PUBLICIDAD

Los apóstatas no son relativistas

|

trzech-krc3b3li-fanon Desde la famosa denuncia a la «dictadura del relativismo» del entonces Cardenal Ratzinger, mucho se ha hablado sobre este mal. Pero yo he observado algo. Los relativistas lo son de pacotilla. Sólo son relativistas para ciertos valores, que ya para apoyar lo malo se muestran muy seguros. Ellos son de los que piensan que todo es relativo, excepto que no hay verdad, que eso es una verdad absoluta. Según alguien así nadie posee la verdad, pero ¡ay de quien me contradiga en algo!; La maldad del aborto es relativa, pero que es un derecho, eso es una verdad absoluta; Toda ideología depende de la mayoría, pero cuidado, hay que ser radical en mantener a la religión al margen para no que no influya… Y así con todo. Hacen gala de un relativismo sesgado. Si a alguno de estos les ponen en duda la religión en la que fueron criados responderán con indolencia, pero a esos mismos intentad convencerles de que su nómina debe bajar 50€. Veréis a un guerrero que alude a la verdad. ¿Y por qué la gente se muestra relativista con lo bueno? Porque es amoral, o lo que es igual, inmoral. Yo también soy relativista. Sí. Preguntadme por el color que prefiero para una mochila y veréis a un perfecto relativista. Eso sí, preguntadme por el aborto y me veréis bien seguro en mi defensa de la vida. Ellos al revés. Porque al fin y al cabo lo primero les puede importar y lo segundo no. Malvados. Unas veces defienden parte de la Verdad porque el pensamiento cristiano no se ha desgajado del todo de sus mentes, y otras tantas porfían en lo que ellos creen que es beneficio propio, con lo que sustituyen a la Verdad por el capricho egoísta y egocéntrico de un demonio dictador. Cuidado con los que atacan la Verdad. Para no creer en ella se muestran demasiado convencidos de poseerla. Los reconoceréis por su odio.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *