PUBLICIDAD

Peregrinación tradicionalista de Oviedo a Covadonga

|

 

Con fotografías de la mism

Quien participó en ella me dice que asistieron de cuatrocientas a quinientas personas, jóvenes en su gran mayoría y afectos al modo extraordinario de la misa. Que se pudo celebrar sin problemas aunque fuera de los templos. Y acogidos con simpatía en la archidiócesis tanto en la catedral de Oviedo como en la basílica de Covadonga.

Era una peregrinación larga y cansada cosa que restringía la participación y teniendo en cuenta que era el estreno  y que la misa tradicional es muy minoritaria en España me parece una asistencia muy considerable. Una marcha de Oviedo a Covadonga no es como asistir a una misa a las ocho de la tarde en el centro de Madrid.

Ayúdanos a seguir informando

2 comentarios en “Peregrinación tradicionalista de Oviedo a Covadonga
  1. Carlos Núñez Díaz
    31 julio, 2021 a las 7:53 am
    Tu comentario está pendiente de moderación.
    Como os comenté hace unos días,la canallada perpetrada el día del Carmen(son malos hasta en el ritualismo de elegir las fechas),me ha llevado a desempolvar los viejos Misales de mis antepasados.Y os cuento mi experiencia personal.
    Comienzo mi jornada leyendo la Misa completa del día,usus antiquior.Que me sirve de excelente preparación para asistir con mucha más devoción a la única Misa que tengo a mano,novus ordo.
    Descubro en la mal llamada Misa Tridentina una serie de elementos altamente reveladores,conmovedores y didácticos.
    1.Su Trinitarismo.Las oraciones,de modo continuo,inciden y se dirigen al Dios Trino,por contraste con el criptoarrianismo instalado tras el vaticanazo segundo.
    2.Su Soteriología.De modo también continuo,las plegarias recuerdan que necesitamos ser salvados,sanados,curados,de nuestras muchas enfermedades del alma,recibiendo los medicamentos(«medelam»)que imploramos de la Divina Misericordia.
    3.Su Comunión de los Santos.En las antípodas protestantes,el usus antiquior está completamente abierto a la gran Familia que tenemos en el Cielo,invocando a muchos de esos nuestros Hermanos Mayores que nos han precedido:Desde áquellos cuyas reliquias yacen en las aras de cada altar,hasta los Ángeles,el Bautista(«mayor hombre nacido de mujer»),los Apóstoles,y un buen elenco de los primeros Martires de nuestra bimilenaria historia;yendo incluso mucho más atras:El justo Abel,Abraham nuestro padre en la Fe,y hata el misterioso Melquisedec.Todo ello es una manifestación estupenda de literal catolicismo,de universalidad;de tener claro que en cualquier buena familia no sólo cuentan los padres,sino también los hermanos;y cuando éstos han dado más que pruebas de ser excelentes,tenemos la seguridad de que serán los mejores intermediarios,puesto que se dejarán la piel para que las relaciones en la Casa sean cada vez mejores.
    4.Su «machaconería».Que,lejos de ser cansina por iterativa,reproduce elementos vitales esenciales(como muy bien hizo notar san Juan Pablo II):La inspiración y expiración pulmonar;las sístoles y diátoles del corazón,..,son elementos sine qua non de estar vivos.Así,el usus antiquior tiene unos mantras saludabilísimos,pues machaconamente incide en la Inconmensurabilidad del Ser Divino,-Uno y Trino,y de su Misericordia.Y en nuestra radical precariedad e indegencia:Primeramente,óntica;como criaturas que somos.Y después ,moral;con una naturaleza caída que nos lleva a hacer tantas veces un mal uso de la libertad -limitada,pero verdadera-,que el Señor nos Regaló.Ello apareja una antroplogía fundamental-por auténtica-,que nos permite a cada uno ejercer aquel sabio consejo del inigualable Sócrates :Nosce te ipsum!.Porque sólo cuando con humildad y honradez descubrimos la indigencia y menesterosidad de nuestro ser,-y de nuestro obrar-,comenzamos a ser autenticamente seres humanos;pero también sólamente cuando descubrimos la Omnipotencia y la Misericordia Infinita de Dios,comenzamos a saber que «tenemos remedio»(«medelam»).
    Son unas pinceladas que,a vuela pluma,quiero dar y compartiros,sobre las reflexiones a las que me está llevando leer,-y saborear como el mejor de los vinos-,los textos del Usus Antiquior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *