PUBLICIDAD

Viganó contrataca

|

Pues para echarle más picante al guiso.

Entiendo que haya quien no se crea sin más las declaraciones de Viganó. Por eso deben ser investigadas. Y resultará lo que resulte. De momento, en mi opinión, que no es ningún dogma de fe, el Papa está muy tocado. Pero no diría que sólo por el testimonio de Viganó si fuera verdadero. Que será lo que sea pero bueno sería que nos enteráramos todos de lo que fue. La promoción de Francisco de macarristas es tan evidente que ya sólo ella, dada la repugnante condición de McCarrick, conocida y castigada por el mismo Papa Francisco al expulsarle del Colegio Cardenalicio, en hecho sin precedente desde lo del cardenal Billot con Pío XI, y sin la menor tacha moral del egregio cardenal jesuita, pues de entrada parece que no deja al Papa en buen lugar. Porque no es lo deseable que los amigos del Papa sean lo peor. Y si ponemos la lista peor para el Papa: McCarrick, Danneels, Hummes, Tobin. Farrell, Cupich, Maradiaga, Errrázuriz, Marx, De Kessel, Ricca, el Trucho, el  Orondo, Wuerl, Schönborn, Mahony, Sebastián, y éste un genio comparado con el también claretiano, también cardenal y también hechura de Francisco, Aquilino Bocos, Coccoplmerio y su secretario, el jesuita Castillo…

El Papa, locuaz donde los haya hasta comprometer su propia dignidad pontificia es silenciosísimo ante cuestiones a las que debería responder: los dubia de los cuatro cardenales, las acusaciones de Viganó, pero eso como si no tuvieran que ver con él y sin embargo es lo que de verdad le interpela. Lo de pedir perdón, habiéndolo hecho ya tropecientas veces parece un simple ejercicio retórico. Barra de una vez toda la basura que hay en la Iglesia y si no sabe, no quiere o no puede, váyase.

https://www.riposte-catholique.fr/en-une/vigano-aneantit-des-detracteurs

 

 

 

22 comentarios en “Viganó contrataca
  1. Cuantas más dudas queramos ver en el testimonio de Viganó… más perentoria es la necesidad de una investigación. Pero claro, la negativa, expresa o tácita, a eso mismo, produce un sentimiento boomerang, de reforzamiento de la sustancia y fiabilidad de la denuncia Viganó. Claro que esta vez, la omisión de respuesta y el silencio administrativo tienen un escollo severo: el tema ya está judicializado, investigación la va a haber de todas formas, sea por un auditor de la Santa Sede o por un fiscal estadounidense.

  2. SIENTE EL MÁS PROFUNDO RESPETO POR ÉL Y SU INTEGRIDAD PERSONAL

    El arzobispo de Oklahoma se une a quienes piden que se verifiquen las afirmaciones de Mons. Viganó
    Mons. Paul S. Coakley, arzobispo de Oklahoma City, se ha unido al resto de obispos de Estados Unidos que exigen que se examinen y verifiquen las afirmaciones de Mons. Carlo María Viganó sobre el encubrimiento del ex-cardenal McCarrick.

    29/08/18 5:59 PM

    (InfoCatólica) Comunicado del arzobispo de Oklahoma City:

    Festividad de San Agustín

    Queridos hermanos sacerdotes, diáconos, consagrados y fieles laicos de la Archidiócesis de Oklahoma City:

    La publicación, el 25 de agosto, del «testimonio» de once páginas del Arzobispo Carlo María Viganò, ex Nuncio Apostólico en los Estados Unidos, ha causado una gran conmoción en toda la Iglesia Católica. Este documento merece, o más bien exige, que se examinen y verifiquen con mayor profundidad cada una de sus alegaciones. Como tantos otros, estoy hondamente preocupado por las afirmaciones contenidas en este documento sin precedentes.

    Si bien carezco de conocimiento o experiencia personal sobre los detalles contenidos en su «testimonio», siento el más profundo respeto por Mons. Viganò y su integridad personal. Sus afirmaciones, que aún no han sido investigadas o demostradas, confirman la urgencia de una investigación exhaustiva del progreso del arzobispo McCarrick en la jerarquía eclesiástica, dado su historial de presuntos abusos, que involucraron a seminaristas y jóvenes. Uno mi voz y mi apoyo a los del Cardenal DiNardo, Presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, y a los de muchos de mis hermanos obispos al solicitar dicha investigación.

    Nos encontramos en un momento muy oscuro en la historia de nuestra hermosa, pero herida, Iglesia Católica. Estamos llamados a la oración y la penitencia para la purificación de la Iglesia y nuestros obispos y sacerdotes deben dar ejemplo. Hace falta un compromiso renovado de vigilancia, transparencia y responsabilidad por parte de nuestros pastores y de toda la Iglesia. Solo la oración, la penitencia y una conversión más profunda nos guiarán a través de este período tan oscuro.

    Me alienta y consuela reflexionar sobre la promesa del Señor a Pedro de que «las puertas del infierno no prevalecerán» contra su Iglesia divinamente establecida. Tenemos su promesa, «estoy siempre con vosotros». ¡Aferrémonos a esa promesa! Dios es fiel. Dios está con nosotros.

    Os ruego que oréis por todas las víctimas de abusos, especialmente aquellas dañadas por miembros del clero. ¡Que Dios nos libere de esta plaga mortal! Por favor, orad por mí y por todos nuestros sacerdotes y diáconos.

    Atentamente en Cristo,

    Mons. Paul S. Coakley

    Arzobispo de Oklahoma City

  3. ¿Por qué Viganò no dio a conocer estas informaciones hasta ahora, si es verdad que estaba tan convencido de que se trataba de una prioridad para la Iglesia? ¿Por qué, como nuncio apostólico en Estados Unidos, no escribió al nuevo Papa invitándolo a aplicar medidas en contra de McCarrick, con la finalidad de que finalmente las sanciones secretas de Benedicto XVI fueran aplicadas (cosa que, evidentemente, no sucedió antes)?
    ¿Cómo es posible que a pesar de haber insistido con el mismo McCarrick en las severas sanciones que el Papa le había impuesto, Viganò se haya dejado retratar con él, haya celebrado con él misas y haya pronunciado un discurso en una cena de gala durante la que se le entregaba un premio a McCarrick? Aquí hay mucho que ver por ambas partes. Mucho ruído, pocas nueces.

  4. Pues es cierto, aparte de los múltiples encuentros de ambos y apariciones públicas después de la supuesta condena por parte del papa Benedicto XVI, ahora ha aparecido un video donde Mons. Viganó alaba públicamente al Car. Macarra. A mí MOns. Viganó cada vez me da mas mala espina, y los testimonios gráficos son irrefutables. O él mismo hizo caso omiso de las sanciones, o no las hubo. ¿Cómo se explican los encuentros entre ambos, las alabanzas del mismo al cardenal, las conferencias y actos públicos del cardenal que son numerosísimos en el tiempo en que supuestamente estaba sancionado y hasta que estuviera en la despedida a Benedicto XVI si este lo había sancionado? Yo no me lo explico….

    1. por eso mismo, hay hacer una exhaustiva investigación para que toda la verdad sea expuesta caiga quien caiga, llámese bergoglio, parolin, cupichete, farell, tobin, vigano, etc.

  5. Lo que creo es que esto irá por Conferencias episcopales y naciones. Metiendo la cabeza debajo de la tierra y noqueriendo responder y diciendo pío pío que yo nohe sido y la fiesta no va conmigo no van a conseguir nada si no empeorar todo. Lo mejor es aclarar las circunstancias y los datos que se dan, si no cuadra y se contradicen quedará en la nada pero lo que se diga basado en expedientes y en escritos.
    Si lo que dice Viganó es cierto constarán documentos en la Secretaría de Estado o correspondencia. Si las sanciones que impuso al Tío Ted Benedicto XVI son ciertas, constarán en algún lado, o habrá un testimonio de su comunicación que supuestamente se lo dijo en persona el Nuncio, lo que ya dice bastante de la disciplina que existe en el interior de la Iglesia para personas influyentes y poderosas como el Mac Karrick. Si fuera un obispillo del Tercer Mundo seguor que estaba apartado y con un escrito entregado con total solemnidad. Entre líneas lo que se demuestra y llega al católico de a pie es que los que están arriba hagan lo que hagan tienen bula y se les exime de todo, bien por complicidad con el actual Papa, o bien por miedo o cautela por el anterior ya que la figura de un cardenal de USA y más de la ciudad federal y capital por excelencia es muy muy poderosa, y más cuando es un gran elector que te ha promovido a la silla de San Pedro. Si son de mi contra o que no son de mi cuerda lo estrecho del embudo, si son los míos aunque hagan barbaridades los justifican. Craso error pues dará con el jefe en no mucho tiempo.

  6. Antonio Pérez: nadie ha dicho nunca que Benedicto XVI confirmara las acusaciones de Viganó. Pentin sólo dijo que Benedicto XVI confirmó la información sobre las sanciones contra McCarrick, sin recordar su naturaleza precisa. Gänswein no negó este extremo.

  7. Viganò pulveriza a sus detractores …
    28 DE AGOSTO DE 2018/36 COMENTARIOS
    La mejor defensa es el ataque: Los medios de comunicación y líderes de la iglesia, se han columpiado ante el testimonio del arzobispo Carlo Maria Viganò, carentes de miedo y de vergüenza, intentando incriminar con sus calumnias al ex nuncio apostólico en Washington DC, diciendo que trató de bloquear una investigación del Arzobispo Nienstedt, entonces ordinario de la Archidiócesis de St. Paul y Minneapolis, y que ordenó la destrucción de pruebas relacionadas con la conducta sexual inapropiada del Arzobispo Nienstiedt.
    Valga tan sólo eso: En realidad hay pruebas … pero que demuestran lo contrario y ponen en evidencia las mediocres maniobras de calumniadores profesionales u ocasionales, ¡algunas de las cuales incluso se propagan en los comentarios de Risposte Catholique!
    Actualizando el tema y poniendo todo en su sitio, ell Arzobispo Viganò, en fecha 26 de agosto, responde y pulveriza tales infundios.
    Los cargos contra mí aparecieron en los medios de comunicación, en julio de 2016, cuando ya había dejado mi puesto en Washington DC, tras la publicación de un memorándum escrito por el Padre Dan Griffith, que entonces era delegado en el protección de menores en la archidiócesis.
    Estas acusaciones, alegando que había ordenado a los dos obispos auxiliares de Minneapolis que archivasen la investigación sobre la vida disoluta del arzobispo John C. Nienstedt, son falsas.

    El Padre Griffith no estaba presente en la reunión que tuve en la nunciatura con el arzobispo y dos auxiliares en fecha 12 abril de 2014, y durante la cual salieron a relucir varias declaraciones que contienen acusaciones contra Arzobispo Nienstedt.
    Estas declaraciones juradas fueron obtenidas por Greene Espel, una compañía contratada por el Padre Griffith en nombre de la Archidiócesis para investigar al Arzobispo Nienstedt.
    La compañía forma parte del grupo Abogados de familia, que lucharon contra el Arzobispo Nienstedt sobre el tema sobre la aprobación de matrimonios entre personas del mismo sexo en el estado de Minnesota.
    En algunas de estas declaraciones juradas se alegó que el arzobispo Nienstedt tuvo una aventura amorosa con un guardia suizo mientras trabajaba en el Vaticano veinte años atrás.
    Los investigadores privados de la sociedad Greene Espel habían llevado a cabo su tarea de manera sesgada y tendenciosa, queriendo ahora quería expandir su investigación inmediatamente a la Guardia Suiza Pontificia sin haber escuchado al arzobispo Nienstedt.

    Sugerí a los dos obispos auxiliares, que vinieron a verme a la nunciatura 12 de abril de 2014, con los abogados de Greene Espel, que me parecía conveniente que el Arzobispo Nienstedt fuesee escuchado antes de seguir y tomar medidas – audiatur y altera pars [sea escuchada la otra parte] -. Los obispos aceptaron mi sugerencia.

    Pero al día siguiente, recibí una carta firmada por los dos auxiliares afirmando falsamente que yo había sugerido que se detuviera la investigación.

    Nunca dije a nadie de Greene Espel que debía detener la investigación, y nunca ordené que se destruyera ningún documento. Cualquier declaración en en sentido contrario es falsa.

    Sin embargo, he dado instrucciones a uno de los obispos auxiliares, Lee A. Piché, que retire de los archivos de la arquidiócesis la carta que afirman falsamente que yo había sugerido que se suspendiese la investigación.
    Insisto en que no es solo para lavar mi honor, sino también el de la nunciatura y el del Santo Padre, que podrían verse innecesariamente heridos debido a una declaración falsa que podría usarse en contra de la Iglesia.

    El mismo día la información apareció en el New York Times, 21 de julio de 2016, que el Santo Padre pidió al cardenal Parolin [Secretario de Estado]que llamase al nuncio en Washington DC (Christopher Stone) para incoar una investigación sobre mi conducta de modo inmediato, para poder denunciarme ante el tribunal encargado de juzgar el encubrimiento de los abusos cometidos por los obispos.

    Informé a la Oficina de Prensa del Vaticano, a saber, el Padre Lombardi y el Sr. Greg Burke, con la la aprobación del sustituto de la secretaría de Estado – en el momento del arzobispo Becciu – de que había encargado a Jeffrey Lena, un abogado estadounidense que trabaja para la Santa Sede, que se acercase a la Congregación de Obispos, donde pudo descubrir documentos que prueban que mi conducta fue absolutamente correcta.

    El Sr. Lena ha transmitido al Santo Padre un informe escrito que me exonera. A pesar de esto, la Oficina de Prensa del Vaticano no consideró necesario emitir una declaración refutando el artículo del New York Times.

    La nunciatura también respondió al Cardenal Parolin con un informe detallado que restauró la verdad y mostró que mi conducta había sido absolutamente correcta.

    Este informe estará disponible en la Secretaría de Estado del Vaticano y en la Nunciatura de Washington DC.

  8. Viva el Papa: No se equivoque usted. Usted seguirá escribiendo mientras yo se lo permita. Y como para chulos yo, he dejado de permitírselo. Igual se creía que el Blog era suyo. Si es que los hay muy tontos

  9. ¿Quién hizo cardenales a McCarrick, Danneels, Errázuriz, Maradiaga, Schönborn, Mahony? ¿Quién hizo cardenales a Marx, Hummes, Wuerl, Coccopalmerio? ¿Quién trajo a la Curia a Sánchez Sorondo, Hummes y Coccopalmerio? (El mismo, por cierto, que siendo cardenal fichó para la CDF al Sarasa y a Kasper y recomendó para obispo al progay Levada a quien inexplicablemente hizo cardenal y prefecto de ese Dicasterio)? ¿Quién nombró secretario de un importante dicasterio y consagró obispo a Tobin? ¿Bajo qué Papa fueron hechos obispos Sebastián, De Kesel Farrell y Cupich? Su lista, como el escrito de Viganó, no deja mal al Papa. Deja mal a sus dos antecesores.

    Y mientras tanto, las acusaciones de Viganó contra el Papa van cayéndose a pedazos. Ahora sabemos que cuando Viganó llegó a nuncio, las apariciones en público de McCarrick se multiplicaron, alguna de ellas a invitación del propio Viganó que babeó sobre lo mucho que todos amaban a McCarrick. Pero eso tampoco lo mencionará usted.

    Sé que no me hará caso. Pero yo seguiré escribiendo porque tengo la esperanza de que algún comentarista no esté tan cegado por el odio hacia el Papa y me lea.

      1. Por otro lado no es lo mismo tomar malas decisiones porque a uno le engañen, que conocer el expediente del candidato y pese a todo nombrarle para un cargo de alta responsabilidad.

  10. A Francisco no le fue mal la estrategia de guardar silencio sobre los “dubia” de los cardenales, que se disolvieron como azucarillos en el agua.

    1. Se disolvieron debido a su poca consistencia y lo mismo pasará con las acusaciones de Viganó.,
      De momento (y tal ycomo dice “Viva el papa” tampoco será publicado ni en esta web ni en este blog)
      Gänswein ya ha desmontado la supuesta confirmación de Benedicto de las acusaciones de Viganó y Andrea Tornielli en Vatican Insider ha demostrado que todo esto no es más que una conspiración en relación al nombramiento de obispos en USA.
      Pero tampoco lo reconocerán.
      Tiene enemigos Francisco y muy poderosos.
      Cuando alguien rasque un poco entre ellos se sabrá quien está detrás.
      De la misma forma que Alejandro dumas escribió aquello de “Cherchez la femme, pardieu! cherchez la femme!” aquí habría que decir “Cherchez l’argente, pardieu! cherchez l’argente!” (¡Buscad el dinero, por Dios! ¡Buscad el dinero!).
      El dinero (y su control) de una de las conferencias episcopales que más dinero destinan en donativos al Vaticano

      1. Eso, buscad el dinero. Buscad el dinero de la Conferencia Episcopal alemana. Y el de la agencia del patrimonio de la Santa Sede. Y el del Instituto de las Obras de Religión. Y el del óbolo de San Pedro. Tenemos todos mucho interés en saber qué pasa ahí.

      2. Tendrá enemigos muy poderosos (y muy malos malosos)… pero al menos dan la cara. Al menos los cuatro cardenales o Viganò la dan a expensas de lo que pueda pasar (también Francisco tiene amigos muy poderosos). Los enemigos que hicieron dimitir a Benedicto siguen en la sombre (y seguirán).

        1. Egomet
          ¿No sabes leer?
          Fue precisamente Viganó con su Vatileacks I uno de los que hizo dimitir a Benedicto.
          Y por eso le dieron la patada hacia New York (patada que le sigue escociendo)
          Si es que os lo créeis todo.

          1. Tú sí que te crees cualquier cosa. Han tardado muy poco en lanzar todo tipos de ataques personales a Viganó y tú te los tragas con la boca bien abierta. Allá tú.

            Yo sólo digo que Viganò ha dado la cara… algo más que muchos otros. Veremos. No hay nada oculto que no se llegue saber.

      3. los bergoglianos deberian saber que las dubias eran un juego niños comparadas con las acusaciones de monseñor vigano. por ende seria ridiculo creer que se disolverán tan facilmente. esto apenas está empezando. por cierto, es una burla tomar como referencia seria y objetiva a un adulador bergogliano como andrea tronielli. solo hay que leerle para saber que mezcla verdades a medias, mentiras y tergiversaciones para exaltar hasta el extremo a su amo bergoglio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *