calmada, la escena de la transfiguración, el camino sobre las aguas, la multiplicación de los panes, la pesca milagrosa, los cuentos del despertar de la hija de Jairo, del jovencito Naín y Lázaro (…) Muchas historias milagrosas referidas en los Evangelios tienen que ser consideradas legendarias. Muchas leyendas deben ser analizadas, no tanto en su contenido histórico, sino en aquél teológico, es decir, estos cuentos no históricos son enunciados de fe sobre significado salvador de la persona y mensaje de Jesús» (Jesús el Cristo – p. 118).

    Si esto no son herejía dichas por un verdadero hereje, como mantienen algunos incautos en el blog, que venga Dios y lo vea.

  10. Señor Bloggero: usted es un reverendo pelotudo!… pero al menos sincero: dice que no sabe nada de teología. Tiene razón!
    No hable de lo que no sabe, por favor.

  11. Me pregunto que hace un blogger como Vd. en un sitio como este.

    ¿Dice que ha tenido éxito su post?
    ¿Las críticas las convierte en alabanzas? o simple y llanamente le falta comprensión lectora…

    No contesta a las preguntas de Tenan, y acaba de dejarle otra a propósito de su penoso comentario que ya podía habérselo ahorrado, más que nada para no continuar haciendo el ridículo más espantoso.

    Le retamos a que las responda. Igual nos sorprende…

  12. Bueno, derecho a proponer… ¿Existe un derecho a proponer que el aborto está bien en algunos casos? ¿Lo podría hacer un cardenal? Es una pregunta no agresiva, sino para ver cómo entender la fórmula de “derecho a proponer” y su aplicación al caso de las propuestas del cardenal Kasper sobre dar la comunión a algunos divorciados vueltos a casar (supuestamente con relaciones activas y aceptadas en la nueva unión). Gracias.

  13. Si usted no sabe teología no entiendo como se mete a juzgar nada.
    Además, no es teología, es Magisterio. Todo lo que Kasper está pidiendo está YA refutado en un documento de Ratzinger de 1994. CDF.

    Y sí, todo lo que pide Kasper – y los alemanes-necesariamente acaba en herejía si se proclama por la vía doctrinal.

    Por eso la aberración de presentarlo como “pastoral”, algo también refutado por Benedicto XVI .

    Como digo, todo está refutado en 1994, con Ratzinger. Lo que parece es que derribado BXVI, vuelven a la carga con dobleces y mentiras sobre la historia de la Iglesia.

    Infórmese y verá que sí es muy grave el asunto.

    “Cardenales contra Cardenales”,

  14. “Buenista, sentimentalista, el artículo atufa, para llorar, absurdo”…¡Veo que ha tenido éxito!

    Como he dicho en el artículo yo no he estudiado teología, pero eso no quita, como dicen algunos, que no pueda hablar sobre estos temas ya que si habláramos sólo de lo que sabemos no podríamos hablar de nada.

    De todas formas, en el artículo no defiendo ni dejo de defender las tesis de Kasper, solo defiendo que tiene el derecho a proponerlas -como ha hecho- ya que este año hay un sínodo sobre la familia y el asunto de los divorciados es un tema a tratar, si es tan claro que en ningún caso -de los expuestos por Kasper- pueden comulgar, pues más claro quedará tras el sínodo. Pero no pasa nada por discutirlo.

  15. Todo esto es absurdo…Y si no tiene usted ni idea de teología ¿cómo sabe que considerarle herético es “pasarse”?

    De verdad, entre el tema que toca y cómo lo toca es para llorar.

  16. El comentario antes de entrar en el blog dice que hace Vd. una interesante defensa del cardenal Kasper. Interesante ?????

    Y esa perspectiva a la que alude al final le viene como anillo al dedo, ya que justamente apela a lo que Vd. carece.

    Para hablar de un tema hay que tener conocimiento de causa, teología aparte, hay que tener un mínimo de sentido común, saber la Doctrina de la Iglesia y estar muy bien informado.

    Vd. se ha metido de lleno en un post a la ligera, y sin ton ni son defiende superficialmente a Kasper sin aportar datos que respalden lo poco que dice.

    Hagános un favor: Conteste a las preguntas que ha dejado Tenan, el primer comentarista, a ver sí la defensa se le vuelve en contra o sale con nota.

  17. Vaya artículo!, es impresionante cómo hacen su efecto el buenismo, sentimentalismo y la condescendencia.

    Sí.Esperaremos a ver si para 2015 uno/a puede cambiar de maromo/a y tranquilizar su conciencia comulgando el Cuerpo de Cristo.

    Afortunadamente Cristo fue claro en este tema.
    Afortunadamente sólo podrán perpetrar el ca.bio con un nuevo paradigma” ( buenista)

    Y Cristo, qué piensa de estos “nuevos paradigmas”?
    Podría ser que se sorprenda de que un hombre como Kasper sea màs listo ( listillo), que Él.

    No le arrie do las ganancias a Kasperincillo

  18. Sinceramente no estando de acuerdo con el cardenal Kasper, creo que debemos rezar mucho por el Sínodo y por el Papa y tener cuidado con comentarios que en ocasiones son poco compatibles con la caridad. Un cordial saludo

  19. Lo siento, pero este artículo atufa a buenismo. Aquí no se está debatiendo una cuestión pastoral, como, por ejemplo, que los Tribunales Eclesiásticos estudien mejor los casos de nulidad, que hoy por hoy, los hay a montones. Aquí lo que se debate es cambiar la Doctrina de la Iglesia, pues Kasper, con sus psudoargumentos pastorales y tergiversados sobre la Iglesia Primitiva-cómo se ve que no conoce a los Santos Padres-trata de que personas, divirciadas y vueltas a casar por lo civil, comulguen sacrilegamente en pecado mortal, saltandose el Sacramento de la Penitencia, por lo cual, no sólo se vaciaria de significado este Sacramento, sino que personas con otros pecados mortales comulgarian en ese Estado sin ningún empacho, cometiendo el pecado de Sacrilegio. Léase, por favor, I Corintios 11 y hable de lo que sepa, porque la postura de Kasper sí que es heretica.

  20. Reconoces no saber mucho de teología, vale, bien, pues hacer lecturas teológicas sin saber teología es preparse un túmulo y plantarse fuego. Un poco de seriedad, por favor.

  21. Lamento discrepar con usted. Es meridianamente claro que el problema no es la posible “disolución” del vínculo matrimonial. El problema real son las pésimas catequesis para recibir el sacramento, realizada por ministros no-idóneos y realizadas a personas que reciben el sacramento solo “para la foto” o “para la celebración”, sin la más mínima idea de la importancia del sacramento y del compromiso adquirido (y en muchos casos, sin ser católicos propiamente tal, es decir, solo nominalmente mas no en la práctica).
    Creo que lo que el Cardenal Kasper propone, tal como lo dijo el Cardenal Caffara, es sencillamente es una hipocresía, porque se ataca la consecuencia sin ir a las causas. Sin resolver las causas, el cáncer avanza sin piedad.

    Y recordemos algo. Cada vez que se ha realizado una concesión, siempre se termina manipulando para que quede la manga ancha para todo el mundo. Si no es así, pregunte qué sucedió en los países donde NUNCA se ha solicitado la concesión para la Comunión en la Mano, y en los cuales se ha extendido esta práctica hasta el abuso más cruel.

  22. Lamento que escriba ud. con el seudónimo de Fernando III el Santo. No creo que Kasper haya caído en herejías formales,pero con un mínimo de entendederas se pueden desenmascarar más de un sofisma en todo lo que él dijo. Por supuesto que no es para escandalizarse pusilánimemente. Además,cualquier sacerdote BIEN formado ya sabe que en casos de segundas nupcias, si hay muestras de arrepentimiento,si comienzan a vivir como hermanos,etc,etc,etc,podrían comulgar buscando el lugar adecuado para no causar escándalo,por separado,etc,etc,etc. Es decir,como dijo Nuestro Señor Jesucristo:”Vete y no peques más”.

  23. Joaquín, ¿en qué lugar ha dicho eso Benedicto XVI? Pon la cita, por favor. Perdón, pero creo que para opinar primero hay que entender de lo que se está hablando.

  24. Benedicto XVI, cuando era el cardenal Ratzinger, dijo que pensaba que los matrimonios entre personas que no practican la fe desde hace tiempo o que van a misa en contadísimas ocasiones (algo muy frecuente hoy día) no eran válidos, pero que quería que se estudiara más a fondo.

  25. Además de tener serenidad y de ver las cosas como son, en un tema como este hay que ir a fondo. ¿Qué propone exactamente el Card. Kasper? ¿Qué dice la doctrina católica, desde el Evangelio? ¿Qué enseñan los Padres de la Iglesia, en un estudio serio y sin manipulaciones? ¿Qué han dicho en las últimas décadas Juan Pablo II y Benedicto XVI sobre el asunto en cuestión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *