PUBLICIDAD

Los obispos solidarios con España

|

Los obispos de España han acabado su reunión de otoño haciendo un gesto solidario muy importante: Ante la gravedad y urgencia de la situación, los obispos han querido entregar a Cáritas el 1% del total bruto que reciben las diócesis, proveniente del Fondo Común Interdiocesano; una cantidad que asciende a 1,9 millones de euros, que se donará a las diferentes Cáritas diocesanas. Un gesto de amor fraterno en un momento en el que, ante el incremento de peticiones de ayudas, toda colaboración con Cáritas es poca.

La Iglesia desde los tiempos de los Hechos de los Apóstoles ha tenido una caridad demostrada con los más pobres y desfavorecidos. La colecta que se hace para la Iglesia de Jerusalén es la mejor muestra.

Los cristianos primitivos, en la clandestinidad y la persecución, disponían de una tupida red solidaria para que nadie pasara necesidad, cuando perdía a un miembro fundamental de la familia, padre o madre, victimas de las atrocidades del Imperio Romano.

Ante el aburguesamiento surgido con la paz de Constantino dentro de la Iglesia, que estaba más preocupada por las herejías y sus correspondientes condenas, surge la conciencia crítica en los padres del desierto, que se marchan a vivir en las soledades de las cuevas buscando a Dios en la pobreza material y en la oración continua al Señor.

El monaquismo primitivo dará paso a las órdenes mendicantes, dominicos y franciscanos, que tenían a la pobreza en el centro de su espiritualidad y compromiso ante Dios. Sabiendo ser solidarios entre los miembros de la comunidad y con los más pobres de aquella sociedad medieval.

El resto de la historia de la Iglesia nos presenta unos ejemplos de caridad compartida al servicio de los menesterosos creando hospitales, asilos, hospicios, hospederías….

En cualquier parroquia se encuentra, hoy, el servicio de Cáritas que es la misma Iglesia dando y sirviendo a todo el que acude a sus puertas, y muchas veces, adelantándose a las necesidades enseñando a pescar, en lugar de solamente entregar el pez.

Ahora, la Conferencia Episcopal Española ha tomado una decisión compartida y ejemplar para el resto de cristianos que poblamos España. Los obispos han marcado el camino. Las ovejas debemos seguir el ejemplo de nuestros pastores.

Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.