Turismo de la fe

|

Artículo publicado hoy en el Diario Ideal, edición de Jaén, página 25.

A partir de mañana tiene lugar en Zaragoza una reunión sobre el turismo religioso. Está organizada por el Departamento de pastoral del turismo y tiempo libre, dependiente de la Conferencia Episcopal Española. Se reunirán personas vinculadas al amplio mundo del turismo y del arte, que intentan buscar que los espacios artísticos sean lugares de dimensión evangelizadora.

Los temas tratados serán los siguientes: la dimensión evangelizadora y catequética de los espacios religiosos; la pastoral del turismo en la iglesia diocesana; la catequesis de los símbolos religiosos del arte; los espacios sagrados y sus tipologías; los espacios naturales, un patrimonio espiritual. Se presentarán comunicaciones sobre la Catedral de Santiago de Compostela y la unión entre la Iglesia y los entes civiles.

<

Una vez más, la Iglesia reflexiona sobre la riqueza histórica y artística de la que ella es depositaria y conocedora de su valor desea que se sepa reconocer el mensaje sagrado que transmiten las piedras seculares que componen el patrimonio arquitectónico eclesial. En la sociedad actual el turismo de interior y de fines de semana, a pesar de la crisis económica galopante en la que estamos, tiene una importancia grande.

Las personas huyen para su descanso a casas rurales, a hoteles con encanto, situados en pueblos cabeceras de comarca, desde donde hacen rutas para conocer los pueblos linderos, donde la principal joya es la iglesia parroquial, algún monasterio, y el castillo feudal de la localidad. Dentro de ese río de gente que acude a estos lugares de turismo va gente necesitada de reencontrarse con un mensaje espiritual que les rescate del peso del materialismo relativista con el que vive el resto de la semana.

En las parroquias artísticas de pueblos escondidos se debe disponer, al menos, de una persona encargada de tener abiertos los templos, de ofrecer una somera guía o alguna publicación sobre el conjunto que se está viendo. En estos recintos sagrados el visitante busca el arte, que siempre tiene un mensaje de catequesis y de evangelización.

Se debe destacar el Sagrario de la iglesia, como el lugar sagrado más claro, pues es donde está el mismo Cuerpo de Cristo invitando a la oración breve, que pueda servir de aperitivo para alcanzar que el turista entre en el ámbito sagrado que esta conociendo y asimile mejor el mensaje que emiten las esculturas, las pinturas, y los ricos retablos que pueda albergar el templo de esa parroquia.

Este servicio pastoral es esencial en cualquier pueblo, porque siempre aparecerá el pequeño o gran grupo de visitantes ávidos de oler a incienso sagrado, a entrar en el mensaje espiritual y descubrir la inmensa riqueza de una catequesis histórica y artística, que cuando se imparte bien nunca olvidarán y siempre agradecerán haberse encontrado con el Señor en el rincón más insospechado posible.

Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *