PUBLICIDAD

Maradona, el convertido, de borrachera y pelea

|

maradon-a1 Si digo de verdad que hay veces que preferiría errar en mi análisis, no miento. Es el caso de Maradona, con una anunciada vuelta a la Iglesia que a todas luces eran fuegos de artificio, fruto simple de una simpatía convenida y mundana hacia la imagen Media de la actual política vaticana. Dije literalmente de Maradona que «puede que desde ahora alabe al Papa, pero ya os aviso de que veremos cómo estos días el pibe de oro seguirá en lo fundamental como siempre» (ver aquí). Pues bien poco ha tardado en darme la razón. Nada más ver a Francisco, se va a Dubrovnik de juerga nocturna, a emborracharse y a pelearse, bramando zafiedades, arrojando botellas que por fortuna no dieron a nadie, y dando puñetazos al aire, resultado evidente de su embriaguez.  Si es que volver a la Iglesia es otra cosa. Si es que la conversión es otra cosa. Si es que el Imagine de Lennon con el que se inauguró el Partido de Fútbol por la Paz, que hace un llamamiento literal a imaginar un mundo sin cielo, ni infierno ni religión, no puede presentar ningún acto realizado por la Iglesia. Si es que los Plim Plim son en realidad PamPliNas. Si es que los adalides públicos de la Iglesia no pueden ser famosillos alejados de Cristo. Si es que lo frívolo no representa a Jesús. Si es que las sonrisas a lo mundano, acercan y reafirman al mundano, pero alejan de la Fe. Si es que sin Fe no hay salvación. Cerrad ya las ventanas al Mundo, que esto se está llenando de humo. Abrid las ventanas a Dios.

Comentarios
0 comentarios en “Maradona, el convertido, de borrachera y pelea
  1. Mateo 7:6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las huellen con sus patas, y volviéndose os despedacen.

  2. Todo ese mundo farandulero, promiscuo, amoral, está feliz con el «misericordiamiento» de su compatriota, el Obispo de Roma, el problema está en que falta una segunda parte a cada contacto personal apostólico de Francisco con los pecadores públicos; falta que les diga: «Vete y no peques más».

  3. Todo cristiano por la Gracia de Dios podemos ser salvo con nuestras obras y fe en su Hijo …pero los hijos del Mal ya entregaron su alma … puede para mi que alabe no es al Papa seria a Bergolio que no es lo mismo

  4. Excelente comentario. Evangelizar y convertir supone siempre un finísimo equilibrio entre el mensaje de salvación y su inserción en la mentalidad cultural de cada época, lo cual es muy distinto a hacerse simpático para todos y mezclar lo bueno con lo malo que no quiere cambiar de forma de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *