PUBLICIDAD

Andalucía y la religión en Picasso

|

El año ha comenzado por Andalucía con una herida abierta desde los tiempos del inicio de la Transición. Por entonces, se pedía que hubiera una autonomía en Sevilla, para los andaluces del oeste. Y otra, en Granada para los andaluces del este. Al final ganó la realidad andaluza actual recogida en el vigente Estatuto de Aunotonomia, pero un grupo de internautas acaba de presentarse en sociedad recogiendo el sueño de dos realidades andaluzas. Es una utopía más de las tantas que circulan por Internet.

La red me ha ofrecido la ocasión de unirme a la defensa del periodista Victor Gago, colaborador de Libertad Digital, que está inmerso en un juicio promovido por la jefa de prensa del Partido Popular, y antigua videdirectora del programa de La Mañana de la Cope, cuando era dirigido por Luis Herrero. La libertad de expresión está siendo excesivamente perseguida por los miembros del partido del señor Rajoy. Algo que es una realidad palpable y constatable.

Algo palpable ha sido la conversación que he mantenido con un profesor de historia del arte de la universidad granadina. Dialogamos sobre Pablo Ruiz Picasso(1881-1973). En el curso de la charla hemos hablado de la relación de Picasso con la religión. Según mi amigo don Pablo venia de una familia piadosa, siendo un tío el canónigo don Pablo Ruiz Blasco, de la catedral de Málaga. Además el genio andaluz de la pintura siempre llevó consigo el cuadro de la Cucrifixión.

Picasso sufrió una crisis de fe cuando murió una hermana a la que estimaba mucho, cuando él habia prometido no volver a pintar si ella no sobrevívia. Una prima del pintor se hizo monja se llamaba Teresa Blasco Alarcón.

Pablo Ruiz Picasso fue padrino del cantante Miguel Bosé que no fue un bautismo civil como los actuales, sino en una iglesia. Y el párroco vecino de la su ‘Ville La Californie’ recibia constantes ayudas del pintor para el culto y atender a los más deseheredados.

Se cuenta que la madre del pintor le dijo que haría lo que se propusiera: general o Papa. A lo que Pablo respondió: Quise ser pintor y llegué a ser Picasso.

La Andalucía de 2009 sigue siendo la última en todo: hoy en paro estamos en casi un millón de personas. Y hasta ahora en la sanidad más tercermundista, en la educación más atrasada. Andalucía está a la espera de la sentencia del Tribunal Supremo sobre la asignatura obligatoria de Educación para la ciudadanía, que saldrá a finales de este mes.

Y la Iglesia andaluza necesita la provisión de tres obispados: Guadix, Jerez de la Frontera y Córdoba. ¿Se cubrirán este año?. Ya veremos como dicen los ciegos.

Tomás de la Torre Lendínez

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *