PUBLICIDAD

Noticias que no son para creérselas sin más pero que ahí están

|

Ver las imágenes de origen

Y creo que es bueno que se sepa que eso circula. Con conciencia de que puede ser una asquerosa calumnia pero podría ser también una asquerosa realidad.

El cardenal Tobin es del inmediato círculo macarrista y un capricho del Papa Francisco. Ambas cosas pueden propiciar el infundio pero no descartan que pueda ser real.

Se ha llegado a tales abismos de basura eclesial que es urgentísima la limpieza. Cayendo quien tenga que caer. Y prohibir a los obispos de Estados Unidos que traten el asunto con toda libertad contribuye a arrojar más sombras sobre todo.

Y también sobre el cardenal Tobin. Si convivió con esa persona, acogida en su casa,  o es un maricón declarado o un imprudente colosal. Por lo uno o por lo otro está de sobra como arzobispo y como cardenal. Al tiempo que deja a su valedor Francisco al pie de los caballos.

https://gloria.tv/article/8EoioewFcJUn2n2BZ2Am9N1r2

Aunque uno piensa que incluso sin esto Tobin está de más como arzobispo y como cardenal.

 

Ayúdanos a seguir informando

15 comentarios en “Noticias que no son para creérselas sin más pero que ahí están
    1. Veo en el Dicionario de la Real Academia el signicado de cínico : «Que actúa con falsedad o desvergüenza descaradas»
      No sé por qué el pedir que se expresen las ideas que sean con argumentos sólidos y buenas formas es como para que a uno le digan que actúa con falsedad o desvergüenza.
      Llamarle Corleone al Papa haciendo alusión a un siniestro personaje de ficción de la mafia, llamarle a alguien saco de inmundicias , imbécil bordeando la oligofrenia,referirse al Papa Emérito ( Benedicto XVI ) como Su Germanismo Baviérico, es no utilizar buenas formas.
      Reclamar o rogar buenas formas no es nada negativo

    1. Si no le gusta lo que lee, no entre. De verdad, no sé qué clase de retraso mental o qué síndrome de insuficiencia cerebral hay que sufrir para dedicar la tarde a leer opiniones de otros que a uno no le gustan. Dicho sea con toda la generosidad, caridad, buenas formas y argumentos.

      1. Pincho: No es necesario ser retrasado mental para leer algo con lo que uno no está de acuerdo. Yo pienso que es bueno leer varias opiniones sobre un asunto. Ver los puntos de vista de otros es sano porque la verdad absoluta no la tiene nadie. Leer algo bien argumentado y bien expresado es enriquecedor , aunque no se piense lo mismo que el que lo expone. Antes se decía mucho esta frase : «Teman ustedes al hombre de un solo libro». Porque leer siempre lo mismo ( dicho de 100 modos ) pero llegando siempre a las mismas conclusiones, es empobrecedor. Un gran profesor de filosofía de la Universidad española de hace ya mucho tiempo decía con frecuencia que había que leer 7 veces un texto y luego 70 comentarios sobre el mismo para tener una ligera idea de un asunto.

  1. Hasta ahora mismo, lo que se sabe es lo siguiente:
    Hay un actorcillo italiano de medio pelo (nivel telefilme), de treinta y pico años, cuya orientación sexual se desconoce.
    Ese actor fue contratado en verano por el Vaticano, concretamente por el Dicasterio para las Comunicaciones, la entidad Vatican Media y la Fundación Juan XXIII, para protagonizar una película sobre san Juan Bautista.
    El actor se alojó hasta octubre en la residencia del cardenal Tobin en EEUU (extremo confirmado por éste expresamente a la prensa). Según el cardenal, era porque estaba aprendiendo inglés en una universidad cercana.
    Tras trascender esto a la opinión pública, el actor en cuestión deja de vivir en la residencia del cardenal y se coge un vuelo de vuelta para Italia (entendemos que porque ya estaba suficientemente satisfecho con su inglés).
    En las últimas semanas, el actor ha vuelto a Nueva Jersey, pues así resulta de sus facebooks y demás.
    La semana pasada un periodista se acercó al cardenal Tobin a la salida del hotel de la conferencia episcopal y el cardenal reconoció el hecho de la convivencia, pero ante la insistencia del periodista, se puso poco acompañador y poco dialogante y no supo o no quiso dar más explicaciones.
    Por último, se dice que hay una altísima probabilidad de que el cardenal Tobin sea promovido a la sede de Washington en las próximas semanas.

    Estos son los hechos. Algunos interpretarán que es una jugada de ultracatólicos malvados con intención de quemar a Tobin para la sede de Washington. Otros atarán cabos con otros datos (la decidida apuesta de Tobin por la pastoral homosexual en su diócesis, el pintoresco desliz de twitter del pasado verano, etc.) y querrán extraer otro tipo de conclusiones. Yo por mi parte suspendo el juicio, aunque ganas no me faltan de lanzarme a la yugular del personaje. De hecho, estoy tentado de irme a Nueva Jersey a aprender inglés y pedir alojamiento en la residencia del sr. obispo. Seguro que me daban una habitación. Segurísimo.

  2. Tobin es profundamente imbécil, bordeando la oligofrenia, y me temo que ya lo era cuando Su Germanismo Baviérico (hay que ver qué ojo de lince tenía para escoger colaboradores) lo nombró para un alto cargo en la curia, en el que demostró abismos de idiotez himalayesca.

  3. Lo de que Tobin es del «inmediato círculo macarrista» es simplemente falso. No hay constancia de que antes del regreso de Tobin a Estados Unidos en 2012 para encargarse del arzobispado de Indianápolis uno y otro se hayan conocido jamás (ni de que después fueran especialmente cercanos). Por no haber, tampoco hay pruebas de que el nombramiento de Tobin para Newark se deba a McCarrick aunque tampoco se puede descartar, vistas las anómalas circunstancias en que se produjo. Finalmente, el sitio en cuestión padece de «franciscofobia» aguda y por sus posturas bordea con el sedevacantismo, de modo que esa noticia hay que tomarla «cum mica salis».

    1. al bobolatra le va a crecer la nariz como a pinocho por mentiroso. solo hay que señalar que tobin sabía perfectamente de las travesuras del asqueroso mccarrick y como arzobispo se ha mostrado tolerante con la homosexualidad en su arquidiócesis de newark, y por ende esos hechos por sí mismos prueban su pertenencia al asqueroso circulo macarrista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *